publicidad

¿Están los votantes de Florida a punto de aprobar una enmienda solar engañosa?

¿Están los votantes de Florida a punto de aprobar una enmienda solar engañosa?

La Enmienda 1 fue puesta en la papeleta electoral por las empresas de servicios públicos y aunque ha sido ampliamente criticada por su contenido, la mayoría de los votantes desconocen el lado oculto de la propuesta.

¿Están los votantes de Florida a punto de aprobar una enmienda solar eng...

Los defensores de la energía solar están cada vez más preocupados de que el próximo 8 de noviembre los floridanos voten a favor de una iniciativa que a simple vista parece promover la energía solar en el estado, pero que en realidad lo que haría es facilitar a las empresas de servicios públicos bloquear el avance de ese tipo de energía limpia.

Florida es actualmente uno de los peores estados de la nación cuando se trata de generación de energía solar. Hoy en día, menos de una décima parte del 1% de la energía se genera por energía solar en Florida.

Read it in English

En principio parece que la Enmienda 1 tiene por objeto mejorar eso. Pero, tras la lectura detallada de esa propuesta electoral queda claro que es una iniciativa que en realidad no hace nada para abrir el mercado solar en Florida y que podría incluso llegar a hacer mucho más difícil para la gente a instalar paneles solares.

Univision tiene conocimiento de un número de electores que ya se emitieron los primeros votos apoyando la medida, suponiendo que eran voto de apoyo para que haya más energía solar en el Estado.

La llamada Enmienda 1 es apoyada por las empresas de servicios públicos de la Florida, las mismas que tienen actualmente el monopolio del mercado local de energía. Estas han invertido $22 millones de dólares en la campaña para asegurarse que la medida sea aprobada el 8 de noviembre.

publicidad

Lo que dice realmente la enmienda

La Enmienda 1, que aparece en la papeleta electoral como 'Derecho de los consumidores de electricidad a elegir energía solar', establece que los consumidores tienen el “derecho a poseer o arrendar equipos de energía solar en su propiedad”. Esto es en realidad ya legal, por lo que la modificación no cambia nada, a excepción de añadirlo a la constitución del estado.

Además, también promete permitir a los gobiernos locales y estatales proteger "los derechos del consumidor y la salud pública, su seguridad y bienestar", algo que también ya está sucediendo.

La parte polémica de la enmienda está relacionada con el llamado 'net metering' (medición neta), un mecanismo de facturación que da crédito a los usuarios solares por la electricidad que generan y suman a la red eléctrica.

Básicamente, si los paneles solares en el techo de una casa generan más energía de la que los residentes necesitan, el exceso de energía se envía de vuelta a la red eléctrica donde las empresas de servicios públicos la pueden vender y, como reconocimiento por hacer eso, al cliente le dan un crédito o se lo descuentan de la factura mensual.

Como la energía solar ha crecido en todo el país, la medición neta ha sido una manera eficaz de reducir los costos para muchos consumidores. Sin embargo, un número de empresas proveedoras de servicios públicos han afirmado que estas tasas netas de medición son injustas.

publicidad

Ellos alegan que cuando los clientes con plantas solares pagan menos dinero por sus servicios públicos, los costos terminan por transferirse a los propios servicios públicos y a los clientes que no tienen tecnología solar.

Entonces, la Enmienda 1 lo que dice es que los consumidores "que eligen no instalar energía solar en sus casas no están obligados a subsidiar los costos de la energía de reserva y el acceso a la red eléctrica de quienes sí lo hacen".

En otras palabras, que los consumidores solares no tendrán ningún tipo de incentivo financiero para usar energía solar y la producción de una gran cantidad de energía. De hecho, podrían terminar pagando más.

Y esa no es la única barrera para las personas que están dispuestas a apostar por la energía solar. Florida es uno de los cuatro estados que requieren que la energía solar sea vendida exclusivamente por empresas de servicios públicos.

Como resultado, existen opciones limitadas para la instalación de tecnología solar y un aumento creciente en los costos iniciales para los consumidores, lo que crea un obstáculo importante para muchos.

Debido a que los costos de la instalación de paneles solares es todavía tan cara, las personas son menos propensas a asumir ese gasto inicial sin que haya un poco de recompensa en las futuras facturas eléctricas.

publicidad

Eso es precisamente lo que ocurrió en Nevada. Después de la entrada en vigencia de una ley que permite a las compañías de servicios públicos cobrar de más a los usuarios con paneles solares en las azoteas, la industria solar estatal murió. Los nuevos permisos de instalación solares residenciales cayeron 92% en Nevada durante el primer trimestre del 2016.

¿Cómo llegó esta propuesta a la votación?

El año pasado, una alianza de grupos de ciudadanos y residentes de la Florida formaron la oganización Floridians for Solar Choice que introdujo una iniciativa para poner una enmienda en la boleta electoral para ampliar el mercado solar de la Florida.

La enmienda propuesta por ellos habría cambiado la constitución de la Florida para permitir que instancias que no sean empresas de servicios públicos pudieran venderle energía solar a los consumidores.

Este grupo recaudó aproximadamente $2 millones y fue respaldado por una serie de grupos ambientales locales y nacionales. Sin embargo, en última instancia no consiguió suficientes firmas para aparecer en la papeleta.

En su lugar, la alianza llamada Consumers for Smart Solar lograron colocar su propia iniciativa que es ahora la Enmienda 1. Su campaña fue posible gracias al uso de dinero de utilidades como FPL, Gulf Power Co., y Tampa Electric Co., así como grupos vinculados a los multimillonarios hermanos Koch.

publicidad

Estas empresas de servicios públicos argumentan que la Enmienda 1 propone un papel regulador de esta energía limpia, así como el aumento de la seguridad y salud de los consumidores.

En marzo, la presidenta de la Corte Suprema de Florida, Barbara Pariente, escribió una fuerte crítica a la Enmienda 1, considerándola una forma intencional de confundir a los votantes. Es "un lobo disfrazado de oveja" ... "haciéndose pasar como defensor de la energía solar", dijo. "Que los consumidores de energía solar estén atentos", escribió Pariente.

Prácticamente todos los periódicos importantes en el estado se han manifestado en contra de la medida.

A principios de este mes, el director de política de un grupo de expertos contratados por las empresas de servicios públicos de la Florida admitió en un audio filtrado -publicado por el Miami Herald- que las empresas de servicios públicos estaban engañando deliberadamente a los votantes con la Enmienda 1.

Sal Nuzzo, vicepresidente del Instituto James Madison en Tallahassee, dijo que la enmienda era "una maniobra muy inteligente" que "anularía por completo cualquier cosa que ellos (promotores de la energía solar) traten de hacer por la vía legislativa o constitucional”.

Relacionado
La propuesta sometida a votación quiere rebajar la carga fiscal de la in...
Menos del 0.1% de la energía de Florida procede del sol, pero una votación popular quiere cambiarlo
Curiosamente el Estado del Sol es uno de los peores en el país para el desarrollo de la energía solar. Una votación que se celebra el 30 de agosto podría impulsar el sector.
Relacionado
¿Están los votantes de Florida a punto de aprobar una enmienda solar eng...
Florida dijo sí a la energía solar
El martes, los votantes primarios del estado aprobaron una enmienda para hacer que la tecnología para producir energía solar sea más barata y accesible.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad