publicidad

Grupo educativo hispano de Chicago se declara al borde de la "insolvencia"

Grupo educativo hispano de Chicago se declara al borde de la "insolvencia"

UNO opera como una red escolar que incluye 18 establecimientos con más de 8 mil estudiantes

En el ojo de la tormenta escuelas Charter UNO Univision

CHICAGO - La Organización de Vecindarios Unidos (UNO), propietaria de edificios donde funcionan varias escuelas chárter en Chicago, se encuentra al "borde de la insolvencia" y a punto de declararse en bancarrota, según una carta de su director ejecutivo, Rick Cerda, difundida este viernes.


Esta bancarrota, dice la carta dirigida a la junta directiva, tendría "un efecto dominó" y obligaría a cerrar por lo menos seis escuelas públicas del tipo chárter o autónomas, que funcionan en edificios de su propiedad, y que atienden a unos 4 mil niños hispanos.


Los fondos fueron aportados por una subvención aprobada en 2009 por la Asamblea Legislativa de Illinois, en una operación que luego fue cuestionada debido a denuncias de fraude y clientelismo que provocaron la renuncia del entonces director ejecutivo de UNO, Juan Rangel.


publicidad


Cerda señala en su carta que una vez que la organización sin fines de lucro se declare en bancarrota, los edificios escolares dejarán de estar bajo el control de UNO y pasarán a manos de los acreedores.


"Esto significa que los edificios serán vendidos como parte del procedimiento", agregó.


UNO, fundada en 1980 como uno de los principales grupos comunitarios hispanos de Chicago, comenzó a operar a fines de la década de 1990 como una red escolar que incluye en la actualidad 18 establecimientos con más de 8 mil estudiantes.


Esas escuelas chárter reciben fondos de las Escuelas Públicas de Chicago, pero tienen autonomía en la administración.


A raíz del escándalo, UNO dejó de ser la administradora de la red escolar, que cobró vida propia con una comisión directiva separada a partir de 2013.


Según lo informado, al perder el control de las escuelas, UNO se quedó sin ingresos estimados de $4 millones anuales por concepto de administración y renta de los locales escolares.


El director ejecutivo de la red escolar, Richard Rodríguez, no respondió a consultas sobre el futuro de las seis escuelas que se quedarían sin locales. 


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad