publicidad
.

A la caza de la plaga de las iguanas en Puerto Rico logo-noticias.6bcb52...

A la caza de la plaga de las iguanas en Puerto Rico

A la caza de la plaga de las iguanas en Puerto Rico

Se estima que en la Isla hay más lagartos que humanos y un grupo de cazadores tomó la plaga "por el rabo" y busca erradicarla.

Iguana verde

Para los turistas que visitan Puerto Rico se trata de un animal exótico que está por todas partes y ofrece buenos photo ops, pero para los puertorriqueños, pueden resultar en un verdadero dolor de cabeza.

La proliferación de la iguana verde o “gallina de palo”, como se le conoce en la Isla, se ha convertido en una plaga muy difícil de controlar. No es una especie endémica, sino invasora que no tiene un depredador natural y que es considerada dañina. Su población fue estimada en al menos cuatro millones en el año 2012 por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA). Se presume que hoy día es mucho más alta. Es decir, una cantidad mayor a la población de personas en la Isla.

publicidad

La gallina de palo se encuentra en estado silvestre desde hace décadas, probablemente desde los años setenta cuando fue introducida como una mascota exótica en tiendas de animales, algo que hoy día está prohibido. Con el pasar del tiempo se ha adaptado muy bien al clima y al carecer de un depredador natural, se ha reproducido descontroladamente.

Caza de iguanas cobra popularidad en Puerto Rico /Univision Puerto Rico

Desde hace seis años, un grupo denominado ‘Los iguaneros de Aguada’ se han dedicado a la caza de estos animales, a los que se le atribuyen grandes daños a la agricultura, infraestructura vial, entre otros.


Está comprobado que este reptil daña la agricultura comiéndose las cosechas y jardines, provocan el retraso de vuelos comerciales en los aeropuertos, socavan vías de rodaje, defecan en piscinas y hasta han provocado apagones del servicio eléctrico.

José Jiménez, líder del grupo, explicó a Grenda Rivera de Una Buena Tarde que comenzaron en el pueblo de Aguada, pero que acuden a donde los llamen. El grupo cuenta con el permiso del DRNA para su caza y exterminio y los agricultores los reclutan para no perder sus plantaciones, el cual es su principal propósito; defender la agricultura. Las cazan y las entierran o se las comen entre los miembros del grupo.


En algunos países es un manjar. Por eso se le conoce como gallina de palo, pues su sabor es parecido al pollo y se consume asada, en fricasé o al barbeque, según detalló el “iguanero” cuya labor es conocida a nivel mundial y ha sido reseñada incluso por Natonal Geographic.

Sin embargo su procesamiento para consumo tiene que estar aprobado por el Departamento de Salud de Puerto Rico (DS) O la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), debido a potenciales enfermedades que puedan transmitir, como la salmonelosis. Por ello, no se consigue a nivel comercial aunque ya hay esfuerzos para la exportación de su carne.

No fue hasta el 2011 que el Gobierno de Puerto Rico, bajo la administración de Luis Fortuño, reconoció la peligrosidad de la plaga. Según información publicada en el sitio web del DRNA, lo que se persigue es erradicar la especie. Actualmente se fomenta la destrucción de los nidos de la iguana mediante planes de mitigación, como el que se lleva a cabo en la Reserva Natural Las Cabezas de San Juan, en Fajardo , pero aún queda mucho por hacer. ,

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad