publicidad
Donald Trump campaigns in Houston, Texas on Sept. 15, 2016.

Con 9 meses gobernando y pocas promesas cumplidas, Trump recauda fondos para su reelección

Con 9 meses gobernando y pocas promesas cumplidas, Trump recauda fondos para su reelección

El mandatario republicano viajó a Dallas, Texas, para actos de recaudación de fondos en medio de críticas por no haber podido desmantelar Obamacare, comenzar a construir el muro en la frontera con México o sacar a EEUU del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Esto sin agregar la creciente oposición por su poco ortodoxa manera de manejar la crítica.

Donald Trump campaigns in Houston, Texas on Sept. 15, 2016.
Donald Trump campaigns in Houston, Texas on Sept. 15, 2016.

Donald Trump visita Dallas este miércoles para comenzar a llenar las arcas de su campaña por la reelección, a pesar de no haber cumplido ni siquiera un año en la Casa Blanca. El estado es la cuna de las donaciones para el Partido Republicano, pero las preocupaciones por la agenda local son un dolor de cabeza seguro para el mandatario.

Es la primera visita para recaudar fondos en Texas desde que se convirtió en presidente. Un mes más tarde de lo planeado, ya que los estragos del huracán Harvey lo obligaron a posponer el evento. Las entradas varían entre $2.700 y $100.000 dólares y la mayoría del dinero se destinará para el Comité Nacional Republicano.

publicidad

Pero la visita de Trump pone sobre el tapete graves tensiones entre los conservadores texanos y la Casa Blanca. Una nueva encuesta realizada por la Universidad de Texas y el diario The Texas Tribune mostró que un 61% de los votantes en el estado creen que el país va en una dirección errada. Tan sólo un 29% opininó que la nación va por el camino correcto.

Cuando indagaron específicamente respecto a la economía, un 43% de los participantes dijo que estaba mejor que hace un año, mientras un 33% aseguró que era igual y solo un 22% dijo que la economía está peor.

Texas además es la casa de los presidentes Bush 41 y 43. El clan conservador tiene redes fuertes en el estado y la mayoría desaprueba el liderazgo del también magnate de bienes raíces.

En un discurso la semana pasada George W. Bush criticó fuertemente a Trump sin decir su nombre. "El fanatismo parece fortalecido. Nuestra política se ha vuelto más vulnerable a las teorías conspiratorias y los montajes descarados", dijo.

Relacionado
El expresidente Barack Obama durante el evento de campaña en Nuev...
Dos expresidentes, Obama y Bush hijo, critican en público a Trump en un mismo día


Campaña por la reelección

Los grandes donantes tendrán la oportunidad de sentarse uno a uno con Trump en una habitación especialmente dedicada para los VIP. La ciudad de Dallas fue esencial para la recaudación de fondos en la campaña de 2016. En términos de donantes fue la tercera urbe que generó más dinero, según datos de Center for Responsive Politics con $3,035,404.

Houston fue la ciudad número uno con $3,799,481 y el estado de Texas en general logró $18,178,309, lo que se tradujo en un 10.6% de todo el dinero recaudado por la campaña republicana.

Según Mark Jones, analista político y académico de la Universidad de Rice durante su carrera presidencial Trump no recaudó tanto dinero de los donantes republicanos tradicionales de Texas en comparación con candidatos anteriores como John McCain o Mitt Romney.

“Entre los texanos Trump ha mantenido la mayor parte de su apoyo en su base, no ha aumentado. Los donantes locales no respaldaron a Trump en el principio e incluso no se unieron tras su nominación”, dijo.

Según el experto el panorama no ha mejorado tras nueve meses en la Casa Blanca. “Creo que ahora hay frustración entre los donantes republicanos. Están molestos por los errores que ha cometido y el caos en el manejo del gobierno, además de su comportamiento poco presidencial”, explicó Jones.

Agenda local

Junto con los grandes temas en la agenda nacional como la reforma de salud y tributaria, además del presupuesto, en Texas hay ciertos puntos en la agenda de campaña de Trump que tocan fibras sensibles: la construcción del muro fronterizo y la salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

Relacionado
Los senadores Jeff Flake, John McCain y Bob Corker pueden representar un...
Trump tiene ahora tres archienemigos republicanos en el Senado: ¿por qué debería temerles?

El Departamento del Interior está en espera de varios prototipos para iniciar los trabajos en la frontera. La idea es definir el futuro estándar en el diseño de la promesa insigne en la campaña del magnate.

Pero con la gran interdependencia entre Texas y México, líderes estatales temen que la nueva estrategia multisectorial de seguridad en la frontera obstaculice el flujo que se ha creado en ambas zonas luego de décadas de trabajo.

"El muro destruirá a nuestra comunidad, se interpondrá en los derechos de terreno y acabará con la vida salvaje del Valle del Río Grande", escribieron en una carta los legisladores demócratas de Texas Joaquín Castro, Filemón Vela y Henry Cuellar.

Por otra parte NAFTA ha generado gran presión local. “He hablado con varios empresarios, republicanos y les importa mucho que NAFTA se mantenga fuerte. En la parte energética había mucha expectativa en el crecimiento con México”, explicó a Univisión Noticias Artemio Muniz presidente de la federación de hispanos republicanos en Texas.

publicidad

Trump ha amenazado con terminar NAFTA en varias oportunidades.


El 17 de septiembre terminó la cuarta ronda de negociaciones entre los ministros de Economía y de Exteriores de México y Canadá y el representante comercial de Estados Unidos, quienes al finalizar realizaron declaraciones pesimistas por los pocos acuerdos alcanzados en dos meses de conversaciones.

Ahora las negociaciones se extenderán hasta el primer trimestre del 2018, un punto que ha apaciguado los ánimos, pero que mantiene la incertidumbre en el país y sobre todo en la estrella solitaria.

“Texas ha sido por mucho tiempo el ATM de los candidatos republicanos. Pero aquí hay mucha gente esperando ser escuchada. Esa es la expectativa”, concluyó Muniz.

Trump dice una cosa y sus subordinados la contraria: así contradice al presidente su propio equipo
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad