publicidad
Pero también la carretera lo está.

Polémica por la llamada 'carretera de la muerte '

Polémica por la llamada 'carretera de la muerte '

La fatalidad más reciente en la PR-111 ocurrió el lunes, por lo que urgen acción para mejorarla.

Pero también la carretera lo está.
Pero también la carretera lo está.

La gran cantidad de accidentes que ocurren en la famosa carretera PR-111 que conecta a los municipios de Moca y San Sebastián le ha valido el triste sobrenombre de “la carretera de la muerte”.

Tan solo en el 2014, ocurrieron nueve fatalidades en ese tramo: cuatro peatones, dos  conductores, dos pasajeros y un ciclista. Su infraestructura es precaria y peligrosa, pues han ocurrido diversos colapsos de terreno en los pasados años.

Aunque las cifras del pasado año son significativas, lo cierto esd que los reclamos para ampliarla a cuatro carriles y volverla más segura para conductores y transeúntes, no han rendido frutos.

La tragedia más reciente ocurrió el pasado lunes y cobró la vida de una conductora y un motociclista.

Por ello, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ángel Muñoz Suárez, solicitó el martes  al secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Miguel Torres que tome acción inmediata para asegurar la vida de las personas que transitan por la PR-111, intersección con la PR-422, cerca del antiguo local del Seguro Compulsorio en el Municipio de Moca específicamente.

"Aquí hay una situación de emergencia que el Gobierno central tiene que atender con carácter de urgencia. Durante los últimos dos años la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), así como el propio DTOP, se han olvidado de la PR-111. No se han hecho los trabajos de mejoras y ensanche que esta tan transitada vía requiere. Basta ya de esto", dijo Muñoz Suárez mediante un comunicado de prensa.

publicidad

Entre las iniciativas que reclamó el político se encuentran la instalación de unos dispositivos reflectivos, mejor conocidos como “ojos de gato”, para así proveer mejor iluminación a la vía, así como cambios geométricos en la mencionada intersección y mejoras a la rotulación de toda la zona.

De acuerdo con cifras ofrecidas por la Policía durante 2014 se produjeron unas nueve muertes de tránsito en la PR-111, incluyendo cuatro peatones, dos conductores, dos pasajeros y un ciclista. La gran cantidad de accidentes vehiculares ocurridos, los cuales han cobrado vidas humanas, así como los diversos colapsos de terreno, han hecho que la vía sea conocida como "la carretera de la muerte".

Muñoz Suárez también solicitó a la Policía que aumente el patrullaje preventivo que brinda a la carretera, especialmente en horas de la noche y durante los fines de semana, al igual que reclamó por la instalación de nuevos postes de alumbrado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad