publicidad

Powell dimite como secretario de Estado

Powell dimite como secretario de Estado

El secretario de Estado, Colin Powell, le presentó una carta de renuncia al presidente George W. Bush.

Powell, de 67 años y cuya renuncia ha sido objeto de rumores desde hace tiempo, le ha dicho a allegados que dejará el cargo tan pronto el presidente Bush consiga un reemplazo, dijeron las fuentes, que hablaron a condición de anonimato.

La Casa Blanca emitirá en breve un comunicado confirmando la salida de Powell, dijeron los funcionarios. Según una de las fuentes, la salida de Powell se concretará en enero pero no se sabe si será antes de la toma de posesión que será el 20 de enero.

"Hoy espero cuatro (renuncias)", dijo portavoz Scott McClellan, el portavoz de la Casa Blanca. El vocero añadió que los dimitentes no necesariamente abandonarán sus cargos inmediatamente y que sus sucesores no serán anunciados el mismo lunes.

Han presentado sus renuncias, además de Powell, la secretaria de Agricultura Ann Venneman, el secretario de Educación Rod Paige y el secretario de Energía Spencer Abraham, dijo una fuente oficial.

El jefe de la diplomacia estadounidense había manifestado desde el año pasado que si Bush salía reelecto, éste no formaría parte de su gabinete en un segundo cuatrenio. También se ha informado que Powell ha tenido diferencias con el presidente estadounidense en torno a la guerra en Irak.

Se informó que Powell "entregó su carta de renuncia al presidente Bush el pasado viernes". La fuente que informó sobre la salida de Powell, que pidió no ser identificada, no aclaró si Bush había aceptado la dimisión.

publicidad

Powell, que padeció un cáncer de próstata del que está recuperado, había indicado a sus más próximos colaboradores en varias ocasiones su intención de abandonar el Gobierno, pero no se esperaba que fuera a hacerlo de manera tan inmediata.

Una vez que su dimisión sea oficial, Powell se dedicará a escribir libros, a dictar conferencias en circuitos políticos y a pasar más tiempo con su familia.

El secretario de Estado es una de las figuras más populares -y más moderadas- del gobierno de Bush, por lo que desde hace tiempo se hablaba de que estaba marginado por los llamados "halcones" o miembros más conservadores del Ejecutivo, como el vicepresidente Dick Cheney o el secretario de Defensa Donald Rumsfeld.

Aunque él calificó en reiteradas ocasiones de tonterías esas informaciones y también las que apuntaban que no tenía una buena relación con el presidente, nunca dejó claro si continuaría o no en el gabinete tras las elecciones del pasado 2 de noviembre.

Powell es el tercer peso pesado que presenta su dimisión, después del fiscal general y secretario de Justicia, John Ashcroft, quien lo hizo el pasado miércoles a través de una carta con fecha 2 de noviembre, el día de los comicios. También, la semana pasada, reunició el secretario de Comercio Donald Evans.

Powell ocupa el puesto de secretario de Estado desde el inicio del gobierno de Bush en enero de 2001, tras una brillante carrera militar.

publicidad

De temperamento moderado, Powell debió plantarse con firmeza en el ejercicio de su cargo para hacer prevalecer sus puntos de vista en el seno de una administración republicana en guerra tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra Estados Unidos.

Powell pasó por todas las jerarquías del Ejército antes de ponerse el traje de diplomático.

Nacido en abril de 1937 en el Bronx, Nueva York, hijo de una costurera y un empleado contable, ambos de origen jamaiquino, Powell obtuvo un diploma en la Universidad George Washington.

Luego realizó una carrera militar de 35 años, que lo llevó a las guerras de Corea y Vietnam.

Consejero de la Casa Blanca para asuntos de seguridad durante la gestión de Ronald Reagan (1981-1989), pasó luego a ocupar la jefatura del estado mayor conjunto, cuando la guerra del Golfo de 1990/91, bajo el presidente George Bush padre (1989-1993).

Tras su retiro en 1993, Powell se volcó a la causa de los jóvenes desfavorecidos, creando el movimiento "Americas's Promise". Rechazó ofertas políticas, incluso -en dos ocasiones- ser candidato a la vicepresidencia.

Como secretario de Estado, realizó menos viajes que sus predecesores, prefiriendo trabajar desde Washington.

Entre los nombres que se barajan para ocupar la Secretaría de Estado, uno de los que más suena es el del embajador estadounidense ante las Naciones Unidas, John Danforth. También se ha hablado de que Condoleezza Rice, la consejera de Seguridad Nacional, podría sustituirlo.

publicidad

La semana pasada el Departamento de Estado había anunciado que Powell viajaría a Chile el miércoles para participar en la cumbre de la APEC (Foro de Cooperación Asia-Pacífico) y luego a Egipto para estar presente durante la conferencia internacional sobre Irak prevista para el 22 y 23 de noviembre.

Pero el anuncio su renuncia surge un día después de que aceptara visitar a las autoridades palestinas en la ciudad cisjordana de Ramala la próxima semana, afirmó el lunes, Nabil Abú Rudeina.

Abú Rudeina, portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), declaró ante los periodistas reunidos en la Mukata, sede de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Cisjordania, que Powell visitaría Ramala la próxima semana sin especificar el día.

"En el pasado la labor que ha desempeñado la Administración estadounidense (en el conflicto palestino-israelí) ha sido muy decepcionante", afirmó Abú Rudeina, antiguo asesor y portavoz del fallecido Yasser Arafat.

Abú Rudeina expresó su esperanza de que Estados Unidos "desempeñe esta vez una labor más equilibrada y nos ayude con las elecciones, la Hoja de Ruta y la creación de un Estado palestino".

El portavoz tampoco mencionó los nombres de las personalidades con las que tienía previsto entrevistarse Powell en Ramala.

Tras la muerte el jueves pasado de Arafat, Israel y Estados Unidos han mostrado interés en reanudar los contactos con la ANP.

publicidad

Mientras, el domingo por la noche en la ciudad de Gaza, Mahmud Abás (Abú Mazen) fue atacado por un grupo de palestinos armados que le acusaron de ser un agente de Estados Unidos.

Abú Mazen, actualmente el candidato no oficial a la presidencia, es visto con sospecha por parte de la población palestina por el aparente interés de Israel y Estados Unidos de que tome el control en los territorios palestinos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad