publicidad
Jimmy Morales, presidente de Guatemala

Jimmy Morales asume como presidente de Guatemala

Jimmy Morales asume como presidente de Guatemala

El comediante recibió el mando de su predecesor Alejandro Maldonado.

Jimmy Morales, presidente de Guatemala
Jimmy Morales, presidente de Guatemala

El cómico Jimmy Morales asumió este jueves como presidente de Guatemala, un país cansado de la corrupción y marcado por la desigualdad, la violencia y la pobreza.

En un acto celebrado en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, en la capital guatemalteca, Morales, de 46 años, recibió el mando y las insignias de su antecesor, Alejandro Maldonado, mientras que el exrector de la estatal Universidad de San Carlos (Usac) Jafeth Cabrera fue nombrado su vicepresidente.

"No nos resignemos más al pesimismo. Una nueva Guatemala es posible y vale la pena. Las cosas pueden ser mejores. Las cosas no cambian de la cosa a la mañana pero sí cambian y en nosotros está el pasar de la noche de la corrupción al amanecer de la transparencia", dijo Morales en su discurso de investidura en el que instó a los guatemaltecos a trabajar unidos.

En su alocución, el mandatario tuvo muy presentes las marchas ciudadanas que acabaron con la caída y el enjuiciamiento por corrupción del expresidente Otto Pérez Molina y prometió luchar contra la corrupción, la desigualdad y la desnutrición infantil.

Morales aseguró que será fiel a su promesa de campaña de no tolerar la corrupción ni el robo. "Lo podemos cumplir y vamos a hacerlo desde el primer día", sostuvo al señalar que en su gobierno serán "drásticos y severos contra el que pretenda robar y caerá sobre él el peso de la ley". "Se nos muere la gente en los hospitales porque el dinero no llega a donde tiene que llegar", lamentó.

Además, se comprometió a implementar un programa para combatir la desnutrición infantil, en un país en el que el 50% de los niños la sufren.

publicidad

En ese sentido, se comprometió con la "meta ambiciosa" de reducir un 10% de la desnutrición crónica en diez años. "Me han dicho que eso es imposible, que se necesitaría un milagro pero yo creo en los milagros", apuntó.

E insistió en una juramentación por la que se comprometió "a dar lo mejor de sí, a hacer el bien siempre en público y en privado a defender lo que hemos logrado y a no dar un paso atrás" para hacer una Guatemala feliz.

Morales ganó la presidencia el 25 de octubre pasado de 2015 en la segunda vuelta por el 67% de los votos, luego de que enormes movilizaciones contra la corrupción derribasen al gobierno.


Y los guatemaltecos advirtieron este jueves que seguirán fiscalizando al gobierno. En la misma jornada en la que se instaló el Congreso para la legislatura 2016-2020, grupos de manifestantes exigían en las calles transparencia y justicia.

Lea también: La incertidumbre reina en el relevo presidencial en Guatemala

Previamente al traspaso de mando en la presidencia, los congresistas juraron sus cargos. La instalación del Congreso comenzó con un retraso de casi dos horas por falta del quórum necesario -al menos 80 de los 158 diputados- y por las negociaciones privadas para elegir a la nueva Junta Directiva.

Finalmente, Mario Taracena fue elegido como presidente del parlamento, mientras que Oswaldo Iván Arevalo fue elegido como primer vicepresidente, Felipe Alejos, segundo vicepresidente y Rudy Castañeda, tecer vicepresidente.

publicidad

Tras los nombramientos, el presidente saliente de Guatemala, Alejandro Maldonado, rindió el informe de sus pocos más de cuatro meses al frente del gobierno, que asumió tras la renuncia de Otto Pérez Molina en prisión preventiva por actos de corrupción.

Maldonado califico de "graves" los problemas de pobreza y la violencia que sufre el país.

Morales y Biden
Morales y Biden

Antes de la toma de posesión, el presidente Morales se reunió con el vicepresidente estadounidense Joe Biden, a quien le pidió que otorgue a los ciudadanos de su país el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés).

Por su parte Biden ofreció a Jimmy Morales trabajar juntos contra la corrupción y mejorar la situación integral de Centroamérica para desalentar la migración hacia el norte.

A la reunión entre ambos también se unieron los presidentes de El Salvador y Honduras, Salvador Sánchez Cerén y Juan Orlando Hernández, respectivamente.

La visita de Biden tiene un significado especial: se trata de la primera vez en 30 años que Estados Unidos envía un representante de ese nivel a un cambio de mando y lo hace en un momento en que Washington está preocupado por las olas de inmigrantes centroamericanos que tratan de llegar a territorio estadounidense.

publicidad

Morales es el octavo presidente civil electo al concluir en 1996 los 36 años de una cruel y sangrienta guerra en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad