publicidad
.

Peligrosa combinación cuando los jóvenes manejan y envian textos al mism...

No se pueden hacer las dos cosas, y cientos de jóvenes y profesora del bachillerato Molina en Dallas, pudieron comprobarlo en un simulador como parte de una campaña de prevención de AT&T.

Peligrosa combinación cuando los jóvenes manejan y envian textos al mismo tiempo

Peligrosa combinación cuando los jóvenes manejan y envian textos al mismo tiempo

Un 54% de los adolescentes hispanos admite que envía mensajes de texto al conducir, en comparación a un 41% de anglosajones y un 42% de afroamericanos.

No se pueden hacer las dos cosas, y cientos de jóvenes y profesora del b...
No se pueden hacer las dos cosas, y cientos de jóvenes y profesora del bachillerato Molina en Dallas, pudieron comprobarlo en un simulador como parte de una campaña de prevención de AT&T.

Hispanos los de mayor incidencia

DALLAS - Las conclusiones de una nueva encuesta administrada por AT&T* como parte de la campaña “Puede esperar” indican que los adolescentes hispanos son altamente vulnerables en lo que respecta al envío de mensajes de texto mientras conducen.

Un impactante 54% de los adolescentes hispanos admite que envía mensajes de texto al conducir, en comparación a un 41% de los adolescentes blancos y un 42% de los afroamericanos.

Aunque la mayoría de los adolescentes entrevistados en la encuesta comprende los peligros de enviar mensajes de texto al conducir, el 43% admite que lo hace, y el 75% dice que esa práctica es común entre sus amigos. Pero aún más preocupante es el hecho de que estos adolescentes sienten la presión de sus compañeros para responder a los mensajes de texto rápidamente, en cinco minutos o menos.

publicidad

La penetración de los equipos smartphone es muy común entre los adolescentes, especialmente los adolescentes hispanos que pro lo general son los primero en adoptar nuevas tecnologías y más rápidamente.

Según esta encuesta, el 78% de los adolescentes entrevistados en esta encuesta declara que es propietario de un equipo smartphone en comparación a solo un 68% de los adolescentes blancos. Además, en los hogares hispanos es más probable que sólo haya teléfonos móviles, lo que significa que éstos son su principal medio de comunicación, según la Encuesta Nacional de Entrevistas sobre la Salud (NHIS, por su sigla en inglés) del centro Pew Research Center.  

“La prevalencia del envío de mensajes de texto al conducir es mayor entre los adolescentes hispanos, por lo que creemos que es nuestra responsabilidad generar conciencia sobre el peligro de esta riesgosa conducta”, dijo Brent Wilkes, de la organización League of United Latin American Citizens (LULAC). “Gracias al esfuerzo realizado por AT&T en difundir en toda la comunidad hispana su mensaje de no enviar mensajes de texto al conducir, LULAC puede hacer lo mismo y salvar vidas”.   

A medida que nos acercamos a una temporada de celebraciones con los bailes y ceremonias de graduación, también entramos en los “Cien días más letales” para los adolescentes que conducen en la carretera, período que se extiende:

  • Desde el Día de Conmemoración de los Caídos hasta el Día del Trabajo.
  • El envío de mensajes de texto es además la vía de comunicación número uno entre los adolescentes.
  • Los adolescentes envían en promedio cinco veces más mensajes de texto al día que el adulto medio.
  • Cuando este hábito llega a las carreteras, los conductores que envían mensajes tienen 23 veces más probabilidades de participar de un accidente o situación similar.
publicidad

Más conclusiones de la Encuesta de Conductores Adolescentes

Presión de los amigos: Casi todos los adolescentes (el 89%) esperan que les respondan un mensaje de texto o un correo electrónico en un plazo de cinco minutos o menos.

Lo saben pero no hacen nada al respecto: El 75% de los adolescentes dice que enviar mensajes de texto al conducir es muy peligroso y, aun así, el 43% admitió hacerlo.

Peligros "permitidos": El 70% de los adolescentes piensa que enviar mensajes de texto al estar detenido en una luz roja es peligroso.

Sin embargo, el 60% admite enviar mensajes de texto al detenerse por una luz roja, y el 73% admite mirar su teléfono móvil en ese momento.

El 61% de los adolescentes admite mirar su teléfono cuando maneja, y el 61% ha visto a sus amigos enviar mensajes de texto al conducir.

Aprenden del ejemplo: Según el 77% de los adolescentes, los adultos les dicen a los jóvenes que no envíen mensajes de texto mientras conducen, pero estos mismos adultos lo hacen "todo el tiempo".

El 41% de los adolescentes declara haber visto a sus padres enviar mensajes de texto al conducir.

Sin embargo, el 89% dice que sus padres son modelos a seguir en lo que respecta a no enviar mensajes de texto al conducir.

Y el 62% de los adolescentes creen que si sus padres les recordaran que no deben enviar mensajes de texto al conducir, sería una manera eficaz para que ellos y sus amigos dejaran de hacerlo.

publicidad

Diferencias en el caso de las minorías: Los adolescentes hispanos (54%) son más proclives a admitir que envían mensajes de texto mientras conducen que los blancos (41%) y los afroamericanos (42%).

Los adolescentes hispanos también son más proclives a decir que han visto a sus padres enviar mensajes de texto al conducir (52% de hispanos en comparación con 38% de adolescentes blancos y 44% de adolescentes afroamericanos).

Formas de controlar la ansiedad: El 89% de los adolescentes dijeron que contar con una aplicación como AT&T DriveModeTM que les impida enviar mensajes de texto y manejar sería una manera eficaz para dejar de enviar mensajes cuando están al volante.

AT&T DriveModeTM proporciona un mensaje de respuesta automático y personalizable que les notifica a los amigos del usuario que éste está conduciendo y responderá cuando sea seguro hacerlo.

Llevar el mensaje de las carreteras

Para encarar el problema y mostrar de primera mano los riesgos que implica enviar mensajes al conducir, AT&T está iniciando una gira en 30 mercados de los Estados Unidos con un simulador de envío de mensajes al conducir ofrecido por The Peers Foundation.

El simulador es un automóvil computarizado que les permite a los usuarios enviar textos al conducir en forma virtual, lo que facilita una experiencia realista pero sin riesgos para que los adolescentes comprendan el peligro de enviar mensajes de texto cuando están al volante.

publicidad

“Ya que conducir y enviar mensajes de texto al mismo tiempo es un problema recurrente entre los adolescentes de la comunidad hispana, es para nosotros un gran honor apoyar la campaña ‘Puede esperar’ de AT&T, cuyo objetivo es educar a la comunidad sobre el peligro de enviar mensajes de texto al manejar”, dijo Gus West, del instituto The Hispanic Institute. “Como adultos, nos corresponde hacer nuestra parte y predicar con el ejemplo, guardando el teléfono móvil mientras conducimos”.

La gira hará escalas en institutos de educación secundaria de distintos lugares del país desde el 8 de mayo al 1º de junio, y alentará a los adolescentes y a las comunidades de cada lugar a que comprendan los riesgos de enviar mensajes de texto al conducir. En el oeste, pasará por Seattle y Spokane, en Washington; Eugene y Portland, en Oregon; y Bakersfield, Fresno, Los Ángeles, Sacramento, San Diego y San Francisco, en California. También llegará a Dallas, Houston y San Antonio, en Texas; Little Rock, en Arkansas; St Louis y Kansas City, en Misssouri; y Omaha, en Nebraska.

Otros destinos serán Denver, Las Vegas, Oklahoma City, Phoenix y Salt Lake City. En Florida, el simulador estará en Jacksonville, Orlando, Miami, Tampa y Wellington. También visitará Brentwood y Knoxville, en Tennessee; y Louisville, en Kentucky.

El compromiso de AT&T con la educación en este tema

La semana pasada, AT&T recibió el reconocimiento Youth Choice Award de parte de la National Organizations for Youth Safety por sus esfuerzos y por trabajar mano a mano con los adolescentes para combatir la problemática de enviar mensajes de texto y conducir al mismo tiempo.

publicidad

La campaña “Puede esperar” de AT&T se lanzó en marzo de 2010 y, a la fecha, más de 110,000 personas se han comprometido a no enviar mensajes de texto y conducir al mismo tiempo en las páginas de AT&T de Facebook, familiares y amigos y empleados.

Casi tres millones de personas ya vieron el impactante documental de AT&T “The Last Text” (El último mensaje de texto), de 10 minutos de duración, que contiene historias reales de vidas que fueron dramáticamente afectadas o incluso truncadas por enviar mensajes de texto al conducir. El documental con subtítulos en español se puede ver en www.att.com/itcanwait.

En 2011, AT&T se comprometió a realizar una serie de aportes durante cuatro años por un total de $1 millón para ayudar a educar al público y difundir la campaña. Esto se suma a las contribuciones por valor de $250,000 que fueron realizadas en 2010 a organizaciones de seguridad juvenil sin fines de lucro para apoyar la causa. AT&T también creó y mantiene un centro de recursos por Internet con materiales educativos para descargar como compromisos, pósteres y anuncios de servicio público.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad