publicidad

Cómo el ‘Rusiagate’ amenaza con salpicar a los demócratas por sus contactos con Paul Manafort

Cómo el ‘Rusiagate’ amenaza con salpicar a los demócratas por sus contactos con Paul Manafort

Aunque no ha sido acusado de nada, Tony Podesta, un cabildero muy cercano al Partido Demócrata, renunció a su empresa por su relación con el exjefe de campaña de Trump hoy acusado de 12 delitos por el fiscal especial que investiga la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EEUU.

Tony Podesta

Podesta es uno de los nombres más fuertes en Washington. La mayoría lo identifica con John Podesta el ex presidente de campaña de Hillary Clinton, pero es mucho más que eso. Detrás está Tony Podesta, cabildero y donante fuerte del Partido Demócrata. Ahora el nombre también está ligado con Rusiagate y el pantano de corrupción asociado al escándalo.

Mientras los republicanos y sobre todo Donald Trump intentan desmarcarse de Rusiagate, la caída de Tony Podesta y la investigación sobre el acuerdo de venta de Uranio a Rusia por parte de Estados Unidos, firmado en 2010 bajo el gobierno Barack Obama, les ofrecen una distracción del juicio público por las sospechas de colusión con Rusia.

publicidad

El martes el presidente escribió en su cuenta de Twiter, que la historia más grande es "Podesta corriendo de su firma. Lo que él sabe de los demócratas corruptos es demoledor. Él y su hermano podrían drenar el pantano", dijo.


Podesta es reconocido como uno de los principales cabilderos del país, quien fundó junto con su hermano la firma Podesta Group en 1988. El 2016, la compañía obtuvo $24 millones en ganancias.

Este lunes Tony Podesta se vio forzado a renunciar a su imperio, ya que trabajó junto a Paul Manafort y Rick Gates para mejorar la imagen del gobierno ucraniano; los primeros en caer en medio de la investigación del llamado Rusiagate, encabezada por el fiscal especial Robert Mueller.

Una persona que participó en la reunión con su equipo aseguró a The New York Times que Podesta habría dicho que en las condiciones actuales es "imposible liderar una compañía de relaciones públicas".

Relacionado
Paul Manafort en julio de 2016 en la Convención Republicana de Cl...
Qué significa para Trump que su exjefe de campaña esté acusado de conspirar contra EEUU

Manafort y Gates fueron acusados de doce cargos, entre ellos conspirar contra Estados Unidos, lavado de dinero y hacer declaraciones falsas a agencia de gobierno.

Ambos ocultaron que trabajaron para el gobierno del presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, entre 2010 y 2014, una figura cercana a Vladimir Putin.

En la acusación Mueller especificó que Manafort y Gates contactaron a la “compañía A” y compañía B” en 2012 para cabildear para el gobierno ucraniano. Con la segunda se refirió al Grupo Podesta, según fuentes que conocen la investigación.

En abril de este año Podesta Group presentó retroactivamente reportes de cabildeo al Departamento de Justicia que detallaron su trabajo para el Centro Europeo por una Ucrania Moderna, una organización pro rusa.

publicidad

Según el documento Manafort y Gates pagaron cerca de $2 millones a ambas compañías.

Para el estratega republicano Alfonso Aguilar, el hecho de que Podesta esté involucrado en el caso tiene un impacto político fuerte. “Es la prueba de lo que siempre ha dicho Donald Trump... que existe un pantano corrupto en política, en que están involucrados republicanos y demócratas”, aseguró.

Una figura influyente

Podesta estudió ciencia política en la Universidad de Chicago y se graduó en 1967. Luego cuando estaba en Massachussets Institute of Technology MIT dejó sus estudios para trabajar en la campaña presidencial del senador Eugene McCarthy en 1968. Ese fue el inicio de una amplia carrera asesorando campañas políticas como las de George McGovern, Ted Kennedy y Walter Mondale, entre otros.

En 1981, cofundó People for the American Way, una organización liberal que encabezó hasta 1987. Luego se abocó completamente a la construcción del Grupo Podesta.

Entre los clientes más grandes de su firma figuran compañías como Bank of America, Airbnb, Samsung, además de gobiernos extranjeros como Egipto.

Conexión con Clinton

El Grupo Podesta está fuertemente asociado con la ex candidata demócrata, no sólo por el rol que jugó John Podesta en su campaña, aunque no trabajara en la firma durante ese periodo.

publicidad

Tony Podesta realizó varios eventos de recaudación de fondos para la campaña de Clinton y su firma cabildeó fuertemente al Departamento de Estado en favor del gobierno de Ucrania (pro ruso), durante el periodo en que fue dirigido por la ex Primera Dama.

El Grupo Podesta sostuvo al menos 32 reuniones con el Departamento de Estado en 2012, cuando Clinton estaba supervisando la elección en Ucrania. En paralelo John Podesta era asesor del presidente Barack Obama. Aunque no estaba desempeñando una función activa en la firma desde 1993, seguía siendo parte de ella como uno de sus fundadores.

Estrategas demócratas como José Parra de la firma ProsperoLatino, ven el caso de Podesta como secundario ante el contexto general.

“Los encausados son Manafort y su socio; el que se declaró culpable fue George Papadoulous -ex asesor de política exterior de Trump-. Lo de Podesta lo veo como una distracción porque a final de cuentas de acuerdo a los servicios de inteligencia, Rusia interfirió en las elecciones aquí y lo hizo para beneficiar a Trump”, dijo.

“Podesta es un cabildero que cometió un error, mientras que Manafort era el jefe de campaña del presidente quien estaba trabajando para el enemigo y por eso está acusado de conspirar contra Estados Unidos”, agregó.

Hasta ahora no se han levantado cargos contra Tony Podesta, pero Mueller lo está investigando a él y su firma. .

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad