publicidad

Pasará su vida en prisión por discusión sobre la existencia de Dios

Pasará su vida en prisión por discusión sobre la existencia de Dios

Douglas Yim fue sentenciado a 75 años de prisión por haber disparado fatalmente a otro hombre mientras ellos estaban hablando sobre la existencia de Dios.

OAKLAND, California - Un hombre de Oakland fue sentenciado a 75 años de vida en 

prisión por haberle disparado fatalmente a otro hombre mientras ellos estaban hablando sobre la

existencia de Dios. Los dos estaban bajo la influencia del alcohol, la marihuana y la cocaína al momento del incidente.

Douglas Yim, de 34 años, fue condenado el 03 de septiembre por asesinato en primer grado 

por la muerte de Dzuy Dunh Phan, de 25 años de edad, residente de Alameda, en la casa de Yim en el

3100 de la avenida Herriott, en Oakland, la madrugada del 2 de abril del 2011.

Yim también fue declarado culpable de asalto con un arma de fuego y el caos de disparar a otro hombre, Paul Park, durante el incidente además tiene un cargo por robo

, lo que hizo que aumentara su condena.

El Fiscal Allyson Donovan dijo que Yim y Phan eran amigos, pero una conversación acerca de la existencia de Dios provocó el tiroteo, ella dijo que era "extremadamente sin sentido".
publicidad

Donovan dijo que Yim se molestó cuando Phan dijo que no creía en Dios, preguntándole a Yim que en dónde estaba Dios cuando perdía al jugar un videojuego o en la ocasión que el padre de Yim colapsó y murió a causa de un derrame cerebral.

El fiscal dijo que Yim lanzó el control del videojuego a la pantalla de televisión de su casa, y Phan trató de calmarlo.

Yim no respondió por lo que Phan le dijo que si estaba molesto fuera a buscar su pistola, dijo Donovan. 

Yim esperó cinco minutos, entró en su dormitorio, agarró y

cargó su rifle semiautomático y le disparó a Phan seis veces, según informa el fiscal.

Yim testificó que disparó en defensa propia porque Phan tuvo un objeto negro en la mano que él creía que era un arma. Pero Donovan dijo que Phan sólo estaba sosteniendo un teléfono celular, nunca tuvo un arma y nunca amenazó a Yim. El asesinato se llevó a cabo tal y como se mencionó anteriormente. 

Ella dijo que los seis disparos que Yim le proporcionó a Phan golpearon su cuerpo entre la cintura y la cabeza y el tiro final fue despedido menos de un pie de distancia de la cabeza de Phan cuando este estaba en el suelo desangrándose por los primeros 5 disparos. 

Yim testificó durante el juicio que él estaba realmente borracho esa noche y dijo que recordaba el primer el último disparo, pero no los demás.

Donovan dijo que Yim estaba levemente afectado pero que sabía lo que estaba haciendo ya que fue capaz de alejarse de la escena, deshacerse del arma, conducir fuera de la ciudad y comprar ropa nueva para que no usar la que tenía en el momento de los disparos.

Donovan dijo que ella está "satisfecha" con el veredicto en contra de Yim y que ella cree que el juez del Tribunal Superior del Condado de Alameda, Thomas Reardon "dio una sentencia justa basada sobre su conducta y las circunstancias de los disparos".

Donovan dijo que también espera que la sentencia traiga paz a la familia de Phan.

(Información de Bay City News)


publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad