publicidad
El Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York reclamó "el fin inmediato" de la violencia en Libia y condenó la represión de los manifestantes conducida por el régimen del coronel Muamar Kadhafi.

Petróleo en precios no alcanzados desde 2008 en Nueva York

Petróleo en precios no alcanzados desde 2008 en Nueva York

Mientras la violencia en Libia sigue escalando, los precios del petróleo WTI continuaron subiendo este miércoles hasta llegar a niveles que no se registraban en dos años y medio.

El Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York reclamó "el  fin inmedia...
El Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York reclamó "el fin inmediato" de la violencia en Libia y condenó la represión de los manifestantes conducida por el régimen del coronel Muamar Kadhafi.

NUEVA YORK- Los precios del petróleo WTI continuaban subiendo este miércoles en la apertura del mercado neoyorquino, ganando 80 centavos a 96,22 dólares, niveles que no registraba en dos años y medio, en el marco de los violentos enfrentamientos en Libia, cuarto productor africano.

Por su lado, el barril de Brent del mar del Norte para suministro también en abril subía 22 centavos a 106 dólares.

"Las continuas manifestaciones (en Oriente Medio) podrían inyectar una enorme dosis de incertidumbre en el mercado petrolero a medio plazo", declaró Chen Xin Yi, analista de Barclays Capital.

El Consejo de Seguridad de la ONU reclamó "el fin inmediato" de la violencia en Libia y condenó la represión de los manifestantes conducida por el régimen del coronel Muamar Kadhafi, durante una reunión de urgencia dedicada a la crisis en ese país.

publicidad

La producción de hidrocarburos libios empezó a disminuir y puede desestabilizar todavía más un mercado del petróleo muy febril a pesar de las promesas de Arabia Saudí, que asegura que no se producirá ninguna escasez.

"El mercado continúa concentrado en Libia", constató Andy Lipow, de Lipow Oil Associates. "No veo una salida rápida, porque no veo una organización capaz de ocupar el poder".

Según la diplomacia italiana, el este de Libia ya no está bajo control del gobierno, que enfrenta una insurrección que según el régimen provocó 300 muertos desde el 15 de febrero.

Los puertos y terminales del país están paralizados, según el armador francés CMA-CGM, lo que significa el bloqueo de todas las exportaciones de hidrocarburos

Los quince países miembros del Consejo de Seguridad "condenan la violencia y el uso de la fuerza contra civiles, lamentando la represión contra manifestantes pacíficos y expresan su profundo pesar por la muerte de cientos de civiles", señaló Maria Luiza Ribeiro Viotti, embajadora de Brasil en la ONU y presidenta en ejercicio del Consejo.

"Ellos llaman al fin inmediato de la violencia y a tomar medidas para responder a las demandas legítimas de la población", dijo la diplomática dando lectura a una declaración del Consejo de Seguridad.

publicidad

Viotti agregó que los miembros del Consejo "llamaron al gobierno de Libia a asumir sus responsabilidades para proteger a la población. Llamaron a las autoridades libias a actuar con moderación, a respetar los derechos humanos y el derecho humanitario internacional".

Los miembros del Consejo "reclamaron una ayuda internacional para el pueblo de Libia" y "destacaron la necesidad de que el gobierno de Libia respete la libertad de reunión pacífica y de expresión, incluyendo la libertad de prensa", agrega la declaración.

El Consejo de Seguridad expresa además en el texto "su profunda preocupación por la seguridad de los extranjeros en Libia".

"La comunidad internacional ha dicho hoy con una voz clara y unida que condena la violencia contra civiles en Libia, que la violencia debe cesar inmediatamente", dijo por su parte Rosemary DiCarlo, embajadora adjunta de Estados Unidos en la ONU.

Ibrahim Dabbashi, embajador adjunto de la misión libia en la ONU, que el lunes retiró su lealtad al presidente libio, había enviado una carta al Consejo de Seguridad el lunes para pedir que se celebrara la reunión. En ella pidió que se decretara una zona de exclusión aérea sobre Libia y se estableciera un corredor humanitario para entregar ayuda a los civiles.

Es la primera vez que el Consejo de Seguridad aborda la ola de protestas que sacude Medio Oriente y el Norte de África.

publicidad

"Es claramente un caso diferente del que hemos visto en Egipto y en Túnez, por la extensión de la violencia y el uso de mercenarios", destacó un diplomático que se mantuvo en el anonimato.

A pesar de que China y Rusia se oponen tradicionalmente a cualquier injerencia en los asuntos internos de un país, "todo el mundo reconoce que se trata de una situación muy grave y que la violencia llegó a un nivel chocante", indicó otro diplomático.

La ola de protestas contra el régimen de Kadhafi que azota Libia desde hace una semana se ha cobrado la vida de unas 300 personas, según los primeros datos oficiales anunciados el martes.

Sin embargo, varias organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos calculan que entre 200 y 400 personas murieron víctimas de las fuerzas de represión leales al dirigente libio, en el poder desde hace 42 años.

El alto comisario de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió el martes en un comunicado a las autoridades libias que "los ataques sistemáticos y generalizados contra la población civil podían constituir crímenes contra la humanidad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad