publicidad

Piden derechos para obreros...

Piden derechos para obreros...

Dos importantes sindicatos anunciaron una campaña para organizar a más de 18 mil trabajadores de lavaderos de autos en California.

Unos 18 mil obreros podrían afiliarse

LOS ÁNGELES, California - Representantes de dos de las más grandes organizaciones sindicales del país anunciaron esta semana una campaña para agrupar a los aproximadamente 18 mil trabajadores de servicios de lavados de autos, en el sur de California.

Dirigentes de la central AFL-CIO, la mayor federación de sindicatos de Estados Unidos y del Sindicato de Trabajadores del Acero (USW, en inglés), el más grande gremio industrial de la nación, buscarán atraer a los trabajadores de los servicios de automóviles del sur de California muchos de ellos inmigrantes indocumentados.

Según anunciaron los dirigentes, a partir de abril y durante un año, recorrerán cada uno de los cerca de mil centros de lavado de autos a mano de la región, para explicar a sus trabajadores la ventaja de afiliarse a un sindicato.

Sin embargo, muchos de ellos pueden estar renuentes a tomar la afiliación al considerar que el solo intento les podría costar el trabajo.

"Si a mí me despiden, ¿quién me va a conseguir trabajo? ¿El sindicato?", preguntó Juan Ramírez, un trabajador de un servicio lavado de autos de Long Beach.

"No voy a decir que aquí estamos de lo mejor, pero por lo menos existe un sitio donde ir a trabajar y conseguir algún dinero para mandar a mi familia", señaló a EFE este inmigrante indocumentado, originario Honduras.

publicidad

Los dirigentes calculan que en la región hay más de 18 mil trabajadores en los centros de servicio de autos, la gran mayoría de ellos inmigrantes, muchos indocumentados y muchos también recibiendo salarios por debajo de los estipulado por la ley laboral del estado.

Específicamente en los condados de Orange y Los Ángeles, la campaña para respaldar los esfuerzos de sindicalización del Gremio Unido de Trabajadores Acereros intenta organizar a los entre 7 y 10 mil trabajadores que laboran en hasta 500 negocios de lavados de auto.

"Los propietarios de lava autos operan con frecuencia fuera del radar de las leyes de trabajo, salud y seguridad", señaló Mary Gutiérrez, portavoz de la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles.

Los organizadores buscan -a mediano plazo- crear una sede local del USW con un acuerdo de trabajo colectivo para estos trabajadores.

Por ahora, además de buscar la afiliación de los trabajadores, tratarán también de crear conciencia entre los consumidores para que utilicen aquellos servicios de negocios que hayan permitido sus empleados afiliarse a los sindicatos.

"Lo único que se gana con eso es que las cosas se compliquen", expresó a EFE un administrador de un centro de lavado de autos que pidió no ser identificado.

"Si ellos se sindicalizan y hay que pagarles de acuerdo con las leyes laborales, el que sufre es el usuario pues habrá que aumentar los costos del servicio", añadió el administrador, de origen mexicano pero ciudadano de Estados Unidos.

publicidad

Según una investigación del diario Los Angeles Times, los trabajadores de estos servicios ganan por hora entre $3 y $4 dólares, no reciben beneficios laborales y sus horas de trabajo dependen del flujo de automóviles. Otros trabajan solamente por las propinas que reciben.

Ganan menos del salario mínimo

De acuerdo con otro informe, denominado CLEAN por sus siglas en inglés, muchos de estos trabajadores perciben menos del salario mínimo de California, $8 dólares por hora, laboran entre 40 y 50 horas por semana durante el verano.

Esto pese a que cada negocio de este tipo en el sur de California tiene un ingreso promedio anual bruto de casi $1 millón de dólares, agrega el informe.

La situación de los trabajadores, sin embargo, es el lado oscuro de esta industria, sostuvieron los sindicalistas.

"Esta industria trabaja literalmente en la sombra de la economía", explicó María Elena Durazo, secretaria ejecutiva de la Central Sindical del Condado de Los Ángeles, que agrupa más de 300 sindicatos.

"Durante mucho tiempo, los dueños de lavados de autos han trabajado en la oscuridad, violando impunemente leyes laborales y de salud y seguridad", afirmó la activista.

Por ello, los trabajadores "están luchando por formar, sin interferencia, un sindicato para mejorar el estándar en la industria", dijo Dave Campbell, secretario tesorero del Gremio Unido de Trabajadores Acereros.

publicidad

Muchos trabajadores como José Torres, de 29 años, dicen trabajar sin guantes ni mascarillas de protección al usar químicos tóxicos como ácidos o jabones fuertes.

El mexicano padre de tres hijos, que gana $8 dólares por hora, dijo en conferencia de prensa que el dueño del lavado de autos donde labora desde hace casi cuatro años no le ha dado información ni entrenamiento sobre el manejo de sustancias químicas pese a que él se lo ha pedido.

"Me maltrata, me grita, me exige", dijo Torres sobre su patrón, Bennie Pirian, dueño de Vermont Hand Wash, en Hollywood.

Un hombre que dijo ser el administrador de Vermont Hand Wash pero no quiso dar su nombre negó los alegatos de Torres, señalando que el negocio sí tiene guantes y mascarillas y que los trabajadores tienen acceso a ellos.

La Asociación de Lavados de Auto en el Oeste, agrupación especializada en este tipo de negocios, no contestó inmediatamente un mensaje que le dejó la Associated Press.

En el condado de Los Ángeles existen cerca de 430 negocios de lavados de autos, más que en ninguna otra área metropolitana de Estados Unidos. Si Los Ángeles fuera comparado con los estados en cuanto a número de lavados de autos sería el noveno del país, señala el informe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad