publicidad

pelea mayweather de la hoya

pelea mayweather de la hoya

Cuando De la Hoya y Mayweather Jr. choquen sus guantes antes de la pelea, estarán sellando un pacto secreto.

pelea mayweather de la hoya 364157f799e34485b962d264bb97a0d1.jpg

Dos boxeadores, dos objetivos

Cuando "scar de la Hoya y Floyd Mayweather Jr. choquen sus guantes momentos antes de iniciar su combate el próximo sábado en el MGM Grand de Las Vegas, será como estrechar las manos en un pacto secreto que todo el mundo conoce. Un pacto que comprende territorios más allá de lo deportivo y que nos ayuda a entender que si bien es cierto que el desenlace de la pelea es importante, también es cierto que los dos gladiadores llegan al compromiso con objetivos diferentes y muy redituables.

Todo boxeador tiene un momento que define su carrera y que deja plasmado en un instante su legado dentro del deporte. La pelea con la que será recordado años después de colgar los guantes. Ésta es esa pelea para Mayweather y no así para De La Hoya.

publicidad

El oriundo de Gran Rapids Michigan cuenta con 37 triunfos en igual número de peleas de paga y es ampliamente considerado el mejor boxeador del mundo libra por libra. Sin embargo, no cuenta en su currículo con una víctima con el peso del mexico-americano. Mayweather ha derrotado a oponentes de calidad como Zab Judah, Jose Luis Castillo –en dos ocasiones- Arturo Gatti y Diego Corrales, pero desafortunadamente muy pocos lo han visto hacerlo. Para muchos aficionados casuales, Mayweather es un desconocido y este fin de semana será la primera vez que lo verán actuar.

Para Mayweather, un triunfo ante el chico dorado significaría consagrarse ante los ojos de los conocedores y aficionados y –dependiendo de su desempeño- la posibilidad de cimentarse como uno de los boxeadores más finos e inteligentes que se han parado en un cuadrilátero. Una pelea exitosa también lo catapultaría al selecto grupo de boxeadores que han ganado títulos mundiales en cinco divisiones distintas.

Su oponente vive una situación distinta.

De la Hoya no necesita a Mayweather para ensalzar su carrera. El mexicoamericano pudo haber rechazado esta pelea sin problema. Pudo haberse retirado hace tiempo, después de perder con Bernard Hopkins o después de vencer a Mayorga.

La pelea del sábado está lejos de ser la más importante de su carrera. Su mas grande triunfo llegó ante Julio César Chávez –la primera ocasión— y los dos momentos que lo definen son su derrota por 'correlón' ante Félix 'Tito" Trinidad en 1999 y su espectacular regreso ante Fernando Vargas en 2002.

publicidad

De la Hoya tiene un lugar asegurado en la historia del boxeo al haber alcanzado latitudes impensables. Tiene una medalla de oro olímpico, campeonatos mundiales en seis diferentes categorías y el reconocimiento tanto de los medios especializados como de los aficionados casuales.

Claro que una victoria este fin de semana le compraría otro año de vigencia deportiva, pero eso no es la prioridad de un "scar que, cada vez que tiene oportunidad, coquetea con el retiro.

De la Hoya está en rumbo de consagrarse como uno de los más grandes genios de la mercadotecnia boxística. Un hombre que a lo largo de su carrera ha aprendido a manejar su imagen utilizando todos los recursos con los que cuenta: su talento, su carisma y el hecho de ser no sólo bilingüe sino bicultural también. Sin confesarlo abiertamente, quiere demostrar que aún a sus 34 años de edad y cuando muchos lo consideran un peleador en 'declive', puede convocar a las masas y seguir siendo un imán de taquilla.

Más que una pelea

Hasta el momento va ganando la carrera. La venta de boletos para ver este combate generó una ganancia mayor a los $19 millones, con lo que se estableció una nueva marca en este deporte. Además, si la pelea alcanza las 995 mil compras del sistema de pago por evento, "scar de la Hoya se convertirá en el deportista con mayores recaudaciones a lo largo de su carrera por este conducto, superando los $341 millones logrados por Mike Tyson

publicidad

.

Sólo un tipo como De La Hoya, que a estas alturas es mitad boxeador y mitad empresario, puede hacer que una pelea que no sea de peso completo se convierta en un evento del que todos están pendientes.

Y en efecto, este evento es mucho más que una pelea: Con 11 presentaciones en vivo en diferentes ciudades del país y varias teleconferencias internacionales antes de la pelea, es un circo.  Con miles de personas queriendo estar en la función y en donde todos se sienten expertos aunque jamán hayan presenciado una pelea anteriormente, es un evento de farándula. Con el prospecto de una miniserie en HBO, es algo cercano a un documental. Con la mano de "scar ayudando a que Mayweather se reconciliara con su padre, es una novela familiar.

La pregunta es si este será realmente el acto que cierre el telón. Es muy probable que exista una segunda y hasta una tercera pelea pactada. Quizá dependerá de si lo que se vive este próximo 5 de mayo sea una batalla épica o una pelea que defraude a todos los que estuvieron a la expectativa. De ser lo primero, tanto "scar como Floyd son lo suficientemente inteligentes como para dejar de escapar la oportunidad de repetir la función.

* Enrique Gutiérrez es conductor de Acción Deportiva 34. Puede escribirle a enriquegutierrez@univision.com

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
publicidad