publicidad
.

Legisladores de Florida vivieron 'la lucha diaria' de sobrevivir con el...

La lucha por el salario mínimo en Estados Unidos.

Legisladores de Florida vivieron 'la lucha diaria' de sobrevivir con el salario mínimo

Legisladores de Florida vivieron 'la lucha diaria' de sobrevivir con el salario mínimo

“Pude ver lo difícil que es vivir con el actual salario mínimo”, señaló el legislador Víctor Torres.

La lucha por el salario mínimo en Estados Unidos.
La lucha por el salario mínimo en Estados Unidos.


“Pude ver lo difícil que es para una sola persona vivir con el actual salario mínimo y me permitió tener una idea de la lucha diaria que libran las familias” que perciben ese sueldo, señaló Víctor Torres, miembro de la Cámara de Representantes de Florida.

Se trató de “El desafío del salario mínimo”, que en su intento por concientizar a los congresistas sobre los proyectos de ley sobre el aumento salarial para las familias trabajadoras, organizó el sindicato de empleados de servicios SEIU, que impulsa un aumento al salario mínimo a 15 dólares por hora .

Además de Torres, participaron otros 13 miembros de la Cámara de Representantes y cuatro senadores, todos del Partido Demócrata del presidente Barack Obama. Se trata de Dwight Bullard, Geraldine Thompson, Maria Sachs, Darryl Rouson, Juan Cortés y José Javier Rodríguez, entre otros.

“Definitivamente fue una experiencia reveladora y me hizo estar más determinado a lograr que el sueldo mínimo de 15 dólares por hora sea una realidad en Florida”, señaló Torres, impulsor de una de las iniciativas en el Congreso local a favor del aumento.

A los participantes les otorgaron 17 dólares al día, lo que equivale al dinero diario que tiene en la práctica una persona que gana el actual salario mínimo de 8.05 dólares por hora, después de descontar gastos de vivienda, vehículo y manutención, de acuerdo a los cálculos de SEIU.

publicidad

“Día 2 del reto del salario mínimo: perdí el bus y como el próximo estaba retrasado 20 minutos tuve que hacer el autostop #SeFueLaGuagua”, escribió el legislador de Miami José Javier Rodríguez en su cuenta de Twitter.


En tanto, Bullard tuvo que saltarse alguna vez el desayuno e incluso la cena, por lo que sus ocho dólares le alcanzaron apenas para una comida en Wendy.

Este reto fue una respuesta a las protestas previas que tuvieron en el Capitolio de Tallahassee decenas de trabajadores. “Aplaudo a nuestros legisladores por aceptar vivir con el salario mínimo por una semana para apoyarnos en la lucha por los 15 dólares. Tengo esperanza de que si seguimos presionando a nuestros líderes, ellos nos escucharán y se darán cuenta de que las personas no pueden vivir con estos salarios”, manifestó entonces Wesley Williams, un empleado de un restaurante McDonald’s en Miami.

Sin embargo y pese al esfuerzo, las iniciativas para aumentar el sueldo mínimo difícilmente prosperarán en Florida, pues el legislativo está dominado por los republicanos, quienes se oponen a esta posibilidad.

publicidad

Ningún estado del país ha impuesto un piso legal de 15 dólares por hora, pero varias ciudades – Seattle, Los Ángeles y San Francisco—ya adoptaron la medida.

A nivel federal, desde 2009 el salario mínimo vigente es de 7.25 dólares por hora. Tanto el presidente Obama como los legisladores demócratas en el Congreso impulsan un aumento de 12 dólares por hora.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad