publicidad

Zarela Martínez, una historia de éxito latino en Nueva York

Zarela Martínez, una historia de éxito latino en Nueva York

La determinación y el coraje de la mexicana Zarela Martínez la han convertido en una exitosa empresaria en Nueva York.

El secreto de su éxito

NUEVA YORK - La determinación y el coraje de la mexicana Zarela Martínez la han convertido en una exitosa empresaria en Nueva York, donde también promociona la cultura de su país a través de su restaurante y está involucrada con la comunidad inmigrante.

"A mi me criaron para triunfar", responde Martínez cuando le preguntan sobre el secreto de su éxito, que incluye además ser agradecida.

"Si tengo alguna recomendación para una mujer que quiera empezar un negocio es que siempre mande tarjetas de dar gracias porque a la gente nunca se le olvida y siempre te ayudan", reveló esta empresaria mexicana.

Martínez, que nació en Agua Prieto (Sonora) y pasó su niñez en una hacienda de Chihuahua, confiesa que de su padre heredó el gusto por la fiesta y de su madre el amor por la cocina y la pasión por la gastronomía.

Su ímpetu le ha llevado además a publicar tres libros de cocina, crear una línea de artículos para el hogar y de joyas, dictar conferencias, asesorar a multinacionales relacionadas con la industria de la comida, participar en programas de radio y televisión y escribir artículos para revistas especializadas de gastronomía.

La empresaria aseguró ser una mujer "que está completamente realizada".

"Si me muero mañana no me importa porque he hecho todo lo que he querido, gozo la vida y tengo una conciencia cívica muy fuerte", aseguró esta mexicana, que ayuda a varias organizaciones sin ánimo de lucro y que confesó haberse casado y divorciado cuando sus gemelos tenían cuatro años porque su marido la golpeaba.

publicidad

Su misión: mostrar su cultura

"Muchas mujeres piensan que porque vienen de esos hogares violentos no pueden triunfar y eso no es cierto. Uno puede salir de lo que sea", sostuvo.

Martínez, madre del también chef Aaron Sánchez, propietario de dos restaurantes en Nueva York y de un abogado, aseguró además que su misión en la vida "es dar a conocer mi cultura en todas sus manifestaciones. Hacia eso trabajo y toda mi vida la he dedicado a eso. La comida es una manera muy bonita de comunicar y de entregar parte de su alma".

Al recordar sus inicios en la gastronomía, recordó que creció en un rancho "donde se hacía hasta la mantequilla" que consumían y que desde pequeña tuvo contacto con comida de diversos países.

"En mi casa se comía comida mexicana al mediodía y mi madre hacía comida continental de todas partes del mundo en la noche. Siempre fue una casa cosmopolita a pesar de que vivíamos a cinco horas de cualquier lugar", destacó Martínez, quien dio sus primeros pasos en Texas, donde su talento encontró apoyo en el reconocido chef Paul Prudhomme y del crítico y escritor de gastronomía Craig Clairbone.

Consejos para emprendedores

Recordó además el consejo que le dio una maestra de cocina y que siempre ha tenido en mente: "Tienes que desarrollar una identidad, un estilo particular que no importa donde estés, si alguien prueba algo tuyo diga 'Zarela debe estar cocinando' y eso lo he aplicado a todas las cosas que hago en mi vida". Entre ellas, abrir su propio restaurante en Nueva York en 1983, cuatro años después de haberse establecido en la ciudad y con un presupuesto de $20 mil.

publicidad

"Fue difícil porque el dinero vino de México y aquí no me querían dar licencia para vender licores porque pensaban que era dinero sucio y cuando traté de comprar mi casa, fueran las únicas dos veces que sentí discriminación", señaló Martínez, quien confesó que el momento "más feliz" de su vida fue cuando los presidentes asistentes a la Cumbre del G7 en Williamsburg, Virginia (1983) saludaron a los cuatro chefs que prepararon el menú.

Martínez, una mujer conversadora que asegura era muy tímida, señala que los inmigrantes que quieran abrirse paso en este país tienen como reto aprender a hacer negocios, tener disciplina, aprender el idioma, "muy importante para poderse comunicar" y por supuesto, ser decidido.

Aseguró además que el gusto por la comida mexicana ha aumentado en EU porque además del sabor "les gusta nuestra alegría, nuestra manera de hacer las cosas, nuestro ánimo, las ganas, la hospitalidad, la educación de ser respetuosos y la dignidad", dijo la chef que cocinó para la reina Isabel de Inglaterra durante una recepción en el rancho del presidente Ronald Reagan en California.

Para Zarela Martínez el día parece tener más de 24 horas en las que no para de trabajar, así que en su agenda figura remodelar su página "www.zarela.com" porque "quiero que sea un punto donde vaya todo el que ama la cultura mexicana y quieran saber algo de ella y la comida" y evalúa la posibilidad de abrir una cadena de restaurantes fuera de Nueva York.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad