publicidad

Amnistía Internacional declara preso de conciencia a indígena defensor de bosques de oyamel en México

Amnistía Internacional declara preso de conciencia a indígena defensor de bosques de oyamel en México

Ildefonso Zamora Baldomero fue detenido el 15 de noviembre por un supuesto robo.

Amnistía pide la liberación inmediata de ambientalista mexicano Univision

Su nombre es Ildefonso Zamora Baldomero y es un campesino tlahuica, una comunidad ubicada 80 km al suroeste de la Ciudad de México.

publicidad

Desde hace 18 años, este indígena se ha destacado por interponerse ante vehículos madederos ilegales y dificultarles su paso para proteger los bosques de San Juan Atzingo y del Parque Nacional Lagunas de Zempoala, que alberga enormes oyameles y pinos, maderas de interés comercial.

Desde el 15 de noviembre, está detenido, acusado de participar en un robo en julio de 2012. Sin embargo, este lunes la organización Amnistía Internacional le ha declarado preso de conciencia.

Se conoce como preso de conciencia a un individuo que no haya propugnado ni practicado ninguna forma de violencia pero que resulta encarcelado por sus opiniones políticas, creencias religiosas u otras convicciones profundas, o debido a su origen étnico, sexo, color, lengua, origen nacional o social, situación económica, nacimiento, orientación sexual u otra condición. Esta la primera vez que se declara a un activista ambiental de México en esta categoría, confirmó el portavoz de Amnistía Internacional, Sergio Ortiz.

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y Greenpeace México aseguran que la suya fue una detención injusta con pruebas falsas y por un delito que no cometió y que lo que en realidad se le castiga es su lucha contra la tala clandestina. “A Ildefonso Zamora lo están castigando por denunciar los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Nunca debió haber sido encarcelado y debe ser puesto en libertad inmediata e incondicionalmente. Proteger el medio ambiente y defender los derechos humanos no son delitos", precisa Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

publicidad

Desde prisión, en sus últimas declaraciones en febrero, Zamora declaraba su pesar vía telefónica: “Mi lucha desde hace 18 años se inició con personas de mi comunidad de San Juan Atzingo y pues nuestra lucha fue primero pelear el reconocimiento y titulación de nuestras tierras comunales y lógico, combatir la tala clandestina de nuestros bosques, una tala inmoderada que estaba acabando con nuestros bosques, con nuestros cerros y cañadas. (…) Me han fabricado un delito que nunca cometí para que yo esté encarcelado. "Yo trabajo para detener la tala ilegal en nuestros bosques y ese trabajo me costó caro. Me costó la vida de mi hijo y mi libertad. Quiero seguir trabajando por el bien de mi comunidad y porque la tala está acabado con gran parte de nuestra madre tierra", aseguró el campesino encarcelado.

Su hijo Misael Zamora dijo este lunes a Univision que su padre está esperanzado y con ganas de seguir luchando. “Él nos dice que está tranquilo y confiado. Que no debe nada y que tarde o temprano vamos a demostrar su inocencia. Gracias a la gestión pública la actividad de hostigamiento con nosotros ha disminuido, pero los vehículos que transportan madera ilegal han aumentado el doble o el triple con un total descaro . El número es muy elevado y a todas las horas del día”, dijo.

Y agrega, “nos dice que ha mantenido la calma para no alterarse. Por fortuna está mejor de salud. El padece de diabetes desde hace más de 10 años y ya tiene lo que necesita. Los medicamentos que no tienen en el penal nos han permitido llevárselos y también nos han dado acceso a un médico que lo visita y en eso estoy agradecido con las autoridades”.

publicidad

Esta no es la primera vez que la familia Zamora sufre un revés de la justicia. En mayo de 2007, los hijos de Ildefonso Zamora fueron atacados y uno de ellos, Aldo, falleció en un enfrentamiento “que aún no se ha investigado exhaustivamente”. A pesar de que el hermano sobreviviente Misael Zamora identificó a los atacantes, solo dos de ellos han sido detenidos.

En la actual detención de Ildefonso, Amnistía Internacional asegura que hubo violaciones a los procesos. Zamora indica que cuando lo detuvieron, los oficiales no le presentaron ninguna orden de aprehensión. Además, no se preservó la escena del supuesto crimen o robo del que se le acusa y no se manejaron debidamente las pruebas para su juzgamiento. Además, “’las acusaciones de robo formuladas contra Ildefonso Zamora se basan en una serie de testimonios fabricados. El fiscal registró los testimonios de testigos presenciales que describieron los hechos usando exactamente las mismas palabras que si las estuvieran leyendo de un guión. Su detención forma parte de una serie de amenazas y actos de hostigamiento relacionados con sus campañas contra la tala de árboles”, indica en el comunicado oficial de prensa.

“No hemos tenido respuesta alguna de las autoridades. Hemos buscado un acercamiento pero ignoran el caso, la familia y quieren hacer notar como que no les preocupa. Estamos esperando el resultado de la última gestión, el Amparo, pero si el Gobierno nos sigue ignorando, vamos a marchar. Seguimos echándole ganas para que él tenga la mejor atención posible y para apoyarle desde afuera en que se demuestre su inocencia. Mientras tanto, le extendemos una invitación a la gente para busque sumarse a esta causa y firme la petición en línea para liberarlo. No vamos a desistir jamás. Eso es lo último que va a pasar”, dijo su hijo Misael.

publicidad

“Estamos al pendiente de la resolución del Amparo que podría darse a conocer en las próximas semanas. Somos optimistas. Hay suficiente claridad que las pruebas fueron fabricadas y que no tienen sentido las acusaciones en su contra. Contamos con que las autoridades puedan hacer todo lo que sea legal para que el disfrute su libertad lo antes posible”, concluyó Carlos Zazueta, investigador para México de Amnistía Internacional.

Desde febrero de este año y con la campaña #idelfonsolibre en redes sociales, se están recabando firmas para solicitar su libertad al gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, y a sus representantes de justicia. Hasta el domingo 8 de mayo, ya habían firmado la petición 23,169 personas.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad