publicidad

Policía arrestado por mentir sobre ataque en escuela en Woodland Hills

Policía arrestado por mentir sobre ataque en escuela en Woodland Hills

Un policía escolar resultó herido de bala este miércoles frente a la escuela preparatoria El Camino Real en Woodland Hills.

Está libre bajo fianza de $20 mil

LOS ÁNGELES, California - Todo fue una mentira: Jeff Stenroos, un policía escolar supuestamente herido por un desconocido la semana pasada frente a la escuela El Camino Real en Woodland Hills fue arrestado el jueves por la noche por inventarse el ataque que provocó la clausura durante horas de varias escuelas en la zona, la movilización de cientos de agentes y el desperdicio de miles de dólares de los contribuyentes.

"La investigación actual refuta el relato inicial de Stenroos sobre el incidente y ahora tenemos la certeza de que no hay ningún sospechoso fugitivo en este tiroteo", dijo en un comunicado el jefe de la Policía de Los Ángeles, Charlie Beck.

No se reveló aún si él mismo se disparó en su chaleco antibalas o cuáles fueron sus motivos.

"No puedo dar información más detallada en estos momentos", fue todo lo que dijo Beck.

Stenroos, veterano de ocho años en la fuerza policíaca, fue acusado de falso reporte a las autoridades  y liberado bajo fianza de $20 mil. El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles lo suspendió y se prepara para despedirlo de su puesto.

El tiroteo del miércoles pasado provocó una intensa cacería humana en la zona de Woodland Hills y la clausura durante horas de las escuelas cercanas a El Camino Real, como Welby Way, Woodlake,  Pomelo, Calabash. Lockhurst, Haynes y la Miguel Leonis, además de las calles en los barrios adyacentes a los planteles.

publicidad

Más de 350 agentes buscaban al "sospechoso", descrito como de 5'9" a 5'10" de estatura, delgado, de 40 ó 50 años de edad, pelo gris largo recogido y pantalón de mezclilla azul con una chamarra oscura o sudadera, y hasta crearon un boceto del mismo.

Stenroos había dicho que se acercó a un sospechoso que aparentemente estaba en la zona abriendo autos para robar y que el sospechoso le disparó en el pecho.

El jefe de la policía escolar,  Steve Zipperman, declaró que "gracias a Dios" el chaleco antibalas de Stenroos lo había salvado. Stephen Jones, del centro médico de Northridge, quien atendió al agente mentiroso, agregó que Stenroos sólo sufrió un golpe en el pecho y una herida en la cabeza cuando cayó al piso durante el ataque inventado.

El incidente ocurrió a las 11:40 am en la intersección del bulevar Burbank y la avenida Manton, al noreste de la preparatoria El Camino Real y la intermedia Hale.

Fue un día después de que un disparo, al parecer accidental, hiriera a dos menores en la escuela Preparatoria Gardena.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad