publicidad

El vino, mejor si es caro

El vino, mejor si es caro

El placer de beber vino aumenta en la misma proporción en que se incrementa su precio, sin importar su calidad.

Los consumidores "se engañan"

WASHINGTON, D.C. - El placer de beber vino aumenta en la misma proporción en que se incrementa su precio, no importa cual sea su calidad, revela un estudio publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Mucha gente presume de ser experta en vino, y quizá lo sea. Pero también muchos otros dejan guiar su "gusto" simplemente por el precio de la botella que estén bebiendo.

Investigadores de la Escuela de Licenciados en Administración de Empresas de Stanford y el Instituto Tecnológico de California descubrieron que los consumidores creen que, al ser más caros, los vinos son de mejor calidad.

Se engañan al pensar que esos vinos les proporcionan una experiencia más agradable que los más baratos, indican los científicos en un informe sobre su estudio.

Añaden que esas expectativas desencadenan una mayor actividad en la corteza orbitofrontal medial, que es la parte del cerebro que registra el placer.

Esto ocurre aun cuando no se registra ninguna actividad en la parte del cerebro que interpreta el sabor.

Percepción influida por el precio

Los investigadores indicaron que sometieron a diversas pruebas a 20 adultos quienes probaron vinos de diferentes precios.

Esos voluntarios dijeron haber experimentado un mayor placer cada vez que se les indicó el mayor precio del vino.

"Desde hace mucho sabíamos que la percepción de la gente es influida por la propaganda. Ahora sabemos que también recibe la influencia del precio", señaló Baba Shiv, uno de los autores del estudio.

publicidad

"Los encargados de la comercialización (del vino) tendrán que pensar dos veces antes de reducir los precios", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad