publicidad

Negocios hispanos en Florida

Negocios hispanos en Florida

Los dominicanos poco a poco se convierten en los reyes de las bodegas y supermercados en el centro de Florida.

Herencia ancestral

ORLANDO, Florida - Los dominicanos poco a poco se convierten, al igual que ya lo han hecho en Nueva York y otras urbes del norte, en los reyes de las bodegas y supermercados en el centro de Florida.

Prueba de ellos son las cadenas Bravo, con sede en Nueva York y bajo la cual operan unos siete supermercados en Florida, y la Compare.

"Esto es una como una herencia que traemos de nuestros ancestros y que además nos acompaña cuando abandonamos el país cargados de sueños de echar para adelante y de imitar a los que han triunfado", dijo Gabriel Fernández, dueño de Compare, en Orlando.

Desde que llegó en 1996 a Florida, este inmigrante ha abierto cinco negocios similares, que hoy día son operados de manera independiente por distintos propietarios.

"Tuve que salir de Santo Domingo cuando tenía 30 años, en 1984 ya que la necesidad así lo requería, tuve que dejar mis estudios, pero siempre pensé en echar hacia adelante y en imitar a aquéllos que han triunfado, así empecé el negocio", recordó.

Negocios de hispanos para hispanos

La mayoría de estos comercios se concentran en áreas de los condados Orange y Osceola, de mayor presencia hispana y donde viven unos 40 mil dominicanos, según datos de la Oficina del Censo.

"Concentramos nuestros negocios alrededor de nuestras comunidades, no sólo porque es una manera de estar donde estaría nuestra clientela, pero también porque de esta forma contribuimos con ofertas de empleos", dijo Fernández, quien calcula que en dichas zonas se han establecido unos cien negocios.

publicidad

Cada una de estas bodegas y supermercados emplea de cinco a 30 personas, "no sólo dominicanos, pero también otros hispanos con necesidad de trabajar", agregó.

Negocio y lugar de reunión

Ser bodeguero, sin embargo, no un trabajo fácil.

"Es un trabajo duro que empieza con la salida del sol y casi siempre termina muy tarde en la noche", dijo Rafael Dumé, gerente general del Supermercado Compare en Orlando, aunque añade "tiene sus recompensas".

Las bodegas y los supermercados dominicanos, con sus banderas, la bachata y los merengues a través de sus altoparlantes, y los productos típicos que ofrecen no sólo de República Dominicana, pero también de otros países latinos como Puerto Rico, Perú, Colombia y Venezuela y México, también son lugares donde las familias latinas también se reúnen, se ayudan unas a otras y socializan.

"Siempre llega la gente no sólo a comprar, sino también a hablar de sus cosas, con sus problemas y tratamos de ayudar a nuestra comunidad, ya que no dejamos que nadie se vaya con las manos vacías, le damos aunque sea nuestro oídos a sus problemas y un consejo", afirma Fernández, quien reconoce sus tiempos de precariedad.

"En estos momentos de crisis, tratamos de darle aliento a nuestra comunidad preocupada en como sobrevivir en una economía inestable y que también nos hace tambalear", sostuvo.

publicidad

Apoyo a la economía local

De acuerdo con la Cámara de Comercio Hispano de la Florida Central, con sede en Orlando, la comunidad hispana en general contribuye con más de $11 mil millones a la economía local a través de sus pequeños negocios, que incluye a las bodegas y cadenas latinas de supermercados, así como restaurantes y salones de belleza, en los que los dominicanos también destacan.

"En estos momentos estamos viendo un gran aumento de los negocios de propiedad de dominicanos, y entre ellos los salones de belleza parecen tomar las delantera", dijo Víctor Toribio, cónsul dominicano en Orlando.

Reconocidos por la comunidad

Para los dominicanos en el centro de Florida, quienes celebran el Día de la Independencia de su país, el 27 de febrero, esta zona se ha convertido en un segundo hogar, señaló Toribio.

Una muestra de ello es el hecho de que la ciudad de Kissimmee, en el condado de Osceola, la bandera dominicana será izada este miércoles frente al Tribunal de ese condado, en reconocimiento a esta comunidad y los negocios que genera en la zona.

No se olvidan de su país

En tanto, también se preparan para votar en las elecciones de su país de mayo próximo.

"Durante nuestra campaña de registro electoral logramos inscribir más de 1,300 dominicanos y esa es una cifra récord en comparación con otros años", aseguró Toribio, para quien los dominicanos están pendientes de los acontecimientos políticos locales, pero también buscan influir en quien será el próximo presidente de República Dominicana.

publicidad

"Es que así como los dominicanos vivimos aquí, progresamos aquí, triunfamos aquí, pero no nos olvidamos nuestra gente allá y mientras hacemos realidad nuestros sueños de progresar, también procuramos ayudar a nuestros familiares y es por eso que es bueno ser los reyes de las bodegas y los supermercados", finalizó el cónsul.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad