publicidad

Policía: joven disparado en accidente

Policía: joven disparado en accidente

La noche del domingo los amigos y familiares se reunieron para velar la muerte por disparo de Jorge Luis Barraza.

Barraza recibió el disparo en la cabeza a eso de las 8 p.m. del sábado por un amigo de 16 años, una hora después de que se fueran de una fiesta de quince años, dijo la policía.

El domingo, una docena de amigos, incluyendo a su hermano mayor y a su madrastra, mantuvieron una vigilia silencisa en un santuario improvisado sobre la acera cercana al lugar del disparo. La madrastra iba de luto, muchos de los jóvenes llevaban camisetas blancas con la imagen de Barraza.

Su hermano, que no quiso dar su nombre, dijo que Jorge Luis cursaba el séptimo grado en la escuela intermedia de Havenscourt, en la 66 Avenida. Dijo que el muchacho había nacido en Chicago y que la familia se mudó a Oakland hace tres años.

Una de las camisas fue colgada en una cerca al lado de una imagen de la Virgen de Guadalupe. Velas votivas iluminaron la escena cuando entró la noche. El disparo se hizo en la manzana 1100 de la 72 Avenida, mientras Barraza estaba sentado en un automóvil con el chico de 16 años, otro chico de 14 años y un hombre de 19 años. Los cuatro son amigos, dijo la policía.

El sargento Todd Crutchfield dijo que habían estado en una fiesta quinceañera al empezar la noche. Fue en esa fiesta cuando alguien le dio una pistola semiautomática al joven de 16 años para que la guardara. Barraza estaba en el asiento delantero izquierdo y el chico de 16 años estaba en el asiento trasero izquierdo.

publicidad

Crutchfield dijo que el otro ocupante de 14 años del auto había sacado la caja de balas de la pistola, haciendo pensar al joven de 16 años que no estaba cargada. Pero quedaba una bala en la cámara.

Crutchfield cuenta que el chico de 16 años estaba "jugueteando" con la pistola, le apuntó a Barraza y disparó. La bala impactó en el cráneo.

Tras el disparo, los otros salieron del auto e intentaron llamar al servicio de emergencias del número 911, pero no pudieron conectarse con un teléfono celular. Entonces comenzaron a correr hacia International Boulevard, con la esperanza de encontrar a un agente de la policía. Vieron a otros amigos y les contaron lo ocurrido.Esos amigos transportaron a Barraza al hospital Highland, donde murió a las 9:06 p.m.

Crutchfield dijo que al principio los tres intentaron decirle a la policía que Barraza había sido disparado por pandilleros, pero cuando se dieron cuenta que los investigadores de la brigada de homicidios dudaban, "todos cooperaron".El chico de 16 años, cuyo nombre no ha sido revelado, fue detenido bajo sospecha de asesinato y está siendo detenido en la cárcel juvenil.

La muerte subió el número de homicidios en Oakland a 92 este años, dos menos que todo el año pasado. Por esta fecha, el año pasado hubo 51 homicidios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad