publicidad
Si no quieres arrepentirte después, no caigas en la tentación de mentirle a tus posibles inversionistas.

Ocho mentiras fatales de un emprendedor

Ocho mentiras fatales de un emprendedor

Si mientes, más que conseguir el apoyo financiero para tu proyecto, podrías terminar por enterrarlo.

Si no quieres arrepentirte después, no caigas en la tentación de mentirl...
Si no quieres arrepentirte después, no caigas en la tentación de mentirle a tus posibles inversionistas.

No destruyas la confianza de tus futuros inversionistas

La prueba de fuego que tienen que pasar los emprendedores frente a los posibles inversionistas los lleva, en ocasiones, a cometer errores como ocultar información o exagerar las cifras. Con ellas, más que conseguir el apoyo financiero para su proyecto, podrían terminar por enterrarlo.

“En el afán de conseguir capital, los emprendedores tienden a llenarle el ojo a los inversionistas, lo que hace que sean sobreoptimistas con sus proyectos o quieran ‘ensalzar a su empresa’”, dijo Hernán Fernández, socio fundador de Angel Adventures México a la web CNN Expansión.

Sin embargo, recomienda el medio, debes recordar que la verdad sale a la luz tarde o temprano. Si consigues que, de entrada, los inversionistas confíen en tu proyecto, deberás comprobar lo que les dijiste con estados financieros.

publicidad

Evita caer en las mentiras y no rompas su confianza diciendo frases falsas como las que vienen a continuación.

1. No tengo competencia. Sé realista, y no sobrevalores tu proyecto o minimices otros, pues por muy innovador que sea cierto producto o servicio, “no hay nada nuevo bajo el sol”, afirma Fernández.

2. Mis ventas son millonarias. Con frecuencia, los nuevos emprendedores sin estados financieros auditados tienden a exagerar sus cifras. “Asegurar ventas altas lo único que provoca es que los inversionistas presionen al emprendedor a alcanzar esas metas para justificar que la compañía vale lo que pagaron por ella.

“Lo indicado es ser realista y hacer una planeación adecuada”, aconseja Hernán Fernández.

3. Los riesgos son pequeños. La verdad es que la única forma de conocer el riesgo es a partir de un análisis del entorno y llevar a cabo el proyecto. Fernando Lelo de Larrea, socio de Venture Partners, sugiere no afirmar que la idea está probada, que el mercado es infinito y que la demanda crecerá, sin que se tengan evidencias de ello.

4. Confío en los números que tabulé en Excel. “Un emprendedor toma decisiones a futuro y si esas proyecciones están mal planteadas, no valen nada”, sostiene Lelo de Larrea. Lo indicado es hacer un estudio de mercado y acercarse al consumidor para poder saber lo que quiere.

5. Otro fondo está interesado. El socio fundador de Angel Ventures México subraya que “entre inversionistas nos conocemos, nos reunimos, platicamos y comparamos proyectos, es algo que a veces pierde de vista el emprendedor”.

publicidad

6. Yo no alteré esos estados de cuenta. “Esto pasa mucho y como inversionistas tenemos que ser sensibles en el uso de los recursos, supervisarlos y administrarlos muy de cerca con los emprendedores”, añade Ernesto Gómez, director comercial de Finmex, a CNN Expansión.

7. Cuando entren los recursos haré un gran equipo. Si las personas esperan la inversión para sumarse a un proyecto, dan el mensaje de que no creen en él.

8. Mi patente me traerá el éxito. Las patentes, como los ejecutivos “estrella” que se añaden a un proyecto, no marcan el buen desempeño de una empresa; sí lo hacen la innovación, el valor agregado, el plan de negocio, la reacción de mercado e incluso la suerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad