publicidad

Pornografia infantil en L.A.

Pornografia infantil en L.A.

Un policía y un hombre con antecedentes previos entre los 55 acusados producto de una investigación de ocho meses.

"La evidencia es horrífica"

LOS ÁNGELES, California – Siete hombres del Sur de California fueron arrestados el martes como producto de una investigación federal y local de ocho meses que llevó a la imputación de cargos contra 55 personas que presuntamente produjeron o estuvieron en posesión de pornografía infantil.

Las autoridades federales dijeron que los sospechosos usaron redes computacionales P2P como Limewire para intercambiar imágenes gráficas y videos que involucraron a infantes, algunos tan pequeños como bebés.

"La evidencia es horrífica", dijo el fiscal federal Thomas O'Brien, quien anunció los cargos junto con otros 17 oficiales de varias agencias estatales, locales y federales en un conferencia de prensa en Los Ángeles.

Esta es la primera vez que agencias del orden realizan una investigación amplia contra usuarios que usan tecnologías P2P o "peer-to-peer" para compartir pornografía infantil. Los 55 sospechosos involucrados en la investigación viven en los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside, San Bernardino y Ventura.

Entre los acusados están el residente de Huntington Beach Gary Samuel Cochran, de 50 años, quien presuntamente produjo su propia pornografía infantil. También entre los acusados está Eric David Lacey, quien vivía arriba de una guardería de Hollywood mientras era buscado en Dakota del Norte en un caso que fue perfilado en el programa " America' Most Wanted".

publicidad

Un abogado y un oficial de policía también estuvieron entre los arrestados.

"Parece que existe un apetito insaciable para este tipo de imágenes", dijo Salvador Herández, subdirector del FBI en Los Ángeles, quien agregó que la pornografía infantil a menudo lleva al contacto real con niños.

De ser convictos por posesión de pornografía infantil, cada acusado enfrenta hasta diez años en prisión federal, al menos que la persona ya haya sido convicta antes por algún crimen de explotación infantil, en cuyo caso la condena mínima sería de diez años en prisión federal.

Cochran ya había sido condenado por una corte estatal por abuso sexual infantil y por posesión de materiales obscenos representando a niños involucrados en actos sexuales. Debido a sus condenas previas, Cochran podría ser sentenciado a diez años como mínimo si se le encuentra culpable de poseer pornografía infantil y 35 años como mínimo si es culpable de producirla.

(Con información de City News Service)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad