publicidad

Tu ropa y las ruedas desgastadas de los autos también contaminan el océano con plástico

Tu ropa y las ruedas desgastadas de los autos también contaminan el océano con plástico

Los microplásticos que se desprenden de estas son más pequeños que un grano de arroz y son denominados “smog plástico”.

Tu ropa y las ruedas desgastadas de los autos también contaminan el océa...

Por Lucina Melecio/ Scidev.net

Hasta 30% del plástico que contamina los océanos llega allí en tamaños menores a 5 milímetros, y no es solo un problema de degradación de basura, como la mayoría cree, halla reporte mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en inglés).

Así, según el reporte, hasta 2,5 de las 9,5 millones de toneladas de plásticos que anualmente terminan en el océano se catalogan como microplásticos primarios, y surgen en su mayoría (63% de la abrasión de neumáticos con el pavimento y del lavado de telas sintéticas como el poliéster, polietileno, acrílico o elastano, porque desprenden fibras.

Otra fuente es el polvo de las ciudades, que incluye los restos de la abrasión de objetos como zapatos; utensilios de cocina, o construcción de carreteras. Las microesferas contenidas en productos de cuidado personal (como cremas exfoliantes) son la menor contribución, pero son la única fuente que se considera ‘intencional’ pues los fabricantes podrían eliminarlas.

Lo sorprendente es que el problema del plástico en el océano no sólo proviene de la basura, dijo Julien Boucher, coautor del estudio. “Los plásticos que resultan de la abrasión de objetos durante su uso y mantenimiento son una contribución significativa”, agregó.

publicidad

Marcus Eriksen, investigador de la organización The 5 Gyres Institute, que no participó en el estudio, contó que mientras analizaban muestras de agua tomadas en el trayecto de 4.800 km entre Miami y Nueva York, por ejemplo, encontraron “microplásticos más pequeños que un grano de arroz en todas las muestras” tomadas durante tres semanas, lo que denominó “smog plástico”.

Por su parte, Martin Thiel, investigador de la Universidad Católica del Norte de Chile y quien no participó en el estudio, comenta que “al final todo llega al mar, pero antes termina en ríos y otros cuerpos de agua generando daños”.

“El problema con los microplásticos primarios es que están listos para ser ingeridos por los organismos”, y después entran en nuestra cadena alimenticia. “El plástico ya está en el ambiente y en camino hacia el mar; y va a continuar su aumento aunque hoy dejemos de contaminar”, detalló.

Pero la solución será compleja porque, por ejemplo, los neumáticos deben generar fricción para cumplir su función. Por eso, Boucher consideró que se deberán crear regulaciones para la industria, diseñar materiales que no desprendan fibras al usarse, e innovar en sistemas de tratamiento de aguas residuales para capturar las partículas, concluyen.

Este texto fue publicado en Scidev.net

*Scidev.net es una red internacional de comunicadores que publican noticias sobre ciencia y tecnología para el desarrollo global.

publicidad


SciDev.Net: News, views and information about science, technology and development

Estas fotos del planeta pueden herir su sensibilidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad