publicidad

Pasajero ebrio atacó a taxista y consiguió el control del automóvil hasta chocar

Pasajero ebrio atacó a taxista y consiguió el control del automóvil hasta chocar

Un pasajero en estado de ebriedad en un taxi de Nueva  York se enzarzó en una disputa con el conductor, lo atacó y consiguió hacerse del control del automóvil hasta hacerlo chocar.

NUEVA YORK- Un pasajero que viajaba en estado de ebriedad en un taxi de Nueva  York se enzarzó en una disputa con el conductor del vehículo, lo atacó y consiguió hacerse con el control del automóvil hasta hacerlo chocar contra un poste de la luz en una céntrica plaza de Manhattan.

El agresor, Michael Findley, de 31 años, cuenta con un largo historial delictivo y había sido detenido ya en la Gran Manzana por varios altercados en quince ocasiones desde 2007, según detallan hoy varios medios locales en sus ediciones digitales.

El viaje en taxi comenzó de forma rutinaria en la madrugada del domingo, pero Findley y el taxista, Mohammed Latif, de 48 años, empezaron a discutir cuando el pasajero se dispuso a comer en el interior del taxi, algo que el conductor le había prohibido cuando se subió al vehículo.

Según detalla el Daily News, a Findley no le gustó que el taxista se quejara de que estaba ensuciando el taxi con el arroz que intentaba comerse durante el viaje, por lo que empezó a insultarlo y a golpear la separación entre los asientos posteriores y delanteros del vehículo.

Entonces, según detalla el taxista al diario, éste le dijo que bajara del taxi y que no pensaba cobrarle por el trayecto, pero cuando Findley se encontraba fuera, se acercó al conductor, lo golpeó en la cara, le obligó a salir del automóvil y se colocó ante el volante.

Tras hacerse con el control del vehículo, Findley condujo por una calle en dirección contraria, hasta que se estrelló contra un poste en Union Square, en el sur de Manhattan.

No es la primera vez que el agresor tiene problemas con un taxista, ya que fue arrestado en abril de 2008 por negarse a pagar a un conductor.

Además, ha sido detenido al menos 16 veces en los últimos cuatro años, según relata The New York Times, que detalla que esas detenciones están relacionadas con delitos de robo así como por entrar en el conocido Hotel Plaza sin autorización o dormir en un parque, entre otros.

El taxi sufrió graves desperfectos, según indica el rotativo, debido al accidente, mientras que Findley fue conducido para tratarle las heridas leves a un hospital neoyorquino, donde más tarde fue detenido de nuevo por hurto, imprudencia temeraria y por conducir bajo los efectos de sustancias.


publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad