publicidad

Policía mata a hispano desarmado, creyó que le apuntaba con una pistola

Policía mata a hispano desarmado, creyó que le apuntaba con una pistola

Héctor Morejón murió el fin de semana luego de que un oficial de policía atendió una llamada por vandalismo y le pareció ver que le apuntaba con un arma.

Un nuevo caso de violencia policial sacudió esta semana a la comunidad hispana en Long Beach. Un joven de 19 años, identificado como Héctor Morejón murió el fin de semana luego de que un oficial de policía atendió una llamada por vandalismo y le pareció ver que le apuntaba un objeto que percibió como un arma.

El policía disparó sin una advertencia verbal y cuando se acercó a arrestar al sospechoso, se dio cuenta que no estaba armado. Morejón fue llevado al hospital en condiciones críticas y horas después murió.

Ante el incidente, la madre de Héctor, Lucía Morejón, solicitó al Departamento de Justicia conducir una investigación.

Asimismo, de acuerdo con el abogado de la víctima, la familia también pidió al departamento de policía de Long Beach revelar el nombre y número de identificación del oficial que disparó.

Hispanos en la mirilla de la policía de Los Ángeles Univision

De acuerdo con declaraciones a la prensa local, Lucía, quien vive cerca de donde sucedieron los hechos, señaló que escuchó los disparos y el grito de su hijo, que decía: “mami, mami, por favor ven”.

Cuando escuchó, salió al lugar y vio a los policías y a su hijo en una ambulancia y aunque se identificó como familiar de Héctor, no le permitieron acercarse  hasta que se le notificó su fallecimiento.

La madre negó cualquiera acusación sobre vandalismo contra su hijo y dijo que “eso sólo refleja una táctica inmediata del departamento de policía para intentar hacerlo aparecer como una mala persona”, señaló en su declaración. “Héctor era muy buen hijo, y el hermanito preferido”, agregó la madre.

publicidad

A finales de febrero se dio un caso similar en San Francisco donde murió el guatemalteco Amilcar Pérez López. La policía recibió una llamada sobre un hombre con un cuchillo que perseguía a otro para robarle la bicicleta y cuando le ordenaron tirar el cuchillo, el joven trató de atacarlos por lo que dispararon.

Señaló que los oficiales que le dispararon, Craig Tiffe y Eric Reboli usaban placas de identificación sobre sus ropas de civiles.

Pero el defensor Casillas dijo que la supuesta víctima del ladrón de bicicletas, el señor Pérez les reveló que sí tuvo una agitada discusión sobre la venta de una bicicleta con el ahora occiso, y que incluso éste lo amenazó con un cuchillo. Esto provocó que alguien llamara al 911.

Cuando los policías arribaron, el inmigrante ya iba para su casa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad