publicidad
Donald Trump durante un mitin en Tampa, Florida, en noviembre.

¿Podrá Trump seguir tuiteando desde la Casa Blanca? Sí, pero menos

¿Podrá Trump seguir tuiteando desde la Casa Blanca? Sí, pero menos

El presidente electo ha seguido utilizando Twitter como en campaña para atacar a los medios o difundir mentiras. Su mejor opción para seguir haciéndolo es utilizar el teléfono de otros.

Donald Trump durante un mitin en Tampa, Florida, en noviembre.
Donald Trump durante un mitin en Tampa, Florida, en noviembre.

Una de las obsesiones de Donald Trump desde que ganó las elecciones es si podrá conservar su móvil, el Samsung con el que suele tuitear.

El presidente electo no ha perdido sus hábitos de compartir sus pensamientos por la noche o a primera hora de la mañana y de insultar a quienes considera sus enemigos: desde su victoria, sus tuits se han dirigido contra la CNN, el New York Times, los medios en general o el musical Hamilton.

También han servido para difundir información falsa.

En varias ocasiones ha mencionado lo “orgulloso” que está de tener millones de seguidores en Twitter.

Ahora bien, como presidente, la Casa Blanca tiene exigencias particulares de seguridad. Trump podría saltarse los consejos del servicio secreto pero la rebelión podría traerle numerosos problemas a corto plazo si sus comunicaciones son vulnerables. Cualquier interacción en internet puede permitir, por ejemplo, que espías conviertan su móvil en un micrófono.

Relacionado
Donald Trump en Nueva York en la noche electoral.
Por qué Trump miente en sus tuits sobre las elecciones
El presidente electo ha sembrado dudas sobre el recuento y sobre la limpieza del proceso. Muchos detalles demuestran que lo que dice no es verdad

La Blackberry de Obama

El presidente Barack Obama también quería conservar su propio teléfono en 2009, en ese caso una Blackberry. El compromiso al que llegó con el servicio secreto fue que se limitaran las capacidades del teléfono y que sólo pudiera intercambiar emails con unas pocas personas elegidas, que además también tendrían restricciones con esos mensajes (por ejemplo, no pueden reenviarlos).

Ahora Obama ya no tiene Blackberry, sino otro móvil con funcionalidades muy básicas. El presidente no puede tuitear ni navegar por la red por motivos de seguridad.

En 2012, durante la campaña, tuvo problemas para hacer una llamada desde un iPhone que le dejó su director de viajes.

Hace unos meses le explicó a Jimmy Fallon que tenía el teléfono de “un niño de tres años”, donde no puede hacer llamadas, ni escuchar su propia música y ni siquiera hacer fotos.

publicidad

Algunos de los tuits desde la cuenta de @POTUS los firma el presidente, con sus iniciales, pero en ese caso son mensajes que ha puesto desde el teléfono de otro empleado de la Casa Blanca. Tambien tienen más acceso a redes y a internet su mujer y sus hijas.

El móvil de Melania

Ésa podría ser la salida de Trump. Puede intentar llegar a un compromiso con el servicio secreto, pero la opción a la que podría recurrir es tuitear desde los móviles de sus familiares o de sus empleados. En este último caso, es más improbable que siguiera compartiendo los tuits más irritados, que suele hacerlos por la noche o al alba.

Si tiene a mano el teléfono de Melania, sería más fácil. Pero la próxima primera dama asegura que se quedará al menos seis meses en su casa en Nueva York y no se mudará a Washington con lo que Trump tampoco tendrá en principio su teléfono a mano.

Relacionado
¿Podrá Trump seguir tuiteando desde la Casa Blanca? Sí, pero menos Getty...
Melania Trump defiende a su esposo diciendo que tiene "dos niños en casa" y él es uno
Además de usar el mismo argumento de "fue solo una charla de chicos", dice que el magnate fue "incitado" a decir cosas obscenas para justificar su comportamiento en el video lascivo de 2005. Sus declaraciones llegan en medio de una ola de denuncias que enfrenta el candidato republicano por acoso sexual.

Desde el 20 de enero, además de su propia cuenta, Trump podrá tener acceso, aunque sea a través de empleados, a la cuenta oficial del presidente de Estados Unidos.

La transición digital

La Casa Blanca ya tiene un plan de “transición digital”, el primero ya que las cuentas en redes sociales se abrieron en estos ocho años de Obama.

Según el plan que explica aquí Kori Schulman, la responsable digital de la Casa Blanca, la cuenta de @POTUS, igual que las de @FLOTUS o @VP, conservarán sus seguidores, pero el 20 de enero aparecerán vacías de tuits.

Relacionado
Aunque no tiene tantos seguidores en Twitter como Barack Obama –que cuen...
En las entrañas de la cuenta de Twitter @realDonaldTrump
El presidente electo Donald Trump dijo que amaba Twitter porque era como tener un periódico sin pérdidas. Su campaña fue transmitida por él a través de esta red social, muchos le han atribuido su triunfo a esta herramienta y, al parecer, su gobierno será más de lo mismo. ¿Qué tanta potencia real tiene?

Los tuits de los actuales ocupantes de esos puestos quedarán almacenados en nuevas cuentas (los de Obama pasarán a @POTUS44) y también serán conservados en los Archivos Nacionales, como cualquier otra comunicación del pasado en papel, fax o email. Se hará lo mismo en Facebook, Snapchat, Instagram o Medium.

Los ex de la Casa Blanca tuitearán (si quieren) desde sus cuentas personales, como @barackobama y @michelleobama.

A partir de entonces, Trump y su nuevo equipo tomarán el mando de las cuentas oficiales.

Trump asegura que será “moderado”, pero de momento ha dado pocas señales de cambio, difundiendo mentiras, alentando a sus seguidores para que acosen a periodistas y lanzando o retuiteando insultos.

Los tweets más exitosos (por retweets) de Donald Trump
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad