publicidad

Bodas para atraer turistas

Bodas para atraer turistas

Primero fueron los deportes de aventura, luego los cruceros gays, lo último son las bodas para atraer visitantes a Puerto Rico.

La isla preferida

SAN JUAN - Primero fueron los deportes de aventura, luego los cruceros de parejas del mismo sexo, después los destinos ecológicos y rurales, y ahora, para promocionar el turismo, lo último son las bodas para atraer visitantes a Puerto Rico.

La directora ejecutiva de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Terestella González Denton, anunció una serie de estrategias dirigidas "a convertir a la isla en un destino de bodas preferido en el Caribe y las Américas".

Para la jefa de Turismo puertorriqueña, las cifras hablan por sí solas: el mercado de bodas en EU genera $60 mil al año en ingresos relacionados con la preparación, coordinación y producción de enlaces matrimoniales, mientras que las "lunas de miel" suponen entre $4 mil y $8 mil millones anuales.

"Puerto Rico por su clima, naturaleza, accesibilidad, cultura, historia, hospitalidad e infraestructura, posee los elementos ideales para atraer este importante sector que se encuentra en constante crecimiento, no sólo en los Estados Unidos, sino también a nivel internacional", aseguró González Denton.

El nuevo plan de promoción de la Compañía de Turismo para este nicho consiste en contratar anuncios en revistas especializadas para novias, en páginas de internet dedicadas al mercado de bodas y en las mismas tiendas de trajes de novia.

Turismo de amor

publicidad

Como parte de estas estrategias, la Compañía de Turismo estableció una alianza con la empresa de bodas Demetrios, que a través sus tiendas de trajes de novia, boutiques y sus salones de banquetes en 15 estados de EU promocionará Puerto Rico como el destino ideal para casarse.

La Compañía de Turismo puertorriqueña pretende así atraer parte de un mercado, el estadounidense, donde se celebran 2.5 millones de bodas al año, con un gasto promedio en cada una de $22 mil.

Además, los meses preferidos por los estadounidenses para la celebración de bodas son agosto, mayo, septiembre y octubre, todos meses de temporada baja en Puerto Rico, lo que podría compensar la disminución de turistas en estas épocas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad