publicidad

Pistolero de UT-Austin era inteligente

Pistolero de UT-Austin era inteligente

Aquellos que conocieron a Colton Tooley por años lo describieron como cortés e inteligente, como un chico que no haría daño a nadie.

No había indicios...

Austin, TEXAS - Aquellos que conocieron a Colton Tooley por años lo describieron como cortés e inteligente, como un chico que no haría daño a nadie. Tooley era muy aplicado a los estudios y también era conocido como alguien que mantenía sus emociones bajo control.

"No hubo nada antes de este día, nada que nos indicara que esto pudiese suceder", dijo un pariente que salió de la casa de Tooley la noche del martes, quien sólo se identificó como Marcus mientras leía un comunicado que decía que los padres de Tooley estaban angustiados. "Perdieron a su hijo," recalcó.

Tooley, de 19 años, se suicidó la mañana del martes después de disparar tres veces contra una iglesia y hacer tres disparos más al aire dentro del campus de la Universidad de Texas en Austin. Tooley, quien cargaba consigo un rifle AK-47, fue encontrado muerto en el sexto piso de la biblioteca Perry-Castañeda. No hubo más víctimas.

En UT-Austin, Tooley estudiaba matemáticas con un interés especial en probabilidades y estadísticas en finanzas y economía.

En la preparatoria Crockett, de donde Tooley egresó hace un año como el séptimo mejor estudiante de su promoción, es recordado como "brillante", meticuloso" y "respetuoso".

"La comunidad de la preparatoria Crockett estamos sorprendidos y tristes por la tragedia de hoy (martes) en la Universidad de Texas", declaró en un comunicado el director de la preparatoria, Craig Shapiro. "Nuestros corazones están con la familia y amigos de Colton Tooley", recalcó el comunicado.

publicidad

Tooley vivía con su familia en cerca de la intersección de las calles Stage Coach y Western, en el sur de Austin, a 10 millas (19 minutos en coche, según Google Maps) del lugar donde se quitó la vida.

La policía allanó la residencia de Tooley el martes, de donde sacó cajas y bolsas en busca de evidencias sobre su suicidio. Un vecino dijo a la Associated Press que la policía llegó tres horas después del suicidio.

La policía también acordonó el campus de la universidad mientras buscaba a un segundo sospechoso del tiroteo, el cual luego se descartó.

Marcus, el pariente que dijo que la familia no planeaba comentar más al respecto, dijo que quería que la comunidad entendiera a Tooley.

"Él era un chico muy inteligente y un excelente estudiante", destacó. "Él no mataba ni a una mosca. Si estaba deprimido nunca lo sabremos. Él nunca expresaba sus emociones. Esto es una gran tragedia para mí y mi familia".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad