publicidad

¿Pagarías por comer león?

¿Pagarías por comer león?

El mercado de San Juan no es un mercado común, en él se vende carne de pitón, de león y otros singulares manjares.

"Platillos feroces"

CIUDAD de MÉXICO - El mercado de San Juan no es un mercado común y corriente. Situado en el centro histórico de la capital mexicana, en él se pueden encontrar tesoros culinarios de todo tipo: carne de pitón africana, de tigre, de león, de jabalí, de tiburón, singulares platillos prehispánicos como chinches, caracoles o hueva de mosco, hasta manjares más tradicionales como caviar, angulas, condimentos y frutas finas. 

Pero, ¿cuánto cuesta comer estas extravagancias?

Una llamativa piel de serpiente atrae a la clientela hacia el puesto de Marisela Bernal, quien vende carne de pitón africano a $47 por libra, cocodrilo a $26, carne de tigre y león a unos $25, así como jabalí a unos $15.

A decir de Marisela, desde hace 25 años su esposo cambió la venta de carne de res por otras más exóticas y desde entonces cada semana, podría decirse, llena su congelador de "platillos feroces".

"Mi esposo conoció al dueño de la Fonda Don Chon, un restaurante muy fino fundado en 1924, fue quien le dijo que la venta de carne exótica era buen negocio y aquí seguimos", explicó para Univision.com.

Chinches prehispánicas

A unos pasos, en el local de Luciano Álvarez, además de cocodrilo el paseante puede conseguir ingredientes de la gastronomía prehispánica.

publicidad

Los jumiles parecen chinches pero son el platillo más caro de la temporada, $594 por unas 33 onzas (6,400 pesos el litro), mientras que la hueva de mosco se vende en más de $46 por 33 onzas (500 pesos el litro).

"Por su pequeño tamaño y debido a que algunos insectos no dejan de moverse, es más fácil tomar la medida de a litro que la de kilogramo", explicó Luciano, quien también vende huevos de avestruz por unos $18.5.

Frente al negocio de Luciano se encuentran los costales de caracoles de Don Pedro Cruz. A sus 59 años dice ser quien surte de este manjar a muchos cantineros de la zona.

"Principalmente son clientes españoles quienes sirven como botanas estos caracoles que traigo de Hidalgo", dijo Cruz, quien vende a unos $4.6 dólares dos libras de caracol, con todo y concha.

Para paladares exigentes

En el área de las legumbres, Francisco Sánchez exhibe cual  tesoros dos de sus productos más costosos: las trufas y morillas. La escasez de estos hongos, sumado a su gran estimación culinaria, hace que su valor comercial sea muy alto; una trufa pequeña puede costar desde $28 y una libra de morilla hasta $130.

Pero definitivamente el mercado de San Juan cumple hasta con el paladar más exigente gracias a su variado surtido de productos.

En el área de pescados y mariscos, por ejemplo, se puede conseguir angulas españolas por unos $463 la libra, hueva de lisa por unos $15 la libra, ancas de rana a $8.3 la libra, pez espada por casi $14 la libra y filete de cazón, de la familia del tiburón, a $6 la libra.

publicidad

En el área de abarrotes se vende caviar, quesos importados, angulas enlatadas y todo aquello que uno no suele encontrar en cualquier supermercado, coinciden los tenderos.

"En diciembre es cuando más gente acude a San Juan a comprar platillos exóticos y pagan cuentas de hasta $4 mil pesos (más de $370) en cada local", relató Baltasar Villegas, empleado de una tienda de productos gourmet, donde se vende la libra de jamón serrano importado a unos $139.

Es así que desde hace más de medio siglo, el Centro Histórico de la ciudad de México ha albergado a uno de sus mercados más especiales, donde a decir de Baltasar, "acude la gente que sabe gastar y comer"

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad