publicidad
Comer en el cielo es un negocio

Comer en el cielo es negocio

Comer en el cielo es negocio

Imagínate celebrar un comida de negocios suspendido por una grúa. Un nuevo restaurante flotante de este tipo está teniendo éxito en Europa.

Comer en el cielo es un negocio
Comer en el cielo es un negocio

Una aventura culinaria inolvidable

Imagina que celebras una comida o cena importante, suspendido en el aire. Un acontecimiento único que hará de esa ocasión algo distinto y especial. Dinner in the sky ("Comida en el cielo") es un proyecto empresarial que aúna restauración y entretenimiento al más puro estilo de las atracciones.

Con una vocación empresarial, Dinner in the sky ha cosechado grandes triunfos en distintos países del mundo. El negocio es itinerante y se puede optar por vivir este evento en cualquier latitud del globo.

Sólo basta cumplir unos requisitos y desembolsar una cantidad -sólo para algunos bolsillos- para sorprender a los clientes o asociados de la empresa o festejar un momento inolvidable que no se volverá a repetir.

publicidad

Sobre una tabla suspendida a unos 50 metros del suelo (164 pies), los comensales se reúnen amparados por Benji Fun, el líder de este tipo de actividades de atracción y ocio.

Dinner in the Sky permite reservas de ocho horas y puede personalizarse de acuerdo con los deseos de los clientes.

De este modo, los 22 asientos de los que dispone esta mesa son surtidos por tres encargados -en el centro de la grúa- que desempeñan las labores de chef, camarero y actor.

El éxito de la propuesta logra que si la media son tres reservas por hora, más de  500 personas habrán accedido a la plataforma suspendida para comer. Empero, se puede conferir carácter de exclusividad a la cita y organizar un acontecimiento para gente VIP.

La originalidad de este proyecto es que puede instalarse en diversos sitios y, en esa versatilidad paisajística, reside parte del encanto. Así, puede ubicarse en las inmediaciones de un campo de golf, de un castillo, viñedo o sitio histórico.

¿Te imaginas cenando junto al Big Ben? ¿Y por encima del cauce del Río Tamesis? Sólo es necesario el permiso y los 500 metros cuadrados (5,381 pies cuadrados) de superficie en el sitio deseado.

La mesa tiene un peso total de cinco toneladas, con unas dimensiones de 9 por 5 metros y una rotación de 180 grados.

Además, se puede alquilar este sistema por el precio de $10,609 dólares, incluido servicio de seguridad, gastronomía y logística.

publicidad

Por ello, ha sido seleccionado por la prestigiosa revista de negocios Forbes como uno de los diez restaurantes más inusuales del planeta. Eso sí: No olvides que no es apto para público con vértigo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad