publicidad

Tecnología más inseguridad hacen florecer el negocio de protección en México

Tecnología más inseguridad hacen florecer el negocio de protección en México

Los avances tecnológicos y la inseguridad han hecho que la protección sea un negocio pujante en México.

Tecnología más inseguridad hacen florecer el negocio de protección en Mé...

Persistente inseguridad

CIUDAD de MÉXICO - Los avances tecnológicos y la inseguridad en México se conjugan para hacer de la protección un pujante negocio, con más de un millón de empleos y una cifra de negocios anual estimada entre $3,500 y $5 mil millones, dijo un experto en una feria que concluyó este jueves.

Durante tres días más de 400 firmas especializadas y 18 mil participantes se reunieron en Ciudad de México en Expo Seguridad, considerada la mayor en América Latina donde se exhibieron desde un centro policial portátil hasta un minúsculo localizador satelital, pasando por sofisticada ropa blindada.

"Pese a la crisis internacional que afecta a muchas firmas, este evento creció 20 por ciento este año en términos de visitantes, expositores y espacio de exhibición", dijo Mario Arroyo, portavoz de la feria.

publicidad

La persistente inseguridad ha convertido "tristemente" a México en uno de los mejores mercados para las trasnacionales especializadas en seguridad, añadió Arroyo.

Según la ONG México Unido contra la Delincuencia, en 2009 se denunciaron 1.6 millones de delitos, 40.87 por ciento de ellos robos, mientras que el combate al narcotráfico, en el que ahora son frecuentes las balaceras en avenidas de ciudades como Monterrey o Acapulco, deja más de 22,743 muertos desde diciembre de 2006.

Por encima del promedio

"Las empresas en México destinan actualmente 12 por ciento de su presupuesto a la seguridad, contra el 3 ó 4 por ciento de hace una década y 2 por ciento promedio a nivel mundial", señaló Arroyo.

"El volumen anual de negocios del sector de seguridad en México es difícil de estimar, pero distintos estudios calculan de $3,500 a $5 mil millones", explica.

En cuanto a fuentes de empleo, Arroyo detalló que tan sólo la fuerza pública, tanto federal como local --sin contar al Ejército--, suman más de 600 mil elementos y las empresas de seguridad privada emplean otros 500 mil.

Explicó que los adelantos de tecnología, que permiten fabricar instrumentos más económicos y discretos, también contribuyen al crecimiento del mercado.

En la exposición, los visitantes, en su mayoría profesionales del sector, se encuentran con un tráiler equipado para instalar un centro policial portátil, autos blindados, ropa antibalas, uniformes, radios, cámaras, entre otros instrumentos, muchos de las cuales sólo se venden a las fuerzas del orden público.

publicidad

Clientes, las autoridades

"Los principales clientes son las autoridades. La procuraduría (fiscalía) de la capital adquirió 250 de nuestros equipos", explica Raymundo Sánchez, de una firma en cámaras de alta resolución que a diferencia de una tradicional "te muestra no sólo cómo te robaron, sino la cara de quién te robo".

Sergio Ramírez, de Mobile Finder, empresa con sede en Hong Kong y especializada en localización satelital, se declara sorprendido de que 20 por ciento de sus clientes sean particulares.

"Tenemos siete meses en México y apuntamos al mercado transporte de carga, pero los directivos de empresas que compran nuestros equipos adquieren otros para sus autos, su familia. Quieren saber dónde anda la hija en la noche o la abuelita que se le va la memoria o quizá temen un secuestro", explica.

Los localizadores, algunos del tamaño de una moneda, cuestan de $90 a $260, incluyen una pila recargable que dura hasta cinco días y son rastreados vía internet.

Una de las muestras más concurridas es la de Miguel Caballero, sastre colombiano que innovó en este mercado al confeccionar ropa blindada casual y que en julio lanzará una línea contra puñaladas.

"Nuestro mercado será principalmente Asia, como la India o Hong Kong, donde el riesgo no es que te disparen, sino que te ataquen con un cuchillo", explica Caballero, cuyas prendas cuestan de $900 a $4 mil.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad