publicidad

Pasajeros del 1549 vuelven a NY para conmemorar aquel exitoso dia.

Pasajeros del 1549 vuelven a NY para conmemorar aquel exitoso dia.

Tripulantes y pasajeros del accidente sobre el río Hudson vuelven a Nueva York para conmemorar el primer año del aniversario.

Reencuentro

NUEVA YORK - Este vienes se cumple el primer aniversario del llamado "Milagro del Hudson", fecha en donde 155 pasajeros del vuelo 1549 fueron rescatados por el piloto Chesley "Sully" Sullenberger, quien con una perfecta maniobra logró aterrizar con seguridad el avión en medio de la gélida agua del río Hudson. Por tal motivo la Cruz Roja de Nueva York realizó un desayuno en honor a todos los voluntarios que participaron es este triunfal día.

El también nombrado Héroe Nacional, Chesley Sullenberger, acudió al acto, en donde también estuvo el Gobernador de Nueva York, David Peterson, quien no dudó en manifestar que el 15 de enero de 2009 "fue el día más feliz que he vivido o que podría vivir como gobernador", informó el New York Post.

Ataviado con su galante uniforme de piloto y rodeado por más de 100 personas, el Capitán "Sully", como también se le conoce a Chesley, llegó hasta el estrado para así inaugurar este día que han nombrado como la "Celebración del milagro", en donde varios de los pasajeros el vuelo 1549 estarán presentes.

De acuerdo con información del New York Post, Sullenberger se dirigió a la audiencia para expresar el sentir de gran parte de los ahí presentes: "Estamos muy contentos de tener mucho que celebrar", enfatizó.

publicidad

Entre los asistentes también se encontraban Laura Zych de Charlotte, North Carolina, y Ben Bostic, el cual expresó que luego de sobrevivir al accidente aéreo todavía siente "un poco de ansiedad", sin embargo la experiencia le sirvió para abrirse más a las oportunidades y apreciar todo, apuntó el diario de NY.

Luego del desayuno organizado por la Cruz Roja de Nueva York, en donde también se recordó a las víctimas del terremoto de 7 grados Richter en Haití, el Capitán "Sully" y muchos de los ahí presentes se transportaron a río Hudson donde un ferry los llevaría al lugar exacto en donde ocurrió el acuatizaje.

Según información de la agencia EFE, los supervivientes, y familiares de ellos, subieron a la embarcación que exactamente hace un año fue la primera en ir por ellos a mitad del Hudson.

Ya  en punto de las 3:31 p.m, hora local, todos los presentes levantaros sus vasos para hacer un brindis, por lo que muchos llamaron una nueva oportunidad de vida.

El vodka utilizado para aquella especial ocasión fue Grey Goose, (ganso gris, en inglés) en referencia al animal que causó el incidente hace un año.

Ahí, todos desde la cubierta, pudieron disfrutar el espectáculo que realizaron otras embarcaciones como parte la conmemoración de un año del "Milagro en el Hudson", informó The New York Times.

publicidad

Actividades del día

La jornada, bautizada por la Alcaldía de Nueva York como el día de la "Celebración del milagro", comenzó con un desayuno ofrecido por la Cruz Roja.

Después los pasajeros, la tripulación y el personal de rescate irán a la zona del acuatizaje en uno de los barcos que acudieron a socorrer a los afectados hace un año.

Allí brindaron a las 15:31 hora local,  20:31 GMT, el momento exacto del acuatizaje, con vodka de la popular marca Grey Goose (ganso gris, en español), en un gesto patrocinado por el fabricante de esa bebida con el toque de humor que supone que su nombre corresponda con el del animal que causó el incidente.

También está previsto que acudan a una galería cercana donde se muestran fotos de gran formato tomadas aquel día, incluidas las relativas a los complicados trabajos para recuperar uno de los motores que se desprendió del aparato y quedó sumergido bajo el agua, así como para sacar el Airbus del agua.

"Aún tengo la sensación de que mantengo una deuda de gratitud pendiente que nunca podré saldar. Mucha gente en Nueva York y Nueva Jersey decidió ese día no ser meros espectadores e hicieron cosas increíbles para sacarnos del agua", recordó recientemente el piloto, quien asegura haber vivido un año "surrealista" y "difícil de creer".

publicidad

En estos últimos doce meses, "Sully" acudió a la toma de posesión de Barack Obama, escribió un libro, protagonizó un documental, visitó el palacio de Buckingham, presidió desfiles y hasta testificó ante el Congreso de Estados Unidos.

Entre el resto del pasaje, según publica estos días la prensa local, hay quienes ahora duermen mejor, quienes se han hecho amigos entre sí y se consideran parte de una misma familia, quienes han decidido ser mejores personas y hasta quienes se han casado con su compañero de aventura aérea.

Y mientras, por lo que respecta a los gansos, las estadísticas apuntan a que siguen sufriendo las embestidas de los aviones, de forma que las colisiones en los tres grandes aeropuertos cercanos a Nueva York aumentaron cerca de un 10% en los siete primeros meses de 2009, pese a que el tráfico aéreo bajó 5,5%.

Así fueron los hechos

"Será genial ver a todo el mundo otra vez. Realmente será memorable volver a estar ahí fuera con todo los implicados, recordando lo bien que trabajó todo el mundo en equipo", dijo esta semana el piloto Chesley B. Sullenberger III, conocido como "Sully" y elevado a la categoría de héroe nacional desde entonces.

Hace un año, el mundo entero se sorprendía al ver las imágenes de un Airbus A320 -que operaba el vuelo 1549 de US Airways entre Nueva York y Charlotte (Carolina del Norte)- flotando sobre las gélidas aguas del Hudson y gran parte de sus 155 pasajeros esperando sobre las alas a ser rescatados por embarcaciones cercanas.

publicidad

Poco antes el piloto había protagonizado un impresionante acuatizaje sobre el río que separa las costas de Nueva York y Nueva Jersey, tras considerar que con los dos motores parados la aeronave no tenía impulso suficiente para llegar a la pista de aterrizaje de algún aeropuerto cercano.

Los motores habían dejado de funcionar después de que una bandada de gansos canadienses se cruzara con el avión minutos después de que éste despegara del aeropuerto neoyorquino de LaGuardia.

Algunas de las aves entraron en los motores del Airbus y los inutilizaron, por lo que, cinco minutos después de despegar, el piloto encaró el río Hudson desde el norte y lo convirtió por unos instantes en una pista de aterrizaje que permitió al aparato quedar posado sobre el agua a la altura del Midtown de Manhattan, para sorpresa de cientos de ciudadanos y turistas que presenciaron la escena.

Gran parte de los 155 supervivientes del que ha sido bautizado como "el milagro del Hudson" por la prensa estadounidense acudirán el viernes al lugar donde se posó el avión, aunque esta vez lo harán en barco.

Luego participarán en una gran cena para la que han recaudado unos 20,000 dólares, con los que pretenden agasajar a quienes colaboraron en el rescate.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad