publicidad
La Casa Blanca y el presidente Trump han quedado mal con la cascada de filtraciones que han salido del gobierno.

El "peligroso precedente" de filtrar conversaciones telefónicas no solo daña a Trump

El "peligroso precedente" de filtrar conversaciones telefónicas no solo daña a Trump

Un día después de que ‘The Washington Post’ publicara transcripciones de conversaciones que el presidente Trump tuvo con el mexicano Enrique Peña Nieto y el australiano Malcolm Turnbull, demócratas y republicanos por igual han condenado la práctica de filtraciones que advierten que afecta la seguridad nacional.

La Casa Blanca y el presidente Trump han quedado mal con la cascada de f...
La Casa Blanca y el presidente Trump han quedado mal con la cascada de filtraciones que han salido del gobierno.

Si un presidente de EEUU no puede tener la confianza de que sus conversaciones telefónicas con líderes del mundo hechas desde la privacidad del Despacho Oval van a mantenerse en secreto ¿cómo podrán esos interlocutores hablar con franqueza? ¿Cómo podrá garantizarse la seguridad nacional?

Esos son los argumentos de la Casa Blanca tras la publicación en The Washington Post de llamadas que tuvo entre el 26 y 27 de enero el presidente Donald Trump con el mexicano Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Australia Malcolm Turnbull, y curiosamente han recibido el respaldo respaldan políticos republicanos y demócratas por igual.

Relacionado
Promo Peña Trump
Esta es la charla telefónica completa entre Peña Nieto y Trump, comentada y traducida en español

Poco antes de que el fiscal general Jeff Sessions anunciara este viernes que su departamento ha abierto investigaciones y que atacará decididamente la filtración de información a los medios, el senador Marck Warmer, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia, aseguró que el Congreso debería investigar esas filtraciones

“Creo que es una desgracia que (las transcripciones) salieron a la luz”, dijo Warmer, que encabeza una de las investigaciones que se realizan en el legislativo sobre la supuesta colusión de la campaña republicana con hackers rusos, el llamado ' Rusiagate'.

Otra persona que ha sido muy crítica del presidente Trump, David Axelrod, quien fuera asesor de Barack Obama, también le preocupa el precedente que se establece.

publicidad

“Transcripciones de las llamadas de @POTUS con líderes de México; Australia son vergonzosas. Sin embargo, filtrarlas sienta un terrible precedente.


El ex portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, cuestionó en su cuenta Twitter la revelación de las conversaciones de Trump.

“Me habría vuelto loco si trascripciones de las llamadas de Obama con líderes internaciones se hubieran filtrado. Él no haría sonado tan tonto, pero aun así es absurdo”,


El gobierno de Trump se ha visto acorralado por las constantes filtraciones a los medios de informaciones sobre enfrentamientos internos y choques del presidente con algunos de sus principales colaboradores que proyectan una imagen de caos dentro de la Casa Blanca.

La asesora presidencial Kellyanne Conway advirtió que esas filtraciones pueden llegar a poner en peligro la seguridad nacional.

“Filtrar esas llamadas telefónicas entre nuestro presidente y otros jefes de estado no es menos que una desgracia nacional”.

Viejo problema

El de Trump no es el primer gobierno en lidiar con el problema de las filtraciones, un fenómeno que se hace cada vez más común a medida que la tecnología facilita la copia y difusión de materiales del gobierno sensibles o clasificados.

Tradicionalmente, los medios en EEUU se amparan en decisiones de la Corte Suprema de Justicia que indican que los periodistas no pueden ser procesados por la publicación de materiales clasificados, ni siquiera cuando afecten la seguridad nacional, salvo que ellos hayan violado la ley para hacerlo o alentado a otros.

publicidad

El caso emblemático tras el que se ampara la prensa es el de los llamados Papeles del Pentágono en 1971, cuando el supremo dictaminó que el gobierno de Richard Nixon no podía impedir que The New York Times ni The Washington Post publicaran los documentos secretos del Departamento de Defensa sobre la historia de la guerra en Vietnam que fueron obtenidos por el ex analista militar Daniel Ellsberg.

Trump amenazó a Peña Nieto por decir que no pagaría por el muro, según una transcripción Univision

Sin embargo, Paul Rosenzweig, ex subsecretario del Departamento de Seguridad Nacional parece coincidir con la asesora presidencial.

Rosenzweig escribióen el blog especializado en asuntos de seguridad Lawfare que aunque pueda ser “divertido” dar ese tipo de documentos a la prensa, el “filtrador” está “afectando gravemente a EEUU”.

“Primero, estás destruyendo las normas de una manera que no es menos perturbante que el aberrante comportamiento del presidente. Y no tienes la excusa de que no lo sabes, tú lo sabes”, escribe Rosenzweig, quien asegura que él tampoco le gusta Trump (como asume que sea el caso de quien está entregando a información a los medios)

“Piensa cómo cae esto en otros gobiernos. ¿tendrá algún líder extranjero una conversación franca con un presidente estadounidense alguna vez? Por qué deben ellos asumir que este tipo de filtraciones se detendrán cuando se vaya Trump”.

En fotos: Las renuncias y despidos más resonantes de estos 9 meses de gobierno de Trump
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad