publicidad

Plaga de robo de cobre

Plaga de robo de cobre

Cientos de residentes y comerciantes de LA están sin luz por el robo de cables de cobre del sistema de alumbrado público.

Un millón en gastos

LOS ANGELES, California – Cientos de residentes y negocios alrededor de Los Ángeles han tenido que vérselas con menos luz en sus calles y no se debe a fallas en el sistema de suministro de electricidad sino al reciente encarecimiento del cobre.

Durante meses recientes, ladrones han robando 110 kilómetros (68 millas) de cables de cobre en Boyle Heights, el Valle de San Fernando y Willmington, entre otras áreas, dañando el alumbrado público de la ciudad.

Algunas cuadras en el este de la ciudad no han tenido alumbrado público desde agosto, reportó el diario Los Angeles Times. De acuerdo al diario, la falta de luz tiene preocupados a residentes que se sienten menos seguros y más propensos a tener accidentes en la oscuridad.

Los ladrones roban el metal abriendo las bases de los postes de luz y extraen los cables de cobre subterráneos que conectan a un poste con otro. El proceso, según el Times, puede tardar horas, por lo que los ladrones prefieren operan en la noche en áreas industriales.

Una libra de cobre puede ser vendida como metal chatarra por $2 o $3, dijeron investigadores al rotativo.

La policía, la fiscalía y los servicios públicos anunciaron esta semana que unirán sus fuerzas para intentar frenar esta serie de robos, que ocurren en particular en el sur de la ciudad y que han representado un millón de dólares en gastos, anunció el concejero Tom LaBonge en una conferencia de prensa, reportó la agencia AFP.

publicidad

El robo de cobre está aumentando en el mundo debido a la sostenida alza del precio de este metal, cuya cotización se ha multiplicado por más de tres desde 2004.

Ciudades a lo largo del país también se han visto obligadas a hacer frente al robo de cobre. Algunas, reportó el Times, han optado por sustituir el alambrado de cobre por el de aluminio, que aunque dura menos, es menos atractivo para los ladrones.

"El problema está ocurriendo en todo el país, pero debido a que somos unos de los sistemas más grandes, lo estamos notando más", dijo al diario Ed Ebrahimian, director de la Oficina de Alumbrado Público de Los Ángeles".

La Policía afirma que es difícil presentar cargos contra los ladrones de cobre porque el robo de propiedad pública no es considerado un crimen grave hasta alcanzar los $400, pero los investigadores consultados por el Times dijeron que a menudo atrapan a los ladrones cuando apenas empiezan a operar y cuando llevan menos de esa cantidad recolectada en cables.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad