publicidad
El uso de policías para ejercer disciplina en las escuelas de EEUU es algo común.

Gobierno federal advierte de que la Policía no debe estar imponiendo disciplina en las escuelas

Gobierno federal advierte de que la Policía no debe estar imponiendo disciplina en las escuelas

En una carta a autoridades escolares de todo el país los departamentos de Educación y Justicia expresaron que son los educadores, no la Policía, quienes tienen el deber de disciplinar a los estudiantes, velando por sus derechos y seguridad.

El uso de policías para ejercer disciplina en las escuelas de EEUU es al...
El uso de policías para ejercer disciplina en las escuelas de EEUU es algo común.

Los educadores estadounidenses, no la Policía, son quienes deben estar a cargo de administrar disciplina en las escuelas del país para minimizar "prácticas que podrían hacerles daño a los jóvenes" y evitar ponerlos en contacto con el sistema de justicia criminal, según nuevas guías enviadas por el Gobierno federal a administradores escolares en todo el país.

En una carta enviada a funcionarios escolares en todo el país el secretario de Educación, John B. King Jr, expresó preocupación sobre todo por los Agentes de Seguridad Escolar (o SRO, por sus siglas en inglés), que son agentes policíacos asignados a escuelas con el poder de hacer arrestos.

Relacionado
Forcejeo entre el policía y la alumna
Despiden a policía involucrado en arresto forzado de estudiante en Carolina del Sur

Los SRO fueron haciéndose más comunes en las escuelas a partir de la década de 1990, a raíz de serios incidentes en las escuelas como el ataque en la secundaria Thurston, en Oregon (1998), en donde murieron dos estudiantes asesinados por el joven Kip Kinkel, y 25 resultaron heridos, y la masacre de Columbine, en Colorado (1999), en donde murieron 15 estudiantes y 24 resultaron heridos.

"Aunque estos agentes...pueden proveer un ambiente positivo y seguro para la enseñanza, y construir la confianza entre estudiantes y agentes de ley y orden en algunas situaciones, me preocupa la potencial violación de derechos civiles de los estudiantes y las citaciones o arrestos innecesarios" que la dependencia de estos agentes implica , dijo King en su carta.

publicidad

Tales citaciones judiciales o arrestos, agregó el Secretario, pueden introducir a los jóvenes al denominado "flujo de la escuela a la cárcel", que es la tendencia a criminalizar cualquier infracción menor en las escuelas, sacando a los estudiantes de los planteles y poniéndolos en contacto con los sistemas de justicia juvenil y criminal.

En una llamada con la prensa King explicó que los policías escolares se han convertido en las personas que imponen disciplina en algunas escuelas, en lugar de ser los educadores los encargados de esa tarea y de ayudar a los estudiantes a aprender de sus errores.

Policía escolar de Texas golpea contra el piso a una niña Univision


"Quiero ser claro. Los educadores debidamente entrenados deben estar a cargo no solo del desarrollo de las políticas de disciplina, sino de la administración de tales políticas, no los SRO", dijo King.

Uno de los casos más sonados sobre los peligros de poner a policías a disciplinar estudiantes ocurrió hace casi un año, cuando un agente de la Secundaria Spring Valley, en Columbia, Carolina del Sur, agarró por el cuello con el brazo a una chica afroamericana, volteó el pupitre, la arrojó hacia atrás y luego la arrastró por el suelo del aula hasta esposarla, todo porque la joven se rehusó a entregar su teléfono celular tras enviar mensajes de texto en una clase de matemáticas.

El agente también arrestó a una segunda adolescente que le reprochó verbalmente sus actos, y ambas fueron acusadas ante la justicia.

publicidad

El policia fue eventualmente despedido de su puesto e investigado por el FBI, por violación a los derechos civiles de la estudiante.

Históricamente son las minorías -afroamericanos, latinos, nativos-americanos, estudiantes con discapacidades, estudiantes que no hablan español- las más castigadas con fuertes medidas disciplinarias como suspensiones o expulsiones de las escuelas, según han confirmado varios estudios sobre el tema.

Según los últimos datos del departamento de Educación, 2.8 millones de estudiantes entre kinder y duodécimo fueron suspendidos durante el año escolar 2013-2014, casi la mitad de ellos afroamericanos (1.1 millones), y 600 mil hispanos.

También más de 100,000 estudiantes fueron aislados, confinados involuntariamente o inmovilizados físicamente en la escuela, la mayoría de ellos con discapacidades, afroamericanos, blancos o nativos americanos.

Polícia golpea a estudiante en Maryland Univision


En su carta a los líderes escolares King pidió eliminar paulatinamente la dependencia de los SRO para imponer disciplina en las escuelas y entrenar al personal escolar y a administradores para que puedan lidiar con los problemas de conducta de los estudiantes "mediante una variedad de intervenciones correctivas, no punitivas, incluyendo programas de justicia restaurativa (no enfocada en el castigo) y apoyo de salud mental".

También pidió a los distritos escolares que quieran utilizar policías a asegurarse de que no ejercen labores disciplinarias, a que establezcan políticas claras para disminuir la cantidad de citaciones o arrestos que emiten, y buscar alternativas al uso de la fuerza.

"Con entrenamiento apropiado, apoyo y compromiso con la comunidad, los SRO pueden fortalecer la capacidad de una escuela para gartantizar la seguridad y promover el aprendizaje entre todos los estudiantes. De hecho, los estudiantes y sus familias tienen el derecho a esperar que todo el personal escolar que esté en contacto con los estudiantes sea un profesional entrenado para ejercer un juicio apropiado y hacerlo sin discriminar", dijo King.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad