publicidad

Leyes anti-inmigrantes

Leyes anti-inmigrantes

Subida de los costos en la construcción y de los gastos de las pequeñas empresas, entre otros, según un informe.

Tendencia reciente

WASHINGTON, D.C. - Muchas de las leyes antiinmigrantes adoptadas por los estados conllevan perjuicios económicos, como una subida de los costos en la construcción y de los gastos de las pequeñas empresas, según un informe encargado por la Cámara de Comercio, la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas y la Asociación Nacional de Contratistas de Tejados, asociaciones que rechazan las medidas anti-inmigrantes debatidas a nivel nacional y estatal.El estudio no coloca una cifra total al daño que esas normas estatales podrían ocasionar a la economía porque son demasiado recientes, según su autor, Peter Creticos, quien en su lugar apunta los tipos de perjuicios que es previsible esperar.

publicidad

El estudio tampoco aborda posibles efectos económicos positivos de esas leyes. Sus defensores afirman que negar servicios públicos a los inmigrantes clandestinos ahorrará dinero al erario y disuadirá a otros extranjeros a entrar en el país.

Una de las piezas claves de esta estrategia es el endurecimiento de las normas que obligan a las compañías a verificar la situación legal de sus empleados.

No obstante, esas medidas elevan los costos de operación, lo que perjudicará especialmente a las pequeñas empresas, que no tienen departamentos de recursos humanos, según el informe.

Peligro de discriminar a gente con papeles

Además, alerta de que personas con acento al hablar inglés o que parezcan latinos "podrían ser discriminados simplemente porque el empresario no está seguro de que los documentos que le entregan son auténticos", y no quiere exponerse a una multa o la pérdida de su licencia.

Por sectores, el informe resalta los efectos de las leyes sobre la construcción, que emplea a un alto porcentaje de extranjeros. En Tulsa, Arizona, por ejemplo, se han elevado los costos de ciertos trabajos debido a la reducción de trabajadores disponibles.

Con el endurecimiento de las leyes de ese estado, algunos contratistas han perdido un 40 por ciento de sus cuadrillas, según el informe.

Pérdida de flujo de dinero

Las normas también han creado inquietud entre los bancos, algunos de los cuales han expresado temor de prestar a empresas cuya licencia pueda ser revocada, por lo que es posible que endurezcan las condiciones de los créditos, advirtió Creticos.

publicidad

El documento también apunta que el consumo podría caer en los barrios habitados por inmigrantes.

La virulencia antiinmigrante en algunos estados puede hacer que las familias extranjeras, incluso si sólo un integrante es clandestino, se muden a otro lugar del país, lo que supondría una pérdida de ingresos tributarios para el estado, según el informe.

Fenómeno nacional

El estudio de Creticos, director ejecutivo del Instituto de Trabajo y Economía, un centro independiente, se ciñe a los efectos de las leyes anti-inmigrantes aprobadas en Arizona, Colorado, Oklahoma y Pensilvania.

No obstante, la adopción de esas normas es un fenómeno a nivel nacional.

Ante el fracaso del Congreso en Washington en aprobar una reforma del sistema a nivel federal, los estados han tomado el asunto de la inmigración por su cuenta y se ha triplicado el número de leyes que han ratificado este año, según un informe del Consejo Nacional de Legislaturas Estatales.

Hasta mediados de noviembre los legisladores estatales habían presentado 1,562 proyectos de ley sobre el tema, frente a los 570 de todo 2006. De ellos, las legislaturas aprobaron 244, comparados con los 84 de 2006.

Unos estados más anti-inmigrantes que otros

La mayoría de esas normas hace la vida más difícil para los inmigrantes clandestinos, al impedirles, por ejemplo, obtener permisos de conducir o sancionar a quien lleve en su automóvil a un trabajador sin papeles.

publicidad

En cambio, algunas otras normas en California e Illinois, entre otros estados, benefician a los extranjeros y a sus familias, al extenderles servicios educativos o vetar que la policía pueda detener a personas indocumentadas.

Creticos señaló en su informe que los estados más anti-inmigrantes son los que han experimentado una llegada "reciente y relativamente rápida" de inmigrantes.

Ésos son sitios donde los habitantes locales están menos acostumbrados a convivir con extranjeros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad