publicidad

Negocios en 90 segundos

Negocios en 90 segundos

Para Nicholas Boothman no hace falta nacer con el don de los negocios, basta con ser inteligente y usar algunos trucos para tener éxito.

La primera impresión

En la vida cotidiana uno está acostumbrado a escoger a sus amigos. Lamentablemente, en el mundo de los negocios uno no puede ir escogiendo a sus clientes, a su colegas, ni a sus superiores.

Pero para Nicholas Boothman no hace falta nacer con el don de hacer negocios, basta con usar la inteligencia y echar mano de algunos trucos para tener éxito en ellos, y lo explica en su más reciente obra, Cómo conectarse en los negocios en 90 segundos o menos, donde expresa que cerrar un buen trato depende de los primeros instantes en que uno se enfrenta al cliente.

A Nicholas Boothman, un fotógrafo de modas, el trato continuo con sus clientes le dio la llave para entender cómo funcionan las relaciones y advirtió que son aquellas personas que pueden establecer plática con todos y en pocos minutos las que escalan más rápido la escalera al éxito.

Y es precisamente ésta la razón de aprender a utilizar los primeros segundos de un primer encuentro, ya que de esta primera impresión depende que nuestro interlocutor decida si nos va a escuchar o no.

“Primero se establece confianza con los instintos básicos y luego se establece empatía con la personalidad”, afirma Boothman en su obra y continúa diciendo que “con frecuencia decidimos en los primeros dos segundos después de haber conocido a alguien cómo responderemos a esa persona”.

Esta regla es tan sencilla como imaginarnos que alguien desconocido llega a ofrecernos un curso de fotografía digital. Aúnque sea muy interesante el tema, si desconfiamos de esta persona le negaremos la posibilidad de escucharlo.

publicidad

Mira a los ojos y sonríe

Una de las mejores formas para atacar el instinto de defensa y abrirte las puertas de la atención en el otro es mirando directamente a sus ojos y sonreír, pues así  tu mensaje irá a donde vaya la voz, ya que ésta va a donde tus ojos la envíen.

Pero existe un sencillo truco para provocar interés y aceptación, el cual consiste en portarse igual que la otra persona; generalmente nos gustan las personas que son como nosotros y nos hacen sentir cómodos y familiares.

Este efecto camaleónico requiere de adaptar nuestras conductas, actitudes, posturas y expresiones a las personas con quienes nos encontramos para que ellas se sientan más a gusto, con ello provocará entendimiento y será más fácil pasar al siguiente paso: dar a conocer su producto o negocio.

No los dejes que huyan

En Cómo conectarse en los negocios en 90 segundos o menos (Grupo Nelson) se enumeran algunos trucos para neutralizar la reacción de huir o pelear a través de establecer una atmósfera receptiva:

  • Pon atención en tu lenguaje corporal y tu presentación personal. Siempre es más atractivo un aspecto saludable, que en su postura y actitud irradie energía e inspire confianza, lo que se logra con una combinación de autoridad y accesibilidad.


  • Ajusta tu actitud para que cuadre con la situación y deja ver que no tienes nada escondido en las manos, de tal modo que vean que no eres una amenaza.

  • publicidad
  • Hacer una pregunta al inicio de la conversación puede servir para romper el hielo, por ejemplo: “Disculpe, ¿puedo preguntarle algo?” “¿Qué opina acerca de?”
  • Sincroniza tu lenguaje corporal con tu tono de voz y sobre todo, respeta el espacio de las personas, ya que acercarte demasiado puede activar una reacción de huida, destruir la empatía y resultar ofensiva.
  • Un comercial de 10 segundos

    Después de aprender algunos trucos para generar una actitud positiva y receptiva en el otro, el paso siguiente es convencerlo de que el mensaje que le traemos le interesa. Y con esto no sólo nos referimos a un producto o servicio, también hablamos de algún trato, un cambio de puesto en el trabajo, o algún favor.

    Para esto Boothman sugiere resumir la idea del producto a vender en un comercial de diez segundos, que cause intriga pero sea claro, que explique cómo puede mejorarle la vida y qué valor tiene para los demás.

    “Usted puede producir un comercial de diez segundos no sólo que explique a su empresa sino también quién es usted. Empiece preguntándose qué es lo que usted o su compañía ofrecen y dígalo de una manera única para que la persona responda con un ¿Cómo lo hace?”, explica Boothman.

    Siempre positivo

    Muy importante también es que el mensaje que trasmitas lleve únicamente información positiva, es decir, datos afirmativos, pues inmediatamente el cerebro reacciona ante ellos. Por ejemplo, decir “Llámeme” en lugar de “No dude en llamarme”, o asentir la cabeza mientras lanza una pregunta en la que le gustaría una respuesta afirmativa, como ¿Proponemos una reunión? o ¿Lo visito nuevamente para tener una respuesta?.

    publicidad

    Y por último, Boothman concluye diciendo que nunca se debe menospreciar a un contacto, pues nunca se sabe si esa conexión podría ser la más importante en tu vida.

    publicidad
    Contenido Patrocinado
    En alianza con:
    publicidad
    En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
    Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
    Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
    Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
    publicidad