publicidad

Un centro comercial hispano

Un centro comercial hispano

El centro comercial Plaza Fiesta Carolinas, en Carolina del Sur, combina el concepto de plaza y mercado mexicano.

De estilo colonial

Un centro comercial en Carolina del Sur, que combina el concepto de plaza y mercado mexicano, se ha convertido en uno de los proyectos más innovadores de las Carolinas, en una muestra del impacto de la comunidad hispana.

"Plaza Fiesta Carolinas" está ubicado en un antiguo comercio en Fort Mill, en el condado York, a 15 millas del centro de Charlotte, en Carolina del Norte, y se ha construido con una inversión de 30 millones de dólares.

La primera etapa incluye espacio para 300 locales; restaurantes, oficinas para dar clases de computación, negocios, inglés y realizar actividades comunitarias.

Uno de sus atractivos es el parque infantil bajo techo, que es uno de los más grandes de la zona sureste del país.

Por sus calles de piedra, fachadas de comercios de estilo colonial, con colores variados, que recrea la atmósfera de ambiente familiar de las plazas de los países latinoamericanos, pasan un promedio de 10 mil visitantes a la semana, a pesar de que sólo abre los fines de semana.

Es más que un centro comercial

Uno de los atractivos es la gran variedad de mercancía, además de ofrecerse diferentes servicios como seguros de automóviles; envíos de dinero, agencias de viaje, entre otros.

"Buscamos ser más que un centro comercial. Un lugar de destino turístico, y sobre todo, una incubadora de negocios, donde el pequeño comerciante hispano logre su sueño de invertir y expandir su propio negocio", explicó Arturo Adonay, socio-gerente.

publicidad

No es la primera vez que Adonay, quien fue actor de televisión y dueño de una empresa de mercadeo en México, participa en un proyecto de este tipo.

En 1999, formó parte de un equipo de inversionistas que rehabilitaron un centro comercial en Atlanta, Georgia, donde nació el concepto de las plazas hispanas, que en la actualidad visitan un promedio mensual de 30 mil personas.

"Este proyecto es muy importante para los hispanos. Es la oportunidad de mostrar nuestro lado positivo, trayendo además desarrollo económico en áreas que antes estaban abandonadas", explicó Cecilia Ramírez, presidenta de la Cámara de Comercio Hispana de Charlotte.

Latinos cumplen sueño

Según Adonay, esta primera etapa generará un impacto económico al área de $20 millones de dólares por ventas, y creará 1,100 empleos directos en indirectos, y aportando al condado York alrededor de $1.4 millones de dólares en impuestos.

A pocos metros de distancia de la oficina de la gerencia, en la calle Hidalgo, en el local B26, de 120 pies cuadrados, el mexicano Cesar Silva, de 18 años de edad, pasa sus fines de semanas haciendo realidad el sueño de su vida: pintar graffitis.

"Desde que tenía tres años pintaba. Ha sido mi pasión, así que cuando terminé la preparatoria, y sin oportunidad de seguir estudiando, decidí instalar mi propio negocio, LA Airbrush, y la Plaza me ofreció esa oportunidad", afirmó Silva.

publicidad

Utilizando la técnica del "spray", el joven dibuja en gorras, camisetas, zapatos, placas, cascos, y en fin, en "todo lo que le entre la pintura", cualquier figura que el cliente desee.

"Los temas más populares son cualquier figura que recuerde las calles de Los Ángeles. Tengo clientes de todas las edades, americanos, hispanos. A todos les llama la atención", agregó.

En otro local, el colombiano Oscar Gallego arregla la mercancía que recién trajo su socia, la mexicana Julia Gavilán, de uno de sus viajes por Latinoamérica.

Dan a conocer su cultura

Rodeado de billeteras, bolsitos, pulseras, anillos, y collares, cuyo material, "Tagua", semilla de nuez, era conocido en la década de los 60 como el "Marfil Vegetal", Gallego cuenta que les ha ido muy bien.

"A parte de tener un negocio, World Novelties es un lugar para dar a conocer nuestra cultura, ya que nuestros indígenas y artesanos son los encargados de producir estas piezas de arte", comentó Gallego.

En el otro extremo de la Plaza, José Hernández, de origen mexicano, trata de mostrar a uno de sus clientes, los más de cien productos, entre dulces y golosinas, que recién llegan a la dulcería "La Poblanita".

"Este negocio es el sueño de mi suegro, y la oportunidad para internacionalizar nuestros productos hispanos. La idea es hacer reír a los niños, y qué mejor que un dulce para lograrlo", agregó Hernández.

publicidad

Importante nivel de compra

De acuerdo el Instituto de Desarrollo Económico de Minorías, los latinos de la región de Charlotte y York, tienen un poder de compra de $2 mil millones de dólares anuales.

Las otras etapas del proyecto incluyen canchas deportivas de fútbol y expansión del área comercial.

Según cifras el Censo, en el condado York, residen más de 10 mil hispanos y en Charlotte, la ciudad vecina, la cifra asciende a 75 mil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad