publicidad
Piden suspender ejecución de nicaragüense

Florida ejecutó a un hombre condenado por el asesinato de su familia

Florida ejecutó a un hombre condenado por el asesinato de su familia

Jerry Correll había solicitado la revisión de su condena por asesinato

Piden suspender ejecución de nicaragüense
Piden suspender ejecución de nicaragüense

Florida ejecutó este jueves a Jerry William Correll, quien había sido sentenciado a muerte por un asesinato múltiple. Fue la segunda ejecución por inyección letal concretada en ese estado en lo que va de 2015.

La Corte Suprema de Estados Unidos había  desestimado este jueves una petición presentada por Correll para revisar su ejecución y detenerla. El condenado de 59 años, argumentó que su largo encarcelamiento representa "un castigo cruel e inusual".

Correll fue condenado el 7 de febrero de 1986 y había estado recluido en el pasillo de la muerte por 29 años. Fue hallado culpable del asesinato a cuchilladas de cuatro personas, entre ellas, su exesposa, su suegra y cuñada, así como su hija de 5 años. Los crímenes fueron perpetrados en Orlando, Florida.

Medios locales refieren que a las afueras de la prisión del estado de Florida en Raiford, unas 40 millas al noreste de Gainesville, un grupo de personas protestó en contra de la pena de muerte.


La ejecución de Correll estaba prevista para febrero, pero fue suspendida hasta esperar un fallo de la Corte Suprema sobre la legalidad de la droga Midazolam, que el año pasado falló en tres ejecuciones.

La ejecución de  Correll fue la segunda de este año en Florida, que en enero pasado administró la inyección letal a Johny Shane Kormody, condenado por matar a un banquero en 1993, y la vigésimo segunda firmada por Scott.

De los 90 presos ejecutados desde 1979, cuando el estado restableció la pena capital, 21 han sido bajo la administración del actual gobernador, el mismo número que bajo el mandato del exgobernador Jeb Bush (1999-2007).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad