publicidad
erotismo

El erotismo se vende en casa

El erotismo se vende en casa

La idea de ir a una tienda de "juguetes eróticos" es algo que espanta a muchos. Por eso el negocio de venderlos a domicilio está "caliente".

erotismo
erotismo

Gánate el dinero a puerta cerrada

Melissa invitó a un grupo de amigas a su casa para mostrarles los nuevos colores, texturas y materiales de lo que vende, está segura de que al terminar la tarde sus ganancias podrían ascender hasta los $300 dólares.

Pero lo que les ofrece no son cosméticos ni utensilios de cocina, sino "juguetes eróticos" y consejos prácticos para usarlos...

Y es que si bien a la mayoría le gusta "encender la chispa del amor" para fortalecer su relación con su pareja, la idea de entrar a una tienda de "juguetes eróticos" para adquirir las herramientas necesarias para eso es algo que espanta a muchos.

Por eso el negocio de realizar reuniones privadas para mostrar y vender "productos íntimos" a domicilio es un fenómeno cada vez más caliente. Como Melissa, miles de mujeres en todo mundo están haciendo reuniones, al estilo "Tupperware", para llevar productos eróticos a casa.

publicidad

Tal vez si Brownie Wise -autora de las Fiestas Tupperware- estuviera viva hoy, no podría creer que las reuniones de mujeres que inventó para vender sus legendarios productos para el hogar, también resultarían en un excelente escenario para ofrecer juguetes eróticos.

Y es que si bien en la actualidad las mujeres son más abiertas respecto a su sexualidad, y muchas están dispuestas a probar nuevas formas para estimular su vida erótica y la de sus parejas, aún no se atreven a comprar directamente en las sex shops (o tiendas con objetos sexuales).

Precisamente en base a esta idea de "confidencialidad" es como surgió hace más de una década Slumber Parties, una empresa distribuidora de productos eróticos que hoy tiene ganancias anuales de $54 millones de dólares.

Pero la industria es grande y va en aumento: En Estados Unidos, además funcionan otras empresas similares como Passion Parties y Pure Romance; mientras que La Maleta Roja en España y Sophie Jones en Argentina, también están teniendo éxito con la venta de aceites para el cuerpo, ropa íntima, vibradores y hasta ofreciendo clases de stripptease a domicilio.

El secreto radica, no sólo en que las mujeres pueden comprar estos juguetes sexuales en la intimidad de su casa, sino también en los momentos de diversión y aprendizaje que dichas "fiestas" prometen.

publicidad

"Las mujeres tienen una velada de mucha diversión", aseguró Melissa, consultora desde hace cuatro años de Pure Romance, y quien cada semana coordina al menos una "fiesta pasional".

Un ambiente divertido y educativo

"Cuando estoy organizando una fiesta no siento que esté vendiendo, pues me considero más bien una educadora y animadora", añadió la joven empresaria. "Me divierto mucho haciendo lo que hago... Mientras más divertidas haces las fiestas, más clientas te llaman y hasta te pagan por ir".

Durante la reunión, la "consultora" es la encargada de mostrar a sus invitadas la línea de productos mientras ameniza la velada con una serie de temas entretenidos y a veces con juegos.

El objetivo es levantar pedidos en esa misma reunión, ya que a mayores ventas, mayores son los productos gratuitos que recibe, además de un porcentaje de las ventas.

Son vendedoras "libres"

Para convertirse en una organizadora de "fiestas pasionales" primero es necesario invertir en los productos que se quieran promocionar, así como un poco de tiempo para reunir a vecinas, amigas, familiares y hasta desconocidas.

"Yo quería adoptar un trabajo que fuera de medio tiempo y que me permitiera estar con mis hijos", explicó Crystal, otra consultora de Pure Romance. Pero "este negocio no es difícil, no tiene gran ciencia, basta con ponerse metas. Puedo decir que amo mi trabajo porque es divertido".

publicidad

Aunque las vendedoras son independientes es su obligación, sin embargo, asistir a cursos de entrenamiento sobre sexualidad -con videos y catálogos creados por profesionales- y estar enterada de las últimas novedades.

Cada reunión está hecha con la intención de no sólo de vender, sino de reclutar a más vendedoras. El resultado: La creación de un gran mercado interno de cerca de 12 mil distribuidoras a nivel nacional y la promoción gratuita de su producto.

El lado bueno de estas 'fiestas' es que aquellas mujeres que nunca se atrevieron a comprar ningún tipo de juguete sexual, ahora puede hacerlo de una manera discreta, tal como si estuviera comprando utensilios para su hogar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad