publicidad
Simpatizantes se hacen fotos con el presidente Donald Trump este miércoles antes de salir de viaje hacia Dallas para un evento de recaudación de fondos.

Clinton pagó el dossier del 'Rusiagate', pero ¿por qué esta revelación no es tan positiva para Trump?

Clinton pagó el dossier del 'Rusiagate', pero ¿por qué esta revelación no es tan positiva para Trump?

El presidente y sus aliados se sienten reivindicados por la exclusiva del Washington Post que, según ellos, prueba que la investigación del 'Rusiagate' es "una caza de brujas". Pero la realidad es que poco cambian las cosas. Clinton no cometió ninguna ilegalidad y Trump seguirá investigado por su posible colusión con Rusia.

Simpatizantes se hacen fotos con el presidente Donald Trump este miércol...
Simpatizantes se hacen fotos con el presidente Donald Trump este miércoles antes de salir de viaje hacia Dallas para un evento de recaudación de fondos.

La campaña de Hillary Clinton pagó en parte la investigación que llevó al dossier lascivo sobre las conexiones de Donald Trump y el Kremlin redactado por un exespía británico, según una exclusiva del diario Washington Post.

Marc E. Elias, un abogado que representaba a la campaña de Clinton y al máximo órgano de los demócratas, el Comité Nacional Demócrata (DNC) contrató a Fusion GPS, la firma de Washington que condujo la investigación y que pagó al exespía, Chritopher Steele.

La noticia es música para los oídos del presidente Donald Trump y sus aliados republicanos porque aparentemente confirma lo que llevan diciendo desde hace meses: que Fusion GPS, los demócratas y toda la investigación oficial sobre Rusia es en realidad "una caza de brujas". Desde que se conoció la noticia, Trump y sus aliados están hablando sin parar de ella.

El presidente tuiteó esta mañana: "La campaña de Clinton & el DNC pagaron por investigación que llevó al dossier falso anti-Trump. La víctima aquí es el presidente. @FoxNews."

Pero el presidente está tratando de confundir a los votantes sobre el verdadero alcance de esta noticia. A continuación te explicamos qué significa realmente la exclusiva de Washington Post.

¿Qué cambia con esta noticia?

Antes de la exclusiva del Washington Post, numerosos reportes, entre ellos éste del New York Times, habían señalado desde hace meses que la firma GPS trabajó para "los demócratas". Este otro de CNN, informa que el dossier "fue financiado por grupos y donantes que apoyaban a Clinton".

También se sabía que antes de "los demócratas", Fusion GPS trabajó para un candidato republicano en primarias.

Lo que añade el reporte del diario de la capital es que la campaña de Clinton (además del DNC) pagó en parte por ese reporte.

publicidad

¿Es ilegal que Clinton pagara por el dossier?

Los demócratas recalcan que el pago para investigar las actividades de Trump en Rusia no se sale de una práctica habitual en las campañas en EEUU: pagar por investigación de oposición ( oposition research).

Lo único inusual en este caso es que la investigación de la oposición se extendió a Rusia porque el candidato republicano a presidente parecía estar colaborando con los rusos durante la campaña.

¿Qué sabía Clinton sobre el dossier?

Dos reporteros del diario New York Times criticaron en Twitter a la campaña de Clinton y el DNC por mentir al negar que pagaron por el dossier.


Su antiguo portavoz de campaña Brian Fallon ha hablado tras la noticia del Washington Post, defendiendo los esfuerzos por conocer información dañina sobre Trump, aunque asegura que no supo nada sobre el dossier hasta después de la elección.

Fallon dijo en CNN este miércoles que no sabe si Clinton tenía conocimiento del dossier. "Bueno, puede que supiera. No sé el alcance de qué sabía ella exactamente".

Se hace difícil creer que Clinton no lo supiera. El dossier tomó el alcance de leyenda antes de la elección. Circuló por las redacciones de los grandes medios, que no lo publicaron porque las acusaciones eran de gran alcance y no habían sido comprobadas de forma independiente.

Buzzfeed lo publicó en enero justo antes de la primera rueda de prensa de Trump tras la elección, desatando una tormenta política.

publicidad


Un momento... ¿No trató Trump de hacer lo mismo?

Se podría pensar que las maniobras del equipo de campaña de Clinton son similares a las del hijo mayor de Trump, Donald Trump Jr., cuando se reunió en la Torre Trump de Nueva York con rusos con conexiones con el Kremlin que le habían prometido información dañina sobre Clinton. Según Trump y su círculo, los rusos no ofrecieron nada de valor y la reunión acabó versando sobre otros asuntos.

Pero –y éste es un gran pero– hay una diferencia crucial entre lo que hizo la campaña de Trump y la de Clinton: la identidad de la fuente de la información dañina. La ley estadounidense prohíbe que los extranjeros den algo de valor a una campaña electoral. Trump Jr. está siendo investigado por aquella reunión, que ha sido señalada como la prueba más clara de una colusión entre el Kremlin y Trump para vencer a Clinton.

¿Qué dice el dossier?

El dossier de 35 páginas alega que el gobierno ruso tenía desde antes del comienzo de la campaña presidencial información comprometedora sobre Trump y que el Kremlin estaba comprometido en un esfuerzo por ayudarlo en su campaña para presidente.

"El régimen ruso ha estado cultivando, apoyando y asistiendo a Trump por al menos cinco años. El objetivo, apoyado por Putin, ha sido fomentar fracturas y divisiones en la alianza occidental", reza el documento. Según el informe, los agentes de inteligencia los agentes de inteligencia rusos organizaron y monitorearon "actos sexuales pervertidos" con el objetivo de chantajearle.

publicidad

¿Es falso el contenido del dossier?

Trump ha dicho que el dossier es "cosa totalmente inventada". En realidad, el FBI ha confirmado parte de la información contenida en el documento. Otros detalles, incluidas las acusaciones más sensacionales, no se han verificado y es posible que nunca se puedan verificar.

Es importante resaltar que la investigación del 'Rusiagate' no consiste únicamente en una verificación del dossier y hay otros elementos de prueba independientes.

Así pues, por mucho que Trump se queje, la investigación sobre su posible colusión con Rusia para ganar la elección seguirá adelante. Un fiscal especial, Robert Mueller, y varios comités del Congreso están realizando pesquisas.

En fotos: Los tres mosqueteros del Senado contra Donald Trump
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad