publicidad
Creyente en la Isla de Juventud, Cuba

Por sus frutos los conoceréis

Por sus frutos los conoceréis

Comentarios sobre las peyorativas palabras del cura español Isidoro Hoyos, sobre la muerte del sacerdote español Mariano Hoyos. Iglesia de Regla

Creyente en la Isla de Juventud, Cuba
Creyente en la Isla de Juventud, Cuba

El lunes 20 de julio en el periódico el Nuevo Herald salió un escrito intitulado Uno de los curas fue asesinado por su amante.En uno de sus párrafos aparece una calumnia sin precedente en la historia de la religiosidad cubana, a la vez que pone en evidencia una ignorancia sin precedente, máxime si tenemos en cuenta que los sacerdotes tienen una cultura excepcional, un caudal de conocimientos históricos profundos y el dominio de idiomas que van desde el latín antiguo, el hebreo, el griego de la koiné, al arameo, entre otras requeridas para comprender el Texto Sagrado Judeo-Cristiano, en su forma original: La Santa Biblia. En dicho artículo un sacerdote español expone el siguiente sacrilegio. Dice:Por su parte, en el diario El Mundo, un sacerdote español amigo de ambos, Isidoro Hoyos, declaró que no puede ser un robo, debido al ensañamiento, y apuntó a la acción de un desquilibrado o a un crimen ritual probablemente cometido por la santería satánica, según le comentó la policía de la embajada española.Sin lugar a dudas, una de las religiones que más respeta al catolicismo es la africana, presente en cada festividad y onomástico de su calendario, resultado del sincretismo obligado entre las culturas religiosas católica y de las etnias procedentes de las antiguas regiones Yorùbá, Congo, Kalabar, Arará, entre las conocidas.Cuando la iglesia católica enfatice en sus homilías que la virgen -los santos y las santas- no tienen que ver con las divinidades africanas, la celebración de las festividades del calendario católico pasarán, como sucede con las misas dominicales, donde asisten los miembros de sus comunidades y unas que otras personas (pidiendo una misa espiritual, robarla o cumpliendo alguna promesa; en fin, las causales pueden ser indefinidas, dadas las características del cubano que lo mismo le pide a la abuelita muerte, que se consulta con la cartomántica, pone un vaso de agua, va a la espiritista, a un Bàbálawo, un palero, etc.).Si ese momento llega, dejará de existir el interminable tumulto de personas, donde el mayor porcentaje es oficiantes de las religiones afrocubanas que asisten a esos templos a pedir, rogar, prometer y venerar a la Virgen, en la advocación Mariana correspondiente, al santo o la santa. Se aprecian con una vela encendida en mano y en rostro reflejado el respeto y la fe. Este es el panorama que se brinda a los ojos de los asistentes y transeúntes. Muchas llegan a los templos de los territorios menos imaginados.La flor y nata de la intelectualidad y afro religiosos cubanos han investigado, escrito, estudiado y dado a respetar la liturgia que nos legaron los africanos, que ustedes (españoles) trajeron como esclavos a Cuba, luego de ser cazados en sus tierras como animales. Aún se espera que el Vaticano, algún día, pida perdón al África por ese crimen de lesa humanidad y por el pecado cometido.Insignes investigadores se han consagrado a dignificar las liturgias de las religiones afrocubanas desarrolladas en el seno, y bajo el manto, de los santos y vírgenes católicas (Regla de 'şà –Ocha-, Regla de Palo Monte, Reglara Arara y la Sociedad Secreta Abacuá). Eminentes personalidades de la cultura e historia cubana escribieron y escriben sobre ella, dando a conocer a Cuba y al mundo el sufrimiento de los esclavos y la interrelación de las divinidades africanas con las católicas. Entre ellos, por mencionar algunos, se encuentran: Nicolás Valentín Angarica, Lidia Cabrera, Rómulo Lachatañeré, Fernando Ortiz, Pedro Deschamps Chapeaux, Argeliers León, Natalia Bolívar, Víctor Betancourt, Miguel Barnet, Mercedes Cros Sandoval, Teodoro Díaz Fabelo, Tato Quiñones, Heriberto Feraudy, Mirtha Fernández, Rogelio Martínez Furé, Rómulo Lachatañeré, Renée Méndez Capote, José Luciano Franco, Adrián de Souza, Carmen González Díaz de Villegas, Alejandrina Porra y J. Pérez de la Riva, por no extender la lista.Santa Bárbara Chango (Şàngó) se intitula una publicación de la muy querida etnóloga, antropóloga y escritora cubana Natalia Bolívar. Así en el cielo como en la tierra es uno de los trabajos más reveladores del awo 'rúnmìlà (Bàbálawo) (sacerdote de Ifá) Víctor Betancourt. En ambos se pone de manifiesto el respeto y la interrelación de la religión católica con la de los esclavos provenientes de la antigua región de Nigeria. Significa que sin los santos católicos la religiosidad popular cubana no identificaría a Santa Bárbara con Şàngó, a Bàbálú Ayé con el Lázaro de la parábola El rico y el mendigo, la Santísima Virgen María de la Orden de Regla con Yèmojá (Yemayá), la Santísima Virgen María de la Merced con 'bàtála, la Santísima Virgen María de la Caridad del Cobre y los Remedios con 'şùn (Ochún), etc., etc. etc.El 4 de octubre, día de San Francisco de Asís, es una fecha de importancia para los sacerdotes de las religiones afrocubanas. Los ahijados visitan a sus padrinos y se recuerda que un día los esclavos africanos acudieron al santo para que la divinidad 'rúnmìlà (Orula) se mantuviera y hoy cuenta con un oráculo predictivo adivinativo, una de cuya función primordial - mediante parábola y en un lenguaje cifrado- es aconsejar a la persona y darle a conocer su patrón de vida y conducta.Es mal llamada santería, término que semánticamente viene de santo y en las religiones africanas se adoran divinidades relacionadas con fuerzas y elementos de la naturaleza, a las que Hermes Trimegistro –el griego tres veces sabio- tres mil años antes de Cristo dijo que había que darle de comer porque tenían vida).Las religiones afrocubanas no son satánicas, en ellas no existe Satanás; sin embargo, ¿Quién es Lucifer? ¿Acaso no es un ángel?Considero, además, que es una flagrante falta de respeto al Cardenal Jaime Ortega y al Arzobispado Católico de La Habana, debido a que en el diario cubano Juventud Rebelde, de 19 de julio:Manifestó su rechazo a cualquier intento de vincular un caso con otro y a darle un matiz religioso.Los oficiantes de las religiones afrocubanas, al igual que el pueblo de Cuba, en especial el de Regla, siente que haya ocurrido tan penoso hecho, seguros de que los Tribunales competentes harán justicia.Nuestro más sentido pésame a los familiares del sacerdote asesinado. Ha sido un crimen horrendo, premeditado, con alevosía, ensañamiento y cuántos males pueda anudar en un ser humano inescrupuloso y criminal.No quiero terminar sin antes recomendarle al padre Isidoro Hoyos que estudie la identidad cubana, solo el conocimiento le hará comprender lo satánico de sus palabras.Con todo el respeto y dolor siento que ha sido vilipendiada una religiosidad impregnada en lo más profundo de la mayoría de los cubanos. Le digo a este señor cura, que nada sabe de Cuba, que estudie la identidad cubana, única forma de respetar la religiosidad de un pueblo que tiene de congo y de carabalí....Por sus frutos los conoceréis......Maybell Padilla Pérez:Licenciada en Historia (Universidad de Oriente)Licenciada en Derecho (Universidad de Oriente)Especialista en Derecho LaboralBachiller en Teología (Instituto Superior de Estudios Bíblicos y Teológicos, ciudad de La Habana.Licenciada en Teología (Ibídem).Graduada en la especialidad de Antropología Filosófica (Universidad Pontificia de Comilla, España, filial del Arzobispado de La Habana).Graduada en la especialidad de Comunicaciones (Ibídem).Investigadora de las religiones africanas.Finalista Premio Casa de las Américas. Año 2000, con el libro Iglesia Católica, trata negrera y evangelización en Cuba. Siglo XVI.Finalista Premio Casa de las Américas, Año 2007, con el libro Sacerdotisas y Brujas en Cuba Hoy.Abogada, miembro del Consejo de Asesores del Templo Ifá Ìránlówo y secretaria del Awo 'rúnmìlà Víctor Betancourt.Omo 'şùn

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad