publicidad
Thomas Pérez, Secretario de Trabajo de Estados Unidos.

Poder político dominico-americano

Poder político dominico-americano

La población dominico-americana de la ciudad de Nueva York numéricamente sobrepasó a la puertorriqueña.

Thomas Pérez, Secretario de Trabajo de Estados Unidos.
Thomas Pérez, Secretario de Trabajo de Estados Unidos.

Por David R. Ayón, Latino Decisions  y Manuel Matos, Dominicanos USA

Hace justamente un par de años que Thomas Pérez, al ser instalado como Secretario de Trabajo, se convirtió en el primer miembro del gabinete presidencial de origen dominicano. Luego, a fines del año pasado, se dio a conocer que la población dominico-americana de la ciudad de Nueva York había numéricamente sobrepasado la puertorriqueña, marcando un gran parte aguas histórico, social, cultural y político. No cabe duda que los latinos de Estados Unidos son una población cada vez más diversa y dinámica.

Ahora que los dominico-americanos son no solo el primer grupo latino en un estado, el de Rhode Island, sino también en la principal ciudad del país entero, los partidos políticos y los candidatos a todo nivel tendrán que prestarles mayor atención y dejar de descuidarlos, como ha sido el caso hasta la fecha. Además, los líderes y las organizaciones latinas deberían darse cuenta de que muchos de esta comunidad, la cual es la población latina de mayor crecimiento en la región noreste, no se sienten adecuadamente representados, ni en puestos de elección y tampoco entre las organizaciones de abogacía, según una nueva encuesta realizada por Latino Decisions y Dominicanos USA.

publicidad

Respecto al descuido, por ejemplo, la encuesta, llevada a cabo entre dominico-americanos en Nueva York y Rhode Island, rindió hallazgos reveladores. Todas las 800 entrevistas telefónicas se realizaron entre ciudadanos que son elegibles a registrase para votar, pero muchos no lo han hecho. Sin embargo, casi nueve de cada diez de los que no están registrados para votar se mantienen enterados a diario de temas y acontecimientos políticos por los medios noticiosos "indicando el mismo nivel de atención al de los que sí están empadronados". Entonces, ¿porqué no se registran, y que los motivaría?

La gran mayoría de encuestados se dividió entre los que dijeron no saber porqué no se habían registrado y los que dicen no haber recibido suficiente información especifica respecto a los candidatos a elección y el proceso de empadronamiento. Una serie de grupos de enfoque (“focus groups”) y extendidas entrevistas personales adicionales indicaron una razón de fondo e impactante: ninguno de los participantes dijo haber sido contactado por una campaña electoral, un partido político o una organización comunitaria que estuviera promoviendo el empadronamiento.

En torno a como motivarlos, las respuestas fueron contundentes: enormes mayorías dijeron que estarían más motivados a participar en las elecciones si tuvieran la oportunidad de votar por un candidato dominico-americano como ellos, ya sea al Congreso federal y aun más a nivel local. Similarmente, mayorías abrumadoras indicaron su interés en asistir a un evento enfocado en temas de importancia para la República Dominicana y para ellos como dominico-americanos, y dijeron que hacen falta organizaciones locales que aboguen específicamente por ellos y que les den voz.

publicidad

Los temas de políticas públicas que más les interesan a los votantes y potenciales votantes de esta comunidad son, en orden de importancia, empleo y mejores sueldos, el mejoramiento de las escuelas y la asequibilidad de la vivienda. Además, la investigación reveló un alto grado de interés de los dominico-americanos en su país de origen, con el cual siete de cada diez mantiene lazos activos.

Queda claro que hasta ahora los candidatos y partidos políticos, y también las organizaciones comunitarias, no han hecho una buena labor en orientar y movilizar a los votantes dominicanos en Nueva York y Rhode Island, donde están concentrados. Además, una gran cantidad de estos votantes y potenciales votantes latinos están ansiosos de ver a candidatos de su mismo origen postularse a puestos políticos, y a nuevas organizaciones más enfocadas en su comunidad.

Con más de 1.5 millones de dominicanos en el país, esta comunidad es el quinto grupo entre los latinos en Estados Unidos. Todo indica que los dominico-americanos están listos para convertirse en una fuerza política importante, tanto dentro de la comunidad latina y más allá de ella. Lo que principalmente hace falta es la disposición de los candidatos políticos, los partidos y las organizaciones cívicas a movilizar este creciente segmento del electorado latino en la región noreste del país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad