publicidad
Adiós a Pete Seeger

Pete Seeger, mensaje para hispanos

Pete Seeger, mensaje para hispanos

El periodista Laureano García repasa el legado de Pete Seeger para los hispanos tras su muerte hace unos días.

Adiós a Pete Seeger
Adiós a Pete Seeger

Por Laureano García,  periodista y vicepresidente de EFE News.

Es probable que muchos hispanos lo recuerden por algunas de las canciones que, con más voluntad que acierto en el manejo del idioma, cantaba en español, como Guantanamera o Jarama Valley, dedicada ésta a las brigadas internacionales que combatieron en la guerra civil española de 1936 a 1939, pero es sin embargo en el texto de tres de las canciones que popularizó en inglés donde podemos condensar un legado de Pete Seeger que encaja como anillo al dedo para las aspiraciones y sueños de los hispanos: 'This land is your land'; 'Turn, turn, turn'; y 'We shall overcome'.

Ninguna de estas tres canciones fueron creadas para hablar de la situación o problemas de los latinos.

publicidad

La primera (Esta tierra es tu tierra) fue un lema de la campaña de apoyo que Seeger y Woody Guthrie, el verdadero primer impulsor de la música popular en EE.UU., cantaron en solidaridad con los obreros que en los años cuarenta del siglo pasado se instalaban en el oeste en busca de un medio de vida. Pero el lema nos vale hoy a nosotros.

La segunda (Turn, turn, turn) es una canción, adaptada de un pasaje de la Biblia, en la que se recuerda que "para cada cosa hay una época, un tiempo para cada propósito", que hay tiempo de reír y de llorar, de trabajar y de descansar. Es un mensaje preñado de sentido común, que recomiendo especialmente a los líderes del movimiento hispano para la elaboración de sus estrategias.

La última, tal vez la más popular, fue la "sintonía" musical del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. Para nosotros sigue viva porque los latinos tenemos que vencer todavía muchos obstáculos para ser ciudadanos de primera.

Aunque pienso que sería muy conveniente, no estoy convencido de que después de la muerte de Seeger seamos capaces de reivindicar su nombre y su obra como legado común compartido para las generaciones venideras de estadounidenses. Yo lo voy a intentar con unas líneas dedicadas al hombre, al músico y a sus ideas políticas.

Sería estúpido ocultar que Pete Seeger fue condenado por desacato al Congreso y que tuvo que vérselas con el Comité de Actividades antinorteamericanas, como sería necio ignorar que fue silenciado y vetada su presencia en televisión durante dos largas décadas por estar en la lista negra del "McCarthysmo" por ser, decían, un agitador comunista como los otros integrantes del cuarteto The Weavers, al que pertenecía.

publicidad

Fue comunista en los años 40, poco tiempo, porque enseguida discrepó de su ideología y sobre todo de sus métodos, pero nunca cambió de trinchera vital. Su bando estuvo del lado de los obreros, contra las guerras y a favor del respeto al medio ambiente. Y para eso no es necesario ser comunista. Es una manera de ver y concebir la sociedad, perfectamente respetable, como debió entenderlo la Casa Blanca invitándole a cantar en la fiesta de la llegada al poder del presidente Obama.

Como persona Seeger fue integrador. No tuvo inconveniente en compartir micrófonos, escenario y sus conocimientos con gente desconocida y a la que su sola compañía pasaportaba al éxito. Sin él cuesta imaginar la súbita irrupción, con tanta fuerza, de Joan Baez, Bob Dylan, Judy Collins, y tantos otros más de veinte años más jóvenes que él.

Como músico nos deja muchas canciones populares (más de 100 albumes) y el gusto por la música "hecha a mano" tan difícil a veces de encontrar. Pocos como él sacaron tanto partido al banjo de 5 cuerdas y a la guitarra de 12 al servicio de mensajes sencillos y universales.

Tribuna Abierta es una columna publicada por la Agencia de Noticias EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad