publicidad

La historia de los jóvenes emprendedores que dirigen un restaurante en México

La historia de los jóvenes emprendedores que dirigen un restaurante en México

Tres jóvenes mexicanos formaron una sociedad en tiempos de crisis y hoy dirigen restaurantes que tienen gran éxito.

La historia de los jóvenes emprendedores que dirigen un restaurante en M...

Una sociedad eficiente

CIUDAD DE MÉXICO - "Nosotros no vendemos comida, vendemos experiencias" declara Fernando Espinosa director del Hudson, exitoso restaurante ubicado en lo que antes era una mansión de dos pisos en la lujosa colonia Polanco.

Fernando, quien asegura que el Hudson es un lugar que los medios locales han señalado como una de las mejores opciones para comer, es el líder de una sociedad que ha dado muchos frutos constituida por jóvenes emprendedores que se han atrevido a invertir aún en épocas de crisis.

Junto a él están Santiago Meade y Milagros Vidal, quienes constituyen un equipo muy eficaz que, además del Hudson, tiene a su cargo tres restaurantes más.

Se conocieron en el campo de trabajo, una marisquería en Cancún. Construyeron una sociedad donde cada quien utiliza sus habilidades para beneficio del equipo. Fernando Espinosa es el líder y director, Milagros Vidal es la administradora y Santiago Meade se encarga de la operación de los restaurantes.

publicidad

El origen de un gran negocio

La capacidad emprendedora llevó a los tres jóvenes a formar una sociedad. Reunieron sus experiencias y construyeron el primer proyecto que originalmente se llamaría Montemar y terminaría siendo el Hudson.

Era el momento de buscar financiamiento.

"En 2008 nos acercamos con una SOFOL (sociedades anónimas especializadas en el otorgamiento de créditos a una determinada actividad o sector). En ese momento todos los créditos a título personal en los bancos se habían caído y nos lo negaron, por eso elegimos esta entidad de crédito", dijo Fernando Espinosa.

"A través de esta SOFOL conocimos a nuestros socios, quienes se dedican a construir restaurantes y centros comerciales. Ellos tenían construido un restaurante que se llamaba Jamón Jamón  y no habían podido abrir. Nosotros les propusimos abrirlo en menos de seis meses. Nos dieron luz verde y nos aventamos el reto", señaló el director del Hudson.

Fue así como iniciaron su primer restaurante, Chiringuito, especializado en comida española que abrió sus puertas en marzo de 2009. Fue tal el éxito que abrieron el Hudson en octubre del mismo año.

Y se siguen expandiendo. El pasado 30 de abril abrió otra sucursal de Chiringuito y los socios se encargan de la operación del restaurante Tatanka.

La dificultad de los trámites

publicidad

En cuanto a los trámites gubernamentales para la apertura de un restaurante, los socios señalaron que son muy complicados, pero ellos cuentan con un gestor que se encarga de que los documentos ingresen en la delegación.

Aunque siempre hay obstáculos. Señalan que el trámite más difícil es conseguir la licencia de funcionamiento, por eso al rentar un local buscan que esto sea viable, ya que se necesita que el uso de suelo sea comercial.

El trámite es indispensable para tener un lugar exitoso. "Si no tienes la licencia no puedes vender vinos y licores, y es ahí donde está el negocio", cuenta Fernando Espinosa

Además de eso, incidentes como el del News Divine (Bar de la Ciudad de México donde hubo una estampida en la que murieron 12 personas) provocaron el cierre del trámite de nuevas licencias, aunque ya se está abriendo de nuevo con restricciones, de acuerdo con el director del Hudson.

De acuerdo con los tres socios, para iniciar un restaurante de la naturaleza del Hudson se requiere de una inversión de alrededor de 3 millones de pesos ($237,108).

La comida y el ambiente

En lo que fue la espaciosa sala de una gran casa, hoy hay cómodas sillas y mesas espaciosas. Se puede estar en el interior, donde el ambiente es más cálido y propicio para las conversaciones; o el exterior para los que gustan de fumar y quieren disfrutar de la "vista al mar", es decir, la visión de las casas tradicionales de calle Anatole France sin ningún edificio moderno alrededor.

publicidad

En Hudson se sirve la comida de Nueva Inglaterra y el este de Estados Unidos: clam chowder, cortes americanos de carne ( porterhouse, new york, rib eye), atún, king crab, sea bass, mahi mahi, ensaladas frescas, sopa de cebolla, hamburguesas grandes y hot dogs con salchicha Viena. Para beber, cuentan con coctelería de autor y carta de vinos.

Los platos bandera del Hudson son el clam chowder y el corte porterhouse. Las hamburguesas son un caso especial, ya que no son las típicas de fast food, sino que están hechas de carne de rib eye y existen de dos tamaños, que dependen del hambre del cliente, señala Santiago Meade.

Una comida completa que consta de entrada, plato fuerte, postre, café, refresco y una bebida alcohólica ronda los 550 pesos ($42.8).

"Si no quieres, no vengas a trabajar"

En el Hudson trabajan 27 personas. "El ambiente lo hacen los empleados. Nosotros nos enfocamos al factor humano y de ahí ha surgido el éxito", señalan los socios.

Aseguran que no se comportan como jefes a la manera tradicional, ya que no gritan ni levantan la voz, procuran que su personal se sienta cómodo. Esto se refleja en la baja rotación de personal que tienen en Hudson, al contrario de otros restaurantes en México.

"Yo prefiero que me digan 'hoy no tengo ganas de ir a trabajar', en lugar de que vengan sin ganas y con mala actitud. Si no están al cien por ciento en el trabajo, no me sirven y es mejor que descansen", menciona Santiago Meade.

publicidad

Señala que tienen muchas solicitudes de empleo, pero sólo pueden contratar conforme abran nuevos lugares.

"La gente se pone la camiseta con nosotros y rara vez se quieren ir", asegura el encargado de operaciones del Hudson.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad