publicidad
Daniel Garza. (Imagen cortesía).

¿Por qué los latinos conservadores evitan ser etiquetados como republicanos?

¿Por qué los latinos conservadores evitan ser etiquetados como republicanos?

Muchos latinos están ideológicamente predispuestos a considerar candidatos con valores conservadores.

Daniel Garza. (Imagen cortesía).
Daniel Garza. (Imagen cortesía).

Por Daniel Garza, Director Ejecutivo de la Iniciativa LIBRE, @danielggarza en Twitter

Según la última encuesta de la Universidad Marist, el 35 por ciento de los latinos en los Estados Unidos se considera a conservador, el 39 por ciento dice ser moderado, mientras que solo el 27 por ciento asegura ser liberal. Pew y otros investigadores han hecho la misma pregunta, y obtuvieron resultados similares. Mientras que en Washington hay mucha especulación con respecto a que los demócratas tendrían asegurado el voto latino, muchos latinos están ideológicamente predispuestos a considerar candidatos con valores conservadores al momento de una elección.

Esto no debería ser una sorpresa para nadie que haya pasado tiempo con americanos cuyas familias hayan venido de México, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, o varios otros países de Latinoamérica.

publicidad

Muchos latinos educan a sus hijos con valores arraigados a la importancia de la confianza en sí mismos y el trabajo duro. Valoramos la libertad y la oportunidad. La fe es un hecho central en nuestras vidas, y "como cualquier otro americano- nos preocupamos por el gasto excesivo del gobierno y el impacto que una gran deuda y los elevados impuestos tendrán en las futuras generaciones.

Con esto en mente, no debe ser sorpresa que tantos latinos se consideren conservadores o moderados, mientras menos de uno cada tres se considere a si mismo liberal. A muchos niveles, seguimos siendo una comunidad que apoya los principios conservadores "y donde muchos rechazan la etiqueta de liberal. Pero mientras más del 70 por ciento de los latinos se identifica como conservador o moderado "y por ende deberían estar abiertos a argumentos que vengan de candidatos de centro-derecha-, solo el 16 por ciento dice ser republicano.

Cuando apenas uno de cada cuatro latinos se llama a si mismo liberal, cerca de la mitad se identifica como demócrata (el partido de principios más liberales). Esta es una alarma seria para el partido republicano quien de manera consistente ha demostrado dificultades para ganar el apoyo de los votantes latinos. Evidentemente, algo ha salido mal en sus esfuerzos para convencer a una audiencia que debería ser receptiva de sus ideas, de que son el partido más alineados con sus valores.

Al mismo tiempo, esto representa una oportunidad. Si los candidatos republicanos se comprometen a acercarse a la comunidad latina, todo indicaría que pueden ganar adeptos entre los latinos que de por sí ya estarían predispuestos a captar su mensaje.

publicidad

La realidad es que cuando los republicanos nominan a un candidato que entiende las prioridades de los latinos y hace un esfuerzo consciente por demostrar que sus propuestas políticas están alineadas con las aspiraciones de la comunidad y apelan directamente a ella, tienen gran éxito. El senador Cory Gardner ganó la mitad de los votos latinos en Colorado en 2014. En Texas, el gobernador Greg Abbott y el senador John Cornyn consiguieron un apoyo impresionante en la comunidad hispana.

Incluso en Kansas y Georgia, los republicanos vieron el nivel de apoyo de la comunidad hispana superando el 40 por ciento. Tanto Ronald Reagan como George W. Bush "conservadores que priorizaron el acercamiento a los hispanos- lograron un apoyo superior al de otros candidatos republicanos. Bush logró un 44 por ciento del voto latino " un hito entre los republicanos en los últimos 40 años.

Mientras muchos votantes latinos son escépticos con respecto al partido republicano, los buenos candidatos han podido superar la desconfianza. Al demostrar que tienen planes claros y políticas que ayudarían a nuestras familias "y al demostrar que respetan a la comunidad latina y que la toman en serio-, han logrado ganar un mayor apoyo. Esta oportunidad y desafío están al frente nuevamente, ahora que los pre-candidatos republicanos han comenzado a anunciar sus planes para 2016.

Candidatos como Marco Rubio, Ted Cruz, Rand Paul, Jeb Bush, Chris Christie, y otros, ya han demostrado su habilidad para llegar a los latinos en sus propios estados. Después de ocho años de administración Obama, ellos intentarán demostrar a los americanos de clase media que tienen mejores ideas para mantener bajos los costos de salud, implementar políticas para fomentar el crecimiento del empleo en el sector privado, y ayudar a las familias a ganar más para poder empezar a construir un mejor futuro.

publicidad

En concreto, a pesar de todo lo que se habla en Washington acerca de las mejoras, todavía hay millones de trabajadores americanos que están viviendo cheque a cheque. Están preocupados por sus trabajos, por las escuelas de bajo rendimiento, y quieren ver como se resuelven desafíos como la reforma migratoria bipartidista "sin acudir a órdenes ejecutivas que sólo buscan resultados temporales y parciales. Los trabajadores saben que América puede estar mejor "y ha estado mejor. Los trabajadores buscan candidatos que puedan ofrecer resultados basándose en un liderazgo fuerte.

Sea quien fuera el candidato presidencial republicano, él " o ella- debería reconocer que podría haber más apoyo de los latinos, sólo si está dispuesto a trabajar duro para ganar ese apoyo. Esto requerirá un compromiso personal, contratar un equipo que sea influyente en nuestra comunidad, desarrollar un mensaje que sea inclusivo, y venir a encontrarse directamente con nuestras comunidades. Con un esfuerzo real, tienen la oportunidad de mejorar sus resultados del pasado y convencer a los conservadores escépticos "que comparten sus ideas para una sociedad mejor y más libre- para que se paren junto a ellos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad