publicidad
La desigualdad en el mundo se vuelve cada vez más profunda.

62 personas poseen tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial

62 personas poseen tanta riqueza como la mitad más pobre de la población mundial

“Es innegable que los grandes beneficiados de la economía mundial son quienes más tienen. Nuestro sistema económico está cada vez más distorsionado".

La desigualdad en el mundo se vuelve cada vez más profunda.
La desigualdad en el mundo se vuelve cada vez más profunda.

Las 62 personas más ricas de todo el mundo poseen tanta riqueza como la mitad de la población de escasos recursos, indicó el más reciente informe de la organización humanitaria Oxfam.

Una economía al servicio del 1%” es el título del estudio publicado esta semana, que toma como base la lista anual de multimillonarios de la revista especializada Forbes, así como Global Wealth Databook de Credit Suisse.

“La brecha entre ricos y pobres está alcanzando nuevas cotas. Recientemente, Credit Suisse ha revelado que el uno por ciento de la población mundial acumula más riqueza que el 99% restante”, situación a la que se ha llegado un año antes de lo que la organización predijo, afirman los primeros párrafos del estudio.

“Ésta es solo la última evidencia de que actualmente la desigualdad en el mundo ha alcanzado unos niveles sin precedentes en poco más de un siglo”, destaca el informe, hecho público con ocasión del Foro Económico de Davos.

De acuerdo con la organización con sede en Londres, solo 62 personas poseen la misma riqueza que reúnen 3,600 milones (equivalentes a la mitad más pobre de toda la humanidad). La riqueza en manos de estas personas ha tenido un incremento del 44 por ciento en apenas cinco años. Mientras tanto, las posesiones de la mitad más pobre del planeta se desplomaron en un 41%.

publicidad

En casi un cuarto de siglo, los ingresos medios anuales del 10% más pobre de la población mundial, quienes concentran la pobreza, el hambre y la exclusión, han aumentado menos de tres dólares por año.

Es innegable que los grandes beneficiados de la economía mundial son quienes más tienen. Nuestro sistema económico está cada vez más distorsionado y orientado a favorecerles. Lejos de alcanzar a los sectores menos favorecidos, los más ricos están absorbiendo el crecimiento de los ingresos y la riqueza mundial a un ritmo alarmante, añade Oxfam.

La desigualdad, de acuerdo al reporte, está favorecida por dudosos arreglos fiscales que benefician solo a los más ricos, por lo que es necesario tomar medidas en contra de la evasión fiscal. Oxfam agrega que también se requiere un aumento en la inversión en servicios públicos, así como un incremento de los ingresos de la población que menos gana.

“El entramado mundial de paraísos fiscales y la floreciente industria de la evasión y de la elusión fiscal constituyen el mejor ejemplo de cómo el sistema económico se ha contaminado para favorecer los intereses de los poderosos”, señala.

“No cabe duda de que en la actualidad estamos atravesando una crisis de desigualdad, algo en lo que coinciden el FMI, la OCDE, el Papa y muchos otros actores (…) El problema no es la falta de riqueza en el mundo. Sencillamente no es razonable ni desde el punto de vista económico ni, desde luego, el ético, que haya tanto en manos de tan pocos”, considera la organización, por lo que insta a tomar medidas que defiendan los intereses de la mayoría y no los de unos cuantos.

publicidad

Entre las medidas que la Oxfam demanda que se implementen, destacan pago de un salario digno y reducir las brechas con respecto a los salarios de los altos directivos, fomentar la igualdad económica y los derechos de las mujeres, mantener bajo control la capacidad de influencia de las élites más poderosos, modificar el sistema mundial de investigación y desarrollo, distribuir el esfuerzo fiscal de forma justa y equitativa y combatir la desigualdad a través de un gasto público progresivo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad