publicidad

Pide Sicilia en Chicago dejar las drogas a las leyes del mercado

Pide Sicilia en Chicago dejar las drogas a las leyes del mercado

El poeta y activista mexicano Javier Sicilia planteó hoy que el gobierno estadunidense debe decretar el fin de la guerra contra las drogas. 

Chicago, ILLINOIS- El poeta y activista mexicano Javier Sicilia planteó hoy que el gobierno estadunidense debe decretar el fin de la guerra contra las drogas, y dejar su venta a las leyes del mercado, como hizo el gobierno de Franklin Roosevelt con el alcohol.

Sicilia, quien encabeza la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad en territorio estadunidense, comparó el tráfico de drogas con el contrabando de alcohol que ocurría en la década de 1920 en Estados Unidos, "cuando el gansterismo se adueñó de las calles".

Al participar en Chicago en el evento Diálogo con la comunidad, el poeta resaltó que esta ciudad "no sólo es el sitio donde muchos migrantes encontraron lugar, para mí es símbolo del gansterismo y barbarie que trajo la producción de alcohol" cuando hubo prohibición.

En el Museo de Arte Mexicano, Sicilia dijo que una vez que las drogas se sujeten a reglas comerciales, México y Estados Unidos deben dedicarse juntos a terminar con la corrupción y el lavado de dinero.

Después "podremos abrazar a los migrantes, a los desplazados, a los acosados por la miseria, los huérfanos, viudas y a quienes hemos perdido a nuestro seres queridos en esta guerra", señaló.

Sicilia precisó que la lucha contra las drogas en Estados Unidos, que empezó 40 años después de que se derogó la ley seca, no se ha logrado concluir.

publicidad

"Los subsecuentes gobiernos nunca cerraron las puertas del infierno, al contrario, se abrieron de par en par pero ahora para México, Colombia, Centroamérica y el mundo entero", indicó.

Esta estrategia "sólo aumentó el crimen, la corrupción de funcionarios y políticos, la acumulación de capital ilegal por bandas que se destrozan por el control de territorios, y la multiplicación del gansterismo y la barbarie”, precisó.

Después de su discurso, el poeta, quien pidió un minuto de silencio por los muertos en la guerra contra las drogas, se retiró del evento de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y del Caribe, que coordina la visita de la caravana en Chicago.

Más de cien participantes en la caravana formaron mesas de diálogo con la comunidad inmigrante para escuchar experiencias personales de cómo han sido afectados por la violencia en esta ciudad.

Por la mañana, Sicilia habló ante activistas de la comunidad mexicana que realizaron una marcha en el vecindario Pilsen por el Día del Trabajo, que se celebra este lunes en Estados Unidos, y por el cese de las deportaciones.

La Caravana por la paz con Justicia y Dignidad llegó el domingo a la ciudad de Chicago y su primera actividad fue en la iglesia católica San Pío, ubicada en Pilsen, donde no hubo discursos, pero sí una kermés organizada por la parroquia.

publicidad

Durante la tarde de este día de asueto, la caravana tenía previsto participar en la Marcha por la Paz, organizada por el sacerdote José Landaverde, del vecindario mexicano La Villita

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad