publicidad
En el distrito 299 de Chicago, la mayoría de los alumnos son hispanos.

La disparidad étnica entre alumnos y maestros se percibe en las aulas de Illinois

La disparidad étnica entre alumnos y maestros se percibe en las aulas de Illinois

Mientras la comunidad estudiantil se vuelve más diversa, gran parte de los maestros en este estado son blancos


En el distrito 299 de Chicago, la mayoría de los alumnos son hispanos.
En el distrito 299 de Chicago, la mayoría de los alumnos son hispanos.

Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela


A medida transcurre el tiempo y la demografía de Estados Unidos va cambiando, los maestros y los estudiantes se van pareciendo menos. 
En Illinois, los distritos escolares contratan primordialmente maestros blancos, según datos demográficos de 2014-2015 del Illinois State Board of Education.
De los 129,668 maestros del sistema escolar de Illinois, 82.5% son blancos, 6.4% son afrodescendientes, 5.7% son hispanos y el resto pertenecen a otras minorías raciales. 
En los salones de clase, los estudiantes reciben sus lecciones cotidianas en un marco de disparidad étnica pues 49.3% de ellos son blancos, 25.1% son hispanos y 17.5% son negros, de acuerdo con el 2015 Report Card que el Illinois State Board of Education publicó recientemente.


publicidad
El distrito escolar 299 de Chicago –que aglutina 565 escuelas- recoge lo que este cuadro étnico representa para los estudiantes hispanos en la ciudad donde, según el Censo de 2010, la población total oscila entre los 2,695,598 y 28.9% de ellos son hispanos. 
De los 22,559 maestros que trabajan a tiempo completo en el distrito escolar 299 de Chicago, 51.5% son blancos, 21.9% son negros y 16.2% son hispanos.
Pero en este distrito, los estudiantes hispanos son mayoría (45.6%) versus la población afroamericana (39.6%) o blanca (9.5%).    
La escasa diversidad racial entre los maestros de las escuelas primarias y secundarias no sucede en ciertas ciudades como Chicago sino que se replica a través de Estados Unidos como han sugerido estudios de organizaciones como el Center for American Progress (CAP).
"Hoy día, los estudiantes de color constituyen casi la mitad de la población de las escuelas públicas. Pero los maestros de color representan solo el 18% de la profesión docente”, indica el reporte de 2014 "Teacher Diversity Revisited: A New State-by-State Analysis" del CAP.
De acuerdo con datos del National Center for Education Statistics, en el año escolar 2011-2012, el 81.9% de los maestros de primaria y secundaria en escuelas públicas y privadas de Estados Unidos son blancos mientras 7.8% son hispanos y 6.8% son negros.
“Una clase magisterial que representa las culturas raciales, étnicas y lingüísticas e incorpora efectivamente ese trasfondo y conocimiento para realzar el éxito académico de los estudiantes es beneficioso para el desempeño académico de los alumnos de todos los trasfondos, especialmente para los de color”, según el informe “Time for a Change: Diversity in Teaching Revisited” que públicó el año pasado The National Education Association.


publicidad
Dicho informe, como otros que han explorado el tema, advierten que la discrepancia étnica entre educadores y estudiantes puede tener efectos en el desempeño académico de los estudiantes pues los niños no encuentran lazos para identificarse con los maestros. 
"Los maestros de color pueden servir como modelos para los estudiantes de color y cuando los estudiantes ven maestros que comparten su trasfondo racial o étnico, usualmente ven las escuelas como lugares más acogedores. Los estudiantes de color podrían hacer un mejor trabajo si tienen maestros de color", escribió Ulrich Boser, autor del estudio "Teacher Diversity Revisited" del CAP.
Los maestros de minorías como los hispanos pueden cambiar este panorama de disparidad étnica si, entre otras medidas, los estados y distritos escolares toman medidas para prepararlos e incentivarlos. 
Como reportó este lunes The News-Gazette, en la ciudad de Urbana, Illinois, los maestros son más diversos porque han apostado, entre otros aspectos, a salones de clases bilingües a través de sus programas de lenguaje dual.  

Joseph Wiemelt, el director de igualdad y aprendizaje estudiantil del distrito escolar de Urbana le dijo a The News-Gazette que dicha aproximación educativa provocó que el porcentaje de hispanos aumentara en dicho distrito escolar. En el año escolar 2011-2012, los hispanos  ocupaban el 1% de los maestros mientras actualmente, en el curso escolar 2014-2015 estos representen el 5.4%


publicidad


Queda trecho por recorrer, no obstante, porque allí el 11.9% de los estudiantes son hispanos contrapuesto a sus pares blancos (37.1%) y afroamericanos (36.4%). 
Como sentencia The National Education Association en su informe “Time for a Change: Diversity in Teaching Revisited”, se le presta poca atención a que las escuelas cuenten con maestros que tengan el trasfondo cultural, étnico y lingüístico para poder hacerles justicia a la población estudiantil tan diversa de Estados Unidos.  


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad