publicidad

Plantean un control de armas

Plantean un control de armas

Tras la tragedia de la Universidad de Northern Illinois, Chicago replanteó una medida para prohibir la venta de armas automáticas y fusiles.

Limitaría la venta de fusiles

CHICAGO, Illinois - Tras la tragedia de la Universidad de Northern Illinois (NIU), y la incertidumbre provocada por falsas alarmas en otros centros educativos, el alcalde de Chicago replanteó su iniciativa para prohibir la venta de armas automáticas y fusiles de asalto.

En particular, el proyecto de ley que el alcalde Richard Daley ha impulsado sin suerte durante 19 años en la Asamblea Legislativa, busca prohibir la venta de armas automáticas de asalto, los rifles de uso militar calibre 50 y los cargadores de alta capacidad que portan más de diez proyectiles.

Además, quiere que sea la Policía estatal la que emita las licencias para el funcionamiento de armerías, y que se limite la venta de armas cortas a una por persona y por mes.

Igualmente se propone limitar la venta de armas entre privados, para evitar que las personas comercien entre sí sin ningún tipo de control, y que algunas pistolas semiautomáticas dejen una marca especial en los proyectiles disparados, para facilitar su identificación.

El anuncio se realizó el martes en conferencia de prensa en el cuartel general de la policía de Chicago, con presencia de legisladores estatales que han estado al frente de la campaña para controlar la venta de armas en Illinois.

El senador John Cullerton (demócrata de Chicago) dijo estar preocupado porque ninguna de estas iniciativas habría evitado el ataque perpetrado por Steve Kazmierczak en un salón de clases de la NIU el Día de San Valentin, con un saldo de seis muertos y 20 heridos.

publicidad

Kazmierczak mató a cinco estudiantes y se suicidó. Entre las víctimas fatales estaba la méxicoamericana Catalina García, de 20 años.

Otra estudiante hispana, identificada como María Ruiz Santana, fue herida de bala en el cuello y tórax pero se recupera de una cirugía en un hospital de la vecina ciudad de Downers Grove, Illinois.

Cullerton dijo que la información conocida hasta ahora sobre Kazmierczak indica que a pesar de un pasado de enfermedad mental igualmente pudo comprar armas de fuego mediante un permiso válido para tenencia.

La legislatura podría cambiar

Sin embargo, Daley dijo que la magnitud de la tragedia en NIU y otros tiroteos recientes ocurridos en escuelas, negocios y edificios gubernamentales alrededor del país podrían contribuir a cambiar el parecer de los legisladores a favor del control.

"Pienso que es una epidemia de la que no somos inmunes. Y aunque la gente ya no se sorprenda o asuste, es algo que este país tiene que encarar definitivamente", agregó.

Mientras tanto, una falsa alarma puso en alerta ayer a la secundaria del este de la vecina ciudad de Aurora, luego que un estudiante de 15 años publicara una amenaza en su página de MySpace.

Según informó la policía, el estudiante nombró a algunos colegas e indicó que "tendrían merecido un final violento" como lo ocurrido en NIU.

El vocero policial de Aurora, Dan Ferrelli, dijo que el estudiante fue interrogado por un fiscal asistente del condado de Kane y se llegó a la conclusión de que la amenaza no era creíble, aunque la seguridad en la escuela fue redoblada.

publicidad

Esto siguió a un episodio similar la semana pasada en la Universidad de Illinois en Chicago (UIC), donde se identificó a una estudiante como la autora de una amenaza similar transmitida en un correo electrónico dirigido al estudiantado desde una computadora de la biblioteca.

La mujer de 27 años fue detenida y dejada en libertad bajo fianza, tras ser acusada de perturbación del orden público.

Asimismo, en el campus de la Universidad Loyola del norte de Chicago, ayer fue detenido un estudiante de postgrado por portar en la cintura un arma de utilería que había retirado del departamento de producciones teatrales.

El estudiante, que fue dejado en libertad sin cargos, había participado durante la tarde en una protesta contra el racismo y fue denunciado por colegas que llamaron al 911.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad